Sociedad

Consejos para cortarte el pelo en casa y que parezca profesional

08/01/2020

Consejos para cortarte el pelo en casa y que parezca profesional

Has decidido que vas a ahorrar en peluquería y que, a partir de ahora, vas a cortarte el pelo en casa. Puede que te parezca algo sumamente complicado, de hecho, las primeras veces te costará horrores; pero debes saber que, si sigues las pautas adecuadas, acabarás consiguiendo unos resultados profesionales.

 

Antes de que acudas a internet en busca de las mejores recortadoras, como las que hay en la web de www.mejorescortapelos.com, pisa el pedal de freno, toma asiento y prepárate para leer. Vamos a darte una serie de consejos fundamentales para cortarte el pelo en casa y que parezca algo totalmente profesional.

 

Unas indicaciones que parecen nimias, pero que van a marcar mucho la diferencia la primera vez que te pongas a cortarte el pelo. De hecho, con el paso del tiempo las harás de forma prácticamente involuntaria y acabarás consiguiendo unos acabados que parecerán propios de las mejores peluquerías.

 

Consejos para tener un corte de pelo profesional en casa

 

Si quieres dejar de ir a la peluquería y, aun así, tienes la intención de conseguir resultados profesionales con cada corte de pelo, entonces es fundamental que eches un vistazo a los consejos que te vamos a dar. No son pautas difíciles, aunque vas a tener que poner muchísimo de tu parte, porque te va a costar hacerte a las recortadoras y las tijeras hasta conseguir resultados verdaderamente buenos.

 

Pero con práctica, con paciencia y con muchas ganas, acabarás consiguiendo lo que deseas. De momento, empieza por tomar nota de estos consejos que te vamos a dar a continuación:

 

Compra una buena máquina y unas tijeras profesionales

 

Un peluquero que sea realmente bueno no va a utilizar unas herramientas de dudosa calidad. Por lo tanto, si quieres un resultado que parezca profesional, vas a necesitar herramientas que, puede que no estén al mismo nivel, pero sí al menos se acercan a este.

 

Si quieres, en esta comparativa con los mejores modelos encontrarás una buena ristra de máquinas de recortar que son muy buenas, de hecho algunas las usan incluso profesionales reconocidos. Además de eso, asegúrate de mirar también unas buenas tijeras en alguna tienda especializada. Las reconocerás por su punta redonda e incluso por el sonido que hacen al usarlas. Asimismo, tener un buen peine fino también ayuda.

 

Humedece antes de cortar

 

Un pelo seco siempre es más difícil de cortar que uno humedecido. Por eso, es buena idea que, antes de ponerte manos a la obra, te laves la cabeza y el pelo al completo. Después, seca pero no del todo. Así, cuando esté húmedo, podrás usar tanto la tijera como la recortadora y conseguir mejores resultados con menos esfuerzo.

 

También puedes comprar un pulverizador y usarlo para rociarte agua por la cabeza antes del corte. De hecho, puedes usarlo incluso mientras lo estás realizando. De esta forma, vas humedeciendo a medida que cortas.

 

Evita los cortes bruscos

 

Ni se te ocurre coger un gran mechón de pelo y pasarlo por la tijera sin antes comprobarlo bien. Evita siempre que puedas hacer cortes demasiado bruscos, porque así lo único que va a conseguir es un trasquilón que va a ser de todo menos profesional. Controla bien la altura del corte con la mano y ve haciendo los cortes de forma gradual para no caer en este error.

 

En caso de que te pases, intenta igualar con una máquina recortadora cambiando de números para ir de más a menos hasta compensar un poco la zona. Aunque no es una solución efectiva en todos los casos, sobre todo si el corte brusco se hace en una gran melena, puede salvarte de algún apuro.

 

Si tienes el pelo largo, inclina la cabeza hacia abajo

 

En el caso de tener una gran melena, o el pelo ligeramente largo, lo peor que puedes hacer es ponerte frente al espejo con la cabeza recta e intentar cortar, básicamente porque no podrás llegar a todas las zonas y lo tendrás muy difícil para igualar las diferentes partes.

 

Nuestro consejo para conseguir algo más profesional es que inclines la cabeza hacia delante y hacia abajo. Un gesto muy sencillo, pero que consigue hacer que llegues mejor a todas las zonas con tu corte y te equivoques mucho menos. Te será difícil al principio, pero con la práctica verás cómo mejoras.

 

Toma nota de todo, y recuerda siempre proceder con el recorte en habitaciones con buena luz natural, o con buenos focos en un espejo para poder revisar bien todo el corte. Asimismo, no olvides nunca que debes tener el instrumental limpio para no tener problemas de tirones ni nada por el estilo, algo que sucede mucho con las recortadoras si no se cuidan.

 

Ahora, es el momento de que empieces a ponerte manos a la obra y, sobre todo, que empieces con cortes sencillos. No te lances a por lo más complicado desde el primer momento, porque entonces te va a ser mucho más difícil conseguir algo realmente profesional.