Sociedad

Consejos para el trabajo de fin de grado

07/05/2020
Israel Guerra

author:

Consejos para el trabajo de fin de grado

El TFG es el trabajo de fin de grado al que deben enfrentarse los estudiantes para demostrar lo que han aprendido en sus años de universidad. De este trabajo depende que obtengan o no el título universitario, por lo que es mucho lo que se juegan y todos los consejos son bienvenidos

El miedo a la hoja en blanco acompaña a los estudiantes prácticamente durante toda su vida escolar, pero este se multiplica por mil en el último curso de la universidad cuando deberán enfrentarse al TFG (Trabajo de Fin de Grado).  Es el momento en el que deben demostrar todo lo aprendido en 4 años en apenas 30 páginas.

Los temores y las preguntan surgen por doquier cuando se acerca una de las fechas más importantes para los estudiantes universitarios: sobre qué tema va a tratar, por dónde empiezo, cuánto tiempo me llevará, cómo me aseguro de que no estoy cometiendo plagio, entre otras muchas. Para solucionar algunas de estas cuestiones se van a ofrecer algunos consejos en este artículo con los que se facilitará la obtención del título académico

1.      Elegir bien el tema

Es importante elegir el tema en función de los intereses del estudiante.  La elaboración de TFG ocupará mucho tiempo, así que más vale elegir un tema que motive para que no se haga demasiado cuesta arriba y se convierta en un verdadero suplicio sacar el trabajo adelante.

2.      Establecer una buena relación con el tutor

Es fundamental crear una buena relación de confianza y honesta con la persona encargada de la tutela del trabajo. Hay que considerar que esa persona tendrá una agenda apretada, llevará varios TFG de otros estudiantes, hay que esperar su guía y orientación, pero desde luego es un trabajo que el estudiante debe realizar por él mismo.

3.      Investigar y recopilar información

Una vez elegido el tema y cuando se tenga el tutor asignado, llega el momento de ponerse manos a la obra. Hay que hacer un arduo trabajo de investigación si se quiere realizar un buen TFG. Se deben consultar diversas fuentes, leer libros, manuales sobre el tema… para poder sacar conclusiones y que el resultado del trabajo sea original que otorgue una puntuación positiva.

4.      Organizar los tiempos y la información

El TFG necesita bastantes horas de dedicación por parte del estudiante. Es importante tener en cuenta los tiempos de los que se disponen para entregarlo y hacer un calendario para cumplir los plazos.

En cuanto al contenido, hay que estar preparado para la cantidad de información y datos con los que se van a trabajar, ya que van a ser considerables. En este sentido, para la elaboración del proyecto, previamente habrá que realizar esquemas y seleccionar lo que se quiere reflejar en el trabajo.

Es importante ser muy organizado para que a la hora de redactar no se quede ningún punto importante en el tintero. Hay que elegir acertadamente aquellas fuentes que siguen la línea que se quiere reflejar y desechar los que no encajen.

5.      Redactar bien es un imperativo, al igual que cuidar la presentación

Todo el trabajo de investigación se puede ir al traste por una mala redacción. El texto el TFG debe ser comprensible e ir al grano, tener una estructura clara y fijada en las propias pautas del proyecto: introducción, estado de la cuestión, …

Uno de los errores más frecuentes que cometen los estudiantes y se encuentran en estos proyectos es completarlo con páginas de divagación, sin una estructura clara y con ideas incompletas que no llevan a ninguna parte. Ocupar espacio sin sentido para llegar al mínimo estipulado solo conseguirá que se obtenga una mala calificación.

En cuanto a la presentación, sería una lástima tirar todo el trabajo por la boda por no seguir las pautas marcadas por la propia universidad. Un trabajo impecable, pero en un formato erróneo, es más que probable que cueste otra convocatoria para presentarlo tal y como se exige.

6.      Ojo a las conclusiones

Es la parte esencial de todo TFG, las conclusiones que el estudiante ha sido capaz de extraer después de su proceso de investigación, así que deben ser claras y precisas y estar bien razonadas.

El proyecto comenzará con el planteamiento de diferentes hipótesis que se irán confirmando o no. Al final del trabajo, se deben recoger las conclusiones, al igual que un resumen de la dinámica de elaboración del TFG.

Una vez que el tutor de el visto bueno al trabajo, no hay que olvidar tramitar la documentación necesaria para tener derecho a defender el TFG.

7.      Defender el trabajo con uñas y dientes

Llega el momento de la verdad, se ha investigado, se ha trabajado duro, se ha redactado correctamente, pero nada de esto es suficiente. Queda una parte esencial, el gran día, el día de la defensa.

Habitualmente, el estudiante procederá a exponer en qué ha consistido la investigación y las conclusiones que ha sacado. Posteriormente, el tribunal planteará algunas preguntas antes de deliberar.

Cuida la presentación, en este caso no solo las palabras, sino también la imagen, gestos y movimientos, todo habla en ese momento y todo influirá en la decisión final. La presentación debe ser dinámica, pero formal, no es poco lo que está en juego, pero es fundamental demostrar seguridad, nada de titubeos.