Sociedad

Interruptor diferencial: vigilante del hogar

septiembre 6, 2019

Interruptor diferencial: vigilante del hogar

La protección del hogar es siempre una prioridad ante situaciones de descargas eléctricas, y es que el uso de interruptores o disyuntores es ideal para manejar la corriente alterna de los circuitos eléctricos domiciliarios. Este elemento previene el contacto directo de la fase eléctrica viva con partes metálicas de los equipos y resguarda todo el circuito de la vivienda.

El equipo electromecánico opera como un amperímetro, desconectándose cuando detecta una corriente a tierra, a través de los conductores activos instalados. En vista de que en la actualidad todo funciona con electricidad, es crucial proteger los elementos de la casa con un diferencial.

¿Cómo funciona?

Los disyuntores eléctricos son elementos indispensables para la seguridad de instalaciones que operan con tensiones de 220V. Son los encargados de interrumpir el flujo de corriente si se produce una diferencia entre las corrientes entrante y saliente de un circuito monofásico. Cuándo esto ocurre, puede deberse por una fuga a tierra por mal aislamiento de un equipo, lo que representa un riesgo para quién deba manejarlo, o mucho peor, esa corriente puede estar yendo a tierra a través de un cuerpo humano.

El dispositivo compara la fase con el neutro y si detecta una diferencia de intensidad, que se puede configurar entre cierto rango en miliamperios, interrumpe inmediatamente el paso de la corriente. La protección del circuito, y obviamente de las personas que estén en contacto o manejando equipos, está garantizada. Los motivos porque salta el diferencial son principalmente: 

  1. Dispositivos con aislamientos en mal estado.
  2. Derivaciones a tierra en la instalación, con tan bajas como 10 mA a 300 mA.
  3. Agentes externos como: perturbaciones armónicas, fallos de neutro, picos de corriente o frecuencias elevadas.

Un claro ejemplo del punto 1 es cuando un electrodoméstico opera a cierta intensidad de corriente constante, esa corriente de entrada y salida por los conductores deben ser iguales. Si esto no es así significa que una parte puede estar derivando a tierra a través de partes metálicas del chasis o carcasa del electrodoméstico, con los consecuentes riesgos de electrocución.

En ese caso, el disyuntor interrumpe de forma inmediata el flujo de corriente para evitar una descarga eléctrica, en caso de que exista contacto humano con esas partes metálicas.

Parámetros de vigilancia eléctrica

El disyuntor incorpora un transformador solenoide para la fase y el neutro, que en condiciones normales, es decir ambas corrientes iguales, deja pasar el flujo eléctrico que alimenta todo el circuito de la vivienda.

Para que el disyuntor opere normalmente, se deben ajustar una serie de parámetros desde unos controles que tiene el dispositivo:

  • El diferencial puede saltar con el 50% de su sensibilidad.
  • Baja sensibilidad 300 mA ambientes industriales.
  • Media sensibilidad 30 mA uso habitual de hogar.
  • Alta sensibilidad 10 mA, hogar con niños.
  • Tiempo de respuesta debe relacionarse con la intensidad y la sensibilidad del diferencial. Para el uso doméstico el estándar es de 0,3 segundos mientras que a nivel industrial es de 0,04 segundos.

¿Qué hacer si salta el diferencial?

Como se mencionó, el dispositivo es activado por fugas de de corriente a tierra, algo que generalmente ocurre cuando un equipo eléctrico presenta algún fallo en el aislamiento de sus conductores internos. También sucede cuando un enchufe ha sufrido deterioro y su conductor de fase (conductor “vivo”) está tocando la caja o tubería metálica empotrada. Por tanto, es recomendable en el ámbito del hogar, para hacer mantenimientos preventivos con el fin de evitar accidentes y complicaciones mayores.

Una vez que el equipo técnico determina por qué salta el diferencial, se debe evaluar el cuadro eléctrico. En primer lugar se diagnostica el estado del interruptor general que es el encargado del corte global del suministro eléctrico. Este interruptor gobierna todos los demás circuitos derivados, incluyendo al disyuntor diferencial.

A continuación, se bajan los interruptores individuales de cada sección de circuito para iniciar el test. Con toda la instalación desenergizada, se van activando uno a uno los interruptores seccionales, con ciertos períodos de espera entre uno y otro, a la vez que se vigila el comportamiento del diferencial.

En determinado momento, al activar alguno de los circuitos se produce el salto del diferencial, lo que indicará que es esa sección de instalación la que tiene la avería. Se deben desconectar todos los equipos enchufados y luces dependientes de esa sección e ir conectándolos hasta encontrar lo que produce la fuga que activa el diferencial.  Puede presentarse por mal funcionamiento, sobrecalentamiento, o fallo en los materiales aislantes.

La falta de aislamiento de los electrodomésticos es el mayor causante de este problema y puede proceder de conductores, del interruptor u otro componente interno del equipo.

Comentarios