Sociedad

Cuatro ventajas de incluir la tecnología en los hogares

15/04/2020
Israel Guerra

author:

Cuatro ventajas de incluir la tecnología en los hogares

La domótica es toda la red o el conjunto de técnicas que tienen por objetivo automatizar viviendas e integrar la tecnología en los hogares. La finalidad de esta disciplina es gestionar de manera más eficiente todo el consumo de recursos en el hogar y mejorar la habitabilidad de las familias.

Los hogares domóticos son hogares inteligentes, donde toda la red tecnológica, o al menos una parte de ella, está controlada o gestionada de manera centralizada. De este modo, las diferentes estancias del hogar se comportan como espacios inteligentes y autosuficientes capaces de asumir tareas que han sido previamente diseñadas u ordenadas por algún miembro del hogar o se cumplen determinadas variables.

La domótica ofrece ventajas y desventajas, aunque en esta ocasión nos vamos a centrar en los aspectos positivos, pues los inconvenientes se centran sobre todo en el coste elevado de estos hogares, que puede ser amortizado en el tiempo; y en la ralentización de ciertas funciones, que pueden ser reparadas deshabilitando algunas tareas.

Mayor accesibilidad

Las casas domóticas son, generalmente, más accesibles. Esto se hace más relevante en viviendas en las que habitan personas con algún tipo de discapacidad o con movilidad reducida. A través de soluciones domóticas se pueden ejecutar tareas como subir y bajar persianas, controlar la temperatura del aire acondicionado, encender y apagar electrodomésticos o, por ejemplo, mejorar la seguridad ya que existen sensores que alertan sobre caídas y avisan de manera inmediata a familiares o centros de salud para solicitar ayuda de manera sencilla.

La automatización del hogar permite que los habitantes de la vivienda puedan habilitar esas tareas estableciendo un horario o determinando que algunos parámetros sean los que sirvan para activar algunas funciones, como el encendido de luces, la puesta en marcha del aire acondicionado cuando se alcanza una temperatura concreta, etc.

Esta mayor accesibilidad se hace presente también sin necesidad de vivir en una vivienda domótica, pues las innovaciones tecnológicas para el hogar también se pueden conseguir a través de electrodomésticos inteligentes, como por ejemplo los robots de limpieza doméstica.

Un hogar más seguro

En el conjunto de aplicaciones domóticas que más utilidad ofrecen aparece también la seguridad. Las casas inteligentes incorporan sistemas avanzados con cámaras y sensores de movimiento que, en caso de detectar alguna presencia extraña, ponen en alerta al propietario y a la empresa de seguridad, que avisará a las fuerzas de seguridad en caso de ser necesario.

La domótica no es más que integrar las soluciones tecnológicas en el hogar. Se habla de de domótica porque hace referencia a la capacidad de centralizar con equipos informáticos toda esta información y todas las aplicaciones.

Hogares más eficientes

Las casas inteligentes, y también aquellas que no lo son pero en las que se apuesta por soluciones tecnológicas, son más eficientes desde un punto de vista energético. Los sistemas de iluminación domóticos se denominan así porque pueden controlarse automáticamente para su encendido y apagado mediante detectores de presencia o cantidad de luz recibida.

Asimismo, con los sistemas de climatización sucede algo parecido, pueden programarse en función de las necesidades y la comodidad de los usuarios de la vivienda. Todo esto tiene como resultado un consumo más racional de recursos energéticos y por tanto un menor gasto económico.

La domótica es, como estamos viendo, la aplicación de soluciones tecnológicas en el hogar para hacer más habitable la vivienda. Esto se puede conseguir automatizando y centralizando todas estas tareas o también mediante soluciones tecnológicas que no alcancen el nivel para ser consideradas aplicaciones domóticas pero sí echen mano de la tecnología.

Ganar en comodidad

La comodidad es la razón principal para interesarse por las cuestiones domóticas. Todos estos sistemas ofrecen a los usuarios acceso remoto a los sistemas y equipos que forman parte de las instalaciones: refrigeración, ventilación, música, dispositivos multimedia, intercomunicadores, cocina, limpieza…

En ese sentido, los hogares domóticos o las viviendas en las que se incorporan aplicaciones tecnológicas diseñadas para ganar en comodidad son mucho más interesantes que otras que no lo hacen. La domótica ofrece un uso sencillo y su oferta está en continuo crecimiento. Las apps domóticas son cada vez más numerosas y fáciles de utilizar, permiten tener un control unificado de diferentes aspectos el hogar desde un dispositivo móvil o el ordenador, y a esto suman que son personalizables y adaptables para ser usadas por muchos usuarios.