Sociedad

La normativa europea i-size derogará la normativa ECE R44/04 de sillas infantiles en vehículos

agosto 22, 2019
Israel Guerra

author:

La normativa europea i-size derogará la normativa ECE R44/04 de sillas infantiles en vehículos

La seguridad de los niños en los vehículos siempre ha sido objeto de debate a nivel europeo. La legislación vigente durante años se ha mostrado insuficiente y por ello está entrando en vigor la última legislación europea al respecto, la conocida como la normativa i-size. De momento ambas legislaciones continúan en activo pero lo cierto es que se recomienda comprar sillas adaptadas según la nueva normativa, puesto que la antigua ECE R44/04 ha dejado de estar vigente desde la entrada del año 2019.

Ambas legislaciones están conviviendo todavía y se están vendiendo sillas que se adaptan a las dos legislaciones. La nueva legislación introduce novedades muy importantes siguiendo recomendaciones de los expertos en seguridad y por ello se espera que consiga mejores resultados en lo relativo a la seguridad de los menores durante la conducción de vehículos.

¿En qué se diferencian las leyes ECE R44/04 y la normativa i-size?

La normativa I-Size entró en vigor por primera vez en el año 2013 y desde entonces los fabricantes han ido adaptando las sillas infantiles a la nueva normativa. Esta nueva normativa se diferencia en múltiples aspectos de las características de la ley ECE R44/04, pero fundamentalmente en lo relativo a viajar a contramarcha. Con el objetivo de mejorar la seguridad infantil se ha aumentado el uso de la silla en sentido inverso a la marcha para niños con edades inferiores a los 15 meses.

Este nuevo procedimiento de homologación incluye análisis sobre el uso y por tanto no se trata de una denominación de índole comercial. Con la nueva legislación los fabricantes deben obtener la homologación para sus sillas y elementos de seguridad para niños a través de una prueba de impacto lateral adicional a las pruebas necesarias hasta el momento, lo que incrementa la seguridad y evita la presencia en el mercado de sillas que no hayan superado estas estrictas pruebas.

Otra diferencia muy importante es que los sistemas de seguridad infantiles ahora no se dividirán bajo categorías de peso sino que cada fabricante podrá decidir para que tamaños de niños resulta recomendable su sistema. Esto incrementa la precisión y la seguridad puesto que el tamaño del niño resulta más importante que la edad del mismo, ya que niños con una misma edad pueden tener tamaños diferentes. 

La importancia de viajar en contramarcha

Tal y como se puede encontrar en Race, colocar sillas a contramarcha es muy aconsejable en las sillas infantiles porque reduce hasta en un 90% las posibilidades de sufrir lesiones de gravedad en caso de accidente de tráfico. Esto es así porque cuando se produce un golpe, la fuerza del mismo se distribuye de mejor forma por el cuerpo del niño entre la cabeza, la espalda y el cuello, evitando la concentración en un único lugar, lo que podría provocar consecuencias mucho más graves.

Desde la entrada de 2019 los fabricantes ya no pueden fabricar sillas para niños bajo la antigua ley ECE R44/04 y todos los sistemas que lancen al mercado ya deben cumplir con la normativa ECE R-129, que es el nombre oficial de la normativa i-Size. El test al que obligan a los fabricantes para conseguir la homologación añade un plus de seguridad y junto con el nuevo sistema de clasificación por intervalos de altura y peso de los niños se conseguirá incrementar la seguridad de los menores de manera notable.

Retrasos en la derogación de la ley ECE R44/04

Desde que en el año 2013 entrara en vigor la nueva normativa europea ECE R-129 hasta finales de 2018 han sido 5 los años en los que han conviviendo ambas legislaciones. En la actualidad ya solo está vigor la nueva ley i-Size, aunque esto no quiere decir que las sillas sujetas a la anterior legislación no se puedan seguir utilizando, aunque ya no se podrán encontrar en el mercado.

Entre el colectivo de padres y madres con niños pequeños existía una gran confusión al comprobar que existían sillas con dos tipos de clasificación diferentes entre las que poder elegir. En la actualidad ya esto no ocurre y los padres encontrarán en el mercado sillas para niños mucho más seguras y con unas medidas máximas en los SRI que garantizan que los pequeños sufrirán el menor daño posible en caso de accidente de tráfico.

 

 

 

Comentarios