Cultura

La mitología es un importante legado cultural de las sociedades antiguas

08/09/2020

La mitología es un importante legado cultural de las sociedades antiguas

Hoy en día es posible conocer todo sobre las tradiciones y creencias de los antiguos seres humanos gracias a los mitos que han sobrevivido el paso del tiempo. La mitología egipcia y la nórdica, relatan historias que representan un importante legado cultural, mostrando su religión y su manera de comprender el mundo.

Desde el origen de la sociedad, los seres humanos tuvieron la necesidad de buscar explicaciones a los fenómenos que los rodean. Hoy en día tenemos la ciencia y la tecnología, necesarias para tener un conocimiento más preciso; en la antigüedad esto no era posible y por esa razón se creaban los mitos. 

Los mitos explicaban eventos como la creación del mundo, las lluvias o los truenos, de una manera sobrenatural, con seres místicos y deidades omnipotentes. Aunque la ciencia haya destronado a estas narraciones como explicaciones verídicas, éstas siguen representando un importante legado cultural de las sociedades antiguas, pues mediante ellas puede conocerse un poco más sobre el modo de vida de estas civilizaciones.

Los mitos funcionan como una representación de las tradiciones, las costumbres y las maneras de comprender el mundo que tenían los antiguos seres humanos. Son pedazos de historia que vale la pena conocer, pues permiten apreciar de una manera más íntima, la historia de nuestros antepasados, para así conectar con ellos.

Y no sólo eso, sino que también han servido de inspiración para numerosos artistas y escritores. Es grandísima la cantidad de películas y libros de ficción que han tenido de influencia estas antiguas leyendas, pues tienen profundos simbolismos y universos ficticios que nada tienen que envidiar a las historias de hoy en día.

Es por esto que existen muchos sitios web con artículos sobre mitología para el disfrute de todos. Ya sea que se quiera aprender sobre historia, para encontrar inspiración como artista o simplemente para disfrutar de una buena lectura, por lo que conocer todos estos mitos puede ser una actividad ideal.

 

La mitología egipcia perduró durante 3.000 años

La religión del antiguo Egipto se caracteriza por ser una de las más duraderas, ya que perduró durante más de tres mil años, por esta razón, su mitología terminó siendo una de las más conocidas e influyentes en la cultura popular hoy en día.

Los dioses egipcios fueron representados con cuerpos humanos y cabezas de animales, lo cual denotaba su condición como deidad y los separaba de los simples mortales. Cada uno de los dioses representaba un aspecto de la naturaleza, así como fenómenos más abstractos, como la fertilidad o la vida después de la muerte.

Debido a la larga duración que tuvieron estas creencias entre la población egipcia, es imposible resumirlas todas, sin embargo, ciertos dioses destacan de los demás por su gran importancia dentro de esta mitología.

Entre éstos, el más influyente y adorado por los egipcios fue Amón, de hecho fue considerado como el dios de los dioses, padre de los faraones. También llamado “El Oculto”, se fusionó con el dios Ra, creador del sol y del mundo, para así convertirse en Amun-Ra (Amón).

Amun-Ra formó la Triada Tebana, junto a su esposa Mut y su hijo Khonsu. La primera era considerada como la diosa madre, mientras que el segundo era el dios de la luna.

Otra deidad entre las más adoradas por los egipcios fue el dios Osiris, quien representaba la vida después de la muerte. Su historia consiste en que contrajo matrimonio con su hermana Isis, por lo que fue asesinado por su hermano Seth. Sin embargo, Isis utilizó sus poderes para revivirlo, por lo que concibieron a un hijo que llamaron Horus. Este vengó la muerte de su padre, y se proclamó como el nuevo faraón de Egipto. Por su parte, Osiris terminó encargándose de las labores en el inframundo.

Sin embargo, antes de Osiris otra deidad se encargaba de patrullar el inframundo; este dios se llamaba Anubis, y su ascendencia es incierta. Existía el consenso de que su madre era Neftis, sin embargo, se debatía si su padre era Ra u Osiris. Es uno de los dioses egipcios más antiguos y su aspecto es bastante conocido, teniendo cuerpo de humano y cabeza de perro.

 

Los dioses nórdicos no poseían el don de la inmortalidad

Otra población que tuvo creencias y mitos bastantes interesantes fue la escandinava. De ahí se originó la mitología nórdica, la cual está estrechamente relacionada con la cultura vikinga.

Los dioses nórdicos se caracterizaban por no ser seres inmortales. Éstos necesitaban consumir las manzanas de Idunn, que les proporcionaban eterna juventud. Sin embargo, éstas no harían efecto durante el Ragnarok, una guerra entre deidades que causaría el fin del mundo.

Las deidades se dividían en dos clanes. El grupo Aesir contenía a los dioses Odín, Frigg, Thor, Loki, entre otros; por su parte, el grupo Vanir consistía de deidades como Njodr, Freyr y Freyja. Existía antagonismo entre los dos clanes, pero fue necesario que colaborasen para conseguir la prosperidad en el mundo.

Un ser admirado por los nórdicos fue Ymir, quien sin embargo, no fue un dios, sino que según la mitología nórdica fue el primer ser vivo, mucho antes de la creación de la Tierra. Debido a que era un ser hermafrodita pudo dar descendencia a diversos seres místicos. Otro ser llamado Buri (el verdadero primer dios nórdico) se casó con una de sus hijas, llamada Bestla, y tuvieron tres hijos. Furioso por este hecho, Ymir se enfrentó a los tres dioses jóvenes, muriendo en manos de ellos.

Los tres dioses procedieron a crear la Tierra sobre el cuerpo de Ymir. Su sangre creó los mares, sus huesos las rocas y montañas. Su pelo fue utilizado para los árboles, su cráneo para los cielos y su cerebro para las nubes.

Uno de los dioses involucrados en esta tarea fue Odín, quien se convirtió en el rey del clan Aesir. Era un gobernante desesperado por conseguir conocimiento y sabiduría, incluso llegando a sacrificar un ojo para ofrecérselo a Mimir, un ser que intercambió el ojo por una bebida extraída del árbol Yggdrasil, convirtiendo a todo el que la bebiera en un ser sabio. Además, también era conocido por su amor por las guerras y las batallas sangrientas.

El hijo de Odín, llamado Thor, es probablemente el dios nórdico más reconocido en la cultura popular, incluso hasta nuestros días, llegando a inspirar la famosa saga de películas realizadas por Marvel. Es considerado el dios del trueno, siendo el ser más fuerte y valiente entre hombres y entre dioses. Es poseedor del martillo Mjollnir, el cual utilizaba para matar gigantes. Se dice que cada vez que Thor asesinaba a uno de estos seres se producía un ruidoso relámpago, razón por la que obtuvo su título.