Viajes

Guía para viajar con mascotas

14/04/2020

Guía para viajar con mascotas

Lo primero que debemos mencionar al referirnos sobre viajar con mascotas es que puede ser una tarea estresante, tanta para ti como para tu compañero peludo. Por eso siempre sugerimos que viajes con él, solo cuando sea necesario.

 

Claro está que hay excepciones y algunos animales disfrutan en plenitud de la experiencia y son excelentes compañeros de viaje. Así como los humanos, ellos son únicos, y se adaptan al mundo de maneras diferentes.

En Zeebuu, portal especializado en el cuidado sobre las mascotas, nos explican todo lo que debemos saber para preparar un viaje con tu mejor amigo. Esta guía que plasmamos a continuación es cortesía de este grupo de profesionales y amantes de los animales. 

Antes de emprender la aventura

El factor más importante antes de decidir viajar con tu amigo, es asegurarte de que se encuentre en las mejores condiciones. La edad, alguna enfermedad, lesión o mal carácter son, por lo general, los primeros impedimentos para que viajen. Consultar con el veterinario será lo ideal para que puedas contar con una opinión experta y así tomar una decisión definitiva. 

La identificación de tu mascota

Debes comprar una etiqueta de identificación para el collar de tu perro o gato donde se muestre la dirección de tu casa o un número telefónico. Para ser más específicos y ubicarnos en el contexto del viaje, lo ideal es que se trate de una etiqueta temporal con la dirección del hotel donde tienes planificado alojarte y el número de teléfono de éste.

El microchip es un requisito obligatorio para la circulación de mascotas en España. Y es que se trata de la forma más segura de identificación. Es lo más útil en caso de que tu animal no se sienta muy a gusto con collares. 

Documentos fundamentales

Algunos tips que son de utilidad: 

  • Toma fotografías del historial médico de tu mascota y guarda las mismas en tu móvil. En caso de una emergencia médica esta información puede ser esencial.
  • Algunos destinos de viaje exigen documentación específica como por ejemplo: certificación de salud expedida por un veterinario, pruebas de vacunas contra la rabia, e incluso, un pasaporte para mascotas de la Unión Europea será fundamental. 

Los accesorios

El mercado actual está lleno de propuestas originales y divertidas para mascotas, puedes encontrar más información aqui. Jaulas de viaje y de transporte bien ventiladas son sumamente necesarias para estos casos. Se recomienda que el animal pruebe la jaula antes de partir de viaje para verificar que se sienta cómodo. 

Tipos de viaje

Si viajas en avión, tren o coche, la mejor idea es calmar al animal o cansarlo antes de salir. He aquí unos simples trucos:

  • Juega enérgicamente con él antes de partir o llévalo a hacer una larga caminata.
  • Asegúrate de tener la jaula bien acondicionada y acolchada con algún objeto cuyo olor le sea familiar, ya que esto puede relajarlo y eliminar angustias.
  • Algunos veterinarios suelen recetar ciertos calmantes, especiales para estos momentos, pero siempre debes consultar previamente antes de suministrarle alguno a tu amigo de cuatro patas. 

Viaje en coche

Si viajan en coche, debes darle tiempo al animal para que se familiarice con el ambiente, mucho más si no está acostumbrado a acompañarte en tus rutinas diarias sobre traslados por la ciudad donde vivas. 

Al igual que los humanos, las mascotas deben viajar aseguradas en el asiento. Es una buena idea invertir en un asiento de coches para mascotas o en una caja de viaje que tenga la opción de ser ajustada con el cinturón de seguridad del vehículo. 

Como norma de seguridad, y si eres tú quien conduce, por mucho que te apetezca no dejes que tu mascota se siente en tu regazo y tampoco es conveniente que deambule con libertad en el interior del coche. 

Darle una comida ligera será conveniente para evitar algunos accidentes desagradables. 

Los viajes en avión

Dependerá del tamaño de tu amigo si el viaje puede hacerlo en cabina o en la zona de carga. Este último es el menos recomendable pero a veces es inevitable. Aquellos que pesen menos de 12 kilos pueden viajar en cabina con un adulto, pero ten en cuenta que se permite un número limitado de animales en cada vuelo. 

Lo mejor es viajar entre semana, cuando los vuelos son menos concurridos, y además, puedes evitar hacerlo en vacaciones o en temporada alta. Otro consejo es tomar vuelos directos, sin escalas, siempre que sea posible.