Sociedad

Moda sostenible con pieles

03/12/2019

Moda sostenible con pieles

La compra impulsiva va quedando relegada en los últimos tiempos y cada vez más el consumidor medita su compra y piensa en prendas que pueda utilizar durante años, lo que se ha denominado como Slow Fashion, prendas hechas en fábricas o incluso talleres pequeños evitando la fabricación masiva y rozando la artesanía y materiales de extensa durabilidad con responsabilidad social. 

 

Esta nueva tendencia de consumo nos llevan a pensar que el Fast Fashion o la moda de usar y tirar tiene los días contados, puesto que cada vez más el consumidor se preocupa no solo del diseño de la prenda, o que le siente bien, sino que también lee las etiquetas buscando la composición y cuidados, para saber si su nueva adquisición es respetuosa con el medio ambiente o no, o bien averiguando si esa prenda tiene un bajo impacto en él, así como hacerse una idea del tiempo que le va a durar en el armario y no tendrá que renovarla. 

 

La piel, un material de larga duración

La piel, sin lugar a dudas es un material de muy larga duración, por lo contrario, las pieles sintéticas, que además en su mayoría están creadas con fibras que provienen del petróleo y derivados igual de nocivos, tienen un grave impacto medioambiental en el planeta, siendo fabricadas de forma masiva y que siguen impulsando el consumo compulsivo y rápido. 

 

El grave impacto de determinados materiales en el medioambiente

Existen materiales respetuosos como el algodón, el lino, la lana, la piel y el cuero que se utilizan menos sobre todo por motivos e intereses económicos, prefiriendo el uso de materia prima proveniente del petróleo que tan grave impacto tienen en nuestro planeta y siendo, sobre todo las grandes cadenas de moda las que más uso hacen de ellas.

 

Hay estudios que están demostrando que muchas de las partículas que podemos encontrar en océanos o incluso adheridas a la fauna y flora marina provienen del lavado de prendas sintéticas siendo unos de los causantes de la contaminación oceánica y afectando al ecosistema marino.

 

Material sostenible y respetuoso

 

La piel por el contrario, es un material natural, y biodegradable, además de los más duraderos ya que las prendas hechas en ese material pueden llegar a durarnos 100 años si les ofrecemos los cuidados indicados, puesto que si nos cansamos del patrón podemos recurrir a un profesional del sector para que la transforme el patrón y lo actualice, estrenando una nueva prenda sin necesidad de hacer una compra de nuevo. 

Piedad De Diego, fusión de la sostenibilidad y diseño en piel

Una firma Made in Spain que se preocupa por la sostenibilidad a la hora de elaborar sus prendas y colecciones es Piedad De Diego.  Con una carrera de más de 30 años en el mundo de la peletería y siendo una de las pioneras en abogar por la sostenibilidad que estas prendas ofrecen, sus clientas pueden adquirir bien vía online o en su boutique de la calle Lagasca de Madrid y serán atendidas y asesoradas de manera personalizada para ayudarlas en la elección de una prenda tan especial. 

 

Piedad De Diego, selecciona siempre las mejores pieles, mezcla las últimas tendencias junto a su creatividad y savoir faire en el mundo de la piel como especialista del sector, dando como resultado piezas artesanales y cuidadas al detalle con acabados perfectos.

 

Entre sus creaciones, podremos adquirir abrigos de tendencia juvenil, como son sus chaquetones con capucha combinados con cuero, o sus diseños de inspiración geométrica en combinaciones bicolor como blanco y negro o gris y rosa palo e incluso cortes de sport chic, tan a la última, para diseños de chaqueta de visón de corte oversize en los que se mezcla el material clásico en combinaciones dispares y patrones novedosos. 

 

La diseñadora ofrece abrigos de piel de diseños muy innovadores y colores a la última, lejos de la imagen anticuada que podamos tener sobre las prendas en piel, Piedad De Diego pone a nuestro alcance abrigos de piel modernos, en una gama cromática que va de los colores clásicos y atemporales como el negro, el marrón o el beige hasta tonos tan elegantes y actuales como el marino, el rojizo o el violeta entre otros.

 

Una prenda que será un total acierto adquirir es un abrigo de visón en colores naturales con los que podemos jugar con patrones distintos que reinventarán esa prenda tan clásica e imprescindible. 

 

Aboguemos por la moda sostenible de la mano de los materiales naturales con los que vestirnos pudiendo ir a la última cada año con una prenda que permanecerá  en nuestro armario impoluta con el paso del tiempo y los cuidados apropiados y sobre todo, sabiendo que con esa prenda estamos ayudando a crear un planeta mejor vistiendo con materiales con un bajo impacto medioambiental. También tiene su propio taller para hacer todo tipo de arreglos y reformas en prendas desfasadas.