Sociedad

Luis Pichó: cómo las fake news han intentado dañar su reputación

27/02/2020

Luis Pichó: cómo las fake news han intentado dañar su reputación

De exitoso y afamado empresario a verse en la terrible situación de perderlo todo. Ésta es la historia de Luis Pichó Querchfeld, quien recientemente ha sido víctima de una campaña mediática por parte de profesionales del sector, dirigida contra su persona y empresa, con el objetivo de denigrar su reputación y profesionalidad. 

¿Quién es Luis Pichó Querchfeld?

Nacido en la ciudad de Valencia, pero catalán de corazón, tiene una larga historia profesional que acompaña a su nombre. Fue un importante empresario del área de la automoción, más que nada, dedicado a la comercialización y distribución de automóviles de alta gama.

Pichó, de la mano con Porsche, pudo construir durante cuatro años una etapa de éxito profesional y experiencia que le valieron para fundar su propia compañía tiempo después, LP Motor, con la que asentó los pilares de su trabajo individual en el sector.  

Con el paso de los años, Luis Pichó fue dando pasos firmes, surgiendo entre los profesionales de su área, y poco a poco, comenzando a ser más reconocido y recomendado. Sus clientes pueden avalar la calidad y profesionalidad de su trabajo, además de la confianza y seguridad que transmitía. Sin embargo, todo daría un giro brusco dramático.

La campaña mediática de noticias falsas

Hacia finales del año 2017, debido a una enfermedad, el empresario se vio forzado a cerrar y liquidar su compañía. Luego, Mercedez-Benz AutoBeltrán contrató sus servicios como director comercial, sin embargo, no tuvo la adaptación que esperaba, por lo que decidió recuperar nuevamente su antigua compañía LP Motor.

Luis Pichó se vio envuelto en una frustrante situación al no poder rescatar su compañía, pero todo se agravaría cuando empezó a verse rápidamente acorralado por una fuerte campaña mediática apoyada en noticias falsas en medios nacionales, liderada por algunos miembros del sector y algún que otro competidor directo.  

La capacidad de difusión de los medios escogidos era enorme, tanto en Barcelona como en el resto del país, distribuyéndose de forma tal que muchas personas, desconociendo la verdad que se escondía detrás, tomaron la información dada contra su imagen como verídica.

El objetivo era claro, desinformar tergiversando y acabar completamente con su reconocida profesionalidad, honestidad, y sobre todo, con su reputación en el sector y en la opinión pública en general. 

La muy malintencionada campaña no solo habría hundido su nombre, sino que además, logró condenar a Pichó a un concurso de acreedores. 

Resurgir recuperando lo perdido por las fake news

Ahora que la campaña llena de noticias falsas ha salido a la luz, la única opción que le queda a Pichó es intentar darle un lavado a su nombre, explicando la verdad absoluta detrás de los hechos, para así recuperar la confianza perdida a expensas de dicha campaña mediática.

Luis afirma que no le guarda rencor a nadie, sin embargo, sufre lo que califica como una “condena profesional”, lo que le ha impedido desarrollarse de forma individual en el sector que más le apasiona.

Esta “condena profesional” la evidenció tras volver a España, después de haber trabajado una vez más para Porsche, pero esta vez, fuera de las fronteras de su país materno, específicamente en la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos.  

Después de haber cumplido con todas sus obligaciones contraídas por sus clientes y proveedores, su meta es abrirse paso nuevamente en el mundo de la automoción, señalando que se niega a pensar que por un error de su parte en determinados hechos del pasado, no vaya a existir una segunda oportunidad.

Está claro que las notas de prensa fundamentadas en fake news han dado un duro golpe a su imagen, convirtiéndose en un peso con el que debe cargar cada día, sin embargo, también le ha enseñado a aprender de cada éxito y cada fracaso, lo que le da más fuerzas para cumplir con su objetivo de volver a alcanzar el éxito que le fue vilmente arrebatado.