Sociedad

Préstamos online: por qué los créditos sin papeleo son cada vez más populares

11/02/2020

Préstamos online: por qué los créditos sin papeleo son cada vez más populares

Cada vez más entidades financieras ofrecen préstamos a través de Internet a los que puede accederse por medio de un proceso de solicitud rápido, sencillo y sin papeles. Estas son las características y los requisitos más comunes de las empresas en las que puedes confiar a la hora de resolver una urgencia económica.

 

Hasta hace algunos años, solicitar un préstamo personal era un privilegio para pocos. En el arduo proceso de aprobación, podían pasarse los días y las semanas y contar con la liquidez solicitada era el resultado de una espera estresante e infinitos procesos burocráticos.

 

Afortunadamente, los bancos y otras entidades financieras han facilitado y acotado los procesos para brindar préstamos personales de una forma mucho más rápida y sencilla. De esta forma, enfrentar una urgencia económica o un gasto imprevisto, ya no es un problema. 

 

La aceptación de la sociedad es cada vez mayor, crecen los beneficiarios y, como consecuencia, las firmas que ofrecen este tipo de servicios, han mejorado las condiciones, al punto de brindar mini créditos con 0% de interés, aunque estos casos son excepcionales y solamente son ofrecidos a nuevos clientes que piden por primera vez un préstamo personal por Internet, de forma que puedan probar los servicios sin pagar nada por ello.

 

Para conseguir dinero rápido, existen diferentes opciones. Para créditos de hasta 10.000 euros, es posible elegir entre varias firmas que entregan el dinero en 24 horas sin aval y completando el 100% del trámite en forma online. Para cifras menores, es posible solicitar un crédito rápido o mini crédito, en solo 10 minutos, cumpliendo unos requisitos muy básicos y sin realizar papeleo ni enviar documentación alguna.

 

Préstamos online paso a paso

El procedimiento para solicitar un crédito rápido varía en función del monto solicitado y las características de devolución. Pero en todos los casos, los préstamos online se caracterizan por la inmediatez de respuesta, la simplicidad del proceso y el reducido tiempo de espera para recibir el dinero en la cuenta personal. 

 

Es importante destacar que todos los pasos se completan de forma online y sin necesidad de papeleos, siendo necesario simplemente disponer de un equipo conectado a Internet, bien sea un ordenador, un teléfono móvil o una tablet. 

 

  • El primer paso es seleccionar la entidad financiera que más se adapta a las necesidades personales, de acuerdo a la cantidad requerida, el plazo de devolución y los requisitos exigidos.

 

  • Luego, se completa un formulario donde debe indicarse la cantidad de dinero necesaria, el plazo de devolución deseado y la información de contacto, además de algunos datos personales y bancarios. 

 

  • Dado que estas empresas utilizan herramientas online para analizar y verificar la información recibida, la respuesta no tardará en llegar. En muchos casos, en menos de 10 minutos puede tenerse el dinero solicitado en la cuenta. Si por alguna razón la solicitud fuera denegada, también se comunicará inmediatamente dicha respuesta para que el usuario pueda analizar otras opciones o volver a enviar alguna información que estaba incorrecta.

 

Cuando se trata de préstamos rápidos, los requisitos son muy flexibles y es posible conseguirlos aun estando en listados de morosos (como ASNEF o RAI) o sin contar con nómina, pensión, ni aval.

 

Para agilizar la solicitud, es importante verificar toda la información enviada para minimizar el margen de error. A veces, pequeñas omisiones o números incorrectos, pueden demorar el procedimiento y ocasionar una espera indeseada. También hay que destacar que los pequeños errores al rellenar el formulario de solicitud son el mayor motivo por el que las solicitudes son denegadas.

 

Elegir un préstamo a medida

Dado que las solicitudes están creciendo, las ofertas también. En el 2020, se espera que el sector de las soluciones financieras rápidas a través de internet continúe el crecimiento que experimentó en el 2019, con una significativa popularidad. Cada vez son más los bancos y entidades financieras que se esfuerzan por mejorar las condiciones y simplificar el proceso de sus préstamos online. 

 

Para elegir la mejor opción entre las diferentes propuestas del mercado, hay que tener claro cuál es el monto que vamos a solicitar, el tiempo en el que podemos devolverlo e informarse a través de algún sitio especializado o comparador online. Esto es importante a la hora de conseguir un préstamo fiable y seguro, ya que los comparadores de préstamos online solamente ofrecen información sobre préstamos de confianza.

 

Cuando hablamos de mini créditos o cifras que no superen los 1000 euros, existen condiciones inmejorables. Es posible acceder a préstamos de 300 o 700 euros sin pagar comisiones ni intereses, es decir, lo que se denomina un “préstamo gratis”. Este tipo de ofertas, que siempre requieren ciertas condiciones como ser la primera vez que se solicita un crédito o devolverlo en un plazo muy acotado de tiempo, resultan muy tentadoras para quienes deben solucionar una contingencia financiera pero no desean involucrase en una deuda mayor. Los tiempos de respuesta, en estos casos, oscilan aproximadamente entre 10 y 15 minutos aunque hay que tener en cuenta que el dinero es enviado a través de transferencia bancaria, por lo que el dinero puede no estar en la cuenta corriente destino hasta el siguiente día hábil.

 

Para préstamos que superen los 1000 euros, las condiciones son muy convenientes también. Aunque en estos casos suelen solicitarse ingresos mensuales o algún tipo de aval, se pueden devolver cifras de hasta 50.000 euros en cómodos plazos y con intereses muy competitivos. El proceso de resolución puede llegar como máximo a 48 horas, aunque lo más frecuente es recibir una respuesta el mismo día de la solicitud. Elegir las cuotas cuidadosamente es muy importante a la hora de poder devolver el dinero sin tener que pasar apuros económicos, además de no pagar intereses de más en el caso de elegir más cuotas de las necesarias.

 

En definitiva, se trata de encontrar un préstamo online a medida, donde el monto, el plazo y las condiciones se ajusten a nuestros requerimientos. Al realizar todo el proceso de forma online es más sencillo analizar cada uno de los préstamos y elegir el más adecuado para cada situación.