Sociedad

El núcleo del futuro empresarial ya tiene nombre: Big Data

18/12/2020

author:

El núcleo del futuro empresarial ya tiene nombre: Big Data

El siglo XXI no ha parado a la hora de dejarnos claro que la tecnología es la que marca el camino a seguir a nivel social, económico y empresarial. Para colmo, 2020 y su pandemia no han hecho más que reforzar esta idea con todos sus acontecimientos. Internet lo ha abarcado todo, tanto la información como las soluciones tanto educativas, como profesionales y hasta personales.

¿Y en qué ha derivado todo esto que tiene que ver con el uso de las redes? En millones y millones de datos sobre usuarios, sobre negocios, sobre marcas, sobre productos y servicios. En algo que ha dado forma a lo que se conoce como Big Data. Un concepto sin el que es imposible entender cómo funciona el mundo a día de hoy, y que tiene mucho que decir a los negocios que realmente quieren subirse a la ola del éxito, o a la de la supervivencia empresarial.

Big Data: cómo influye al tejido empresarial y cómo adentrarte en él

Imagina que tienes una tienda online. Si no las conoces ya, las cookies son un elemento que permite rastrear el comportamiento de los usuarios en tu e-commerce. Gracias a ellas, se recogen una serie de datos sobre los productos que han consultado, cuáles han añadido a sus carritos, a cuáles están haciendo seguimiento y, en definitiva, qué les ha interesado y qué no de tu catálogo. Ahora, multiplica toda esa información por, digamos, un total de 1.000 personas que hayan entrado en la tienda en el último año. O más.

¿Imaginas el volumen de datos que supone eso? Pues eso es el Big Data, y ya puedes imaginar lo que supone trasladarlo al ámbito global de la red de redes. Pues bien, ahora imagina tener una estadística completa de las preferencias por edades y tipos de usuarios, ver qué les interesa más, que les hace lanzarse más a la compra y cuáles precios suelen manejar. Esto te permite diseñar estrategias de marketing y de ventas que logren aumentar considerablemente el volumen de tu negocio.

Hacer mejores promociones, saber incluso dar recomendaciones a medida a tus posibles compradores. Eso es justo lo que se puede conseguir con el Big Data, y es tan solo un ejemplo. La red está repleta de servicios y productos, por lo que hay cientos de usos posibles para estos enormes volúmenes de información. Se usa en la política, se usa en los deportes, se usa en la informática y hasta en la lucha contra el crimen. Es algo que posee un potencial infinito, y por supuesto que una empresa no puede quedarse atrás en su uso.

Tanto es así, que compañías de todo el mundo han cambiado sus objetivos para fichar a más expertos en Big Data que nunca. Quieren a profesionales bien preparados, a personas que sean capaces de hacerles exprimir hasta la última gota de la información que dejan los entornos digitales para aumentar su competitividad y destacar frente al resto. Y eso deja claro algo, prepararse en este ámbito es prácticamente una garantía a la hora de encontrar trabajo.

¿Es importante estudiar Big Data?

No es que sea importante, es que prácticamente es obligatorio. Afortunadamente, hay muchas opciones para formarse en esta materia. Al igual que las empresas, los centros educativos se han percatado de esta nueva necesidad y se han puesto manos a la obra para elaborar completos planes de estudio, con buenos profesores, para preparar a los nuevos profesionales del sector. La mejor alternativa para prepararse ante esta nueva realidad es haciendo un master big data como el que ofrece IMF Business School.

Es una de las escuelas de negocios más potentes y prestigiosas de toda España, así que eso ya es un claro indicativo de lo que pueden ofrecer a todo aquel que quiera formarse en este sector tan emergente. Una oferta formativa que cuenta con la colaboración de la multinacional tecnológica Indra y que ayuda a tener una visión completa sobre la tecnología del Big Data, así como se adentra en su uso y da nociones tanto teóricas como prácticas.

De hecho, además de abordar todo esto de la Ciencia de Datos, hace algo especialmente interesante de cara a un perfil profesional: ahondar en la analítica de Big Data para negocios, lo que se conoce como Business Analytics. Porque no solo hay que entender este fenómeno, también hay que saber cómo estudiarlo y cómo aprovecharlo para una empresa. Hay mucha información que manejar, y saber moldearla para detectar patrones o información útil es solo algo que los auténticos profesionales pueden lograr.

Profesionales que buscan las empresas y entre los que cualquiera puede estar si se prepara adecuadamente. Esta escuela de negocios tan popular es una de las pocas que lideran este ámbito formativo. De hecho, ofrece la posibilidad tanto de estudiar online y a distancia, como de recurrir a la formación presencial si se prefiere. Aunque esto último, dados los tiempos que corren, quizá sea una opción menos popular entre los alumnos.

Hacia dónde mira el futuro del Big Data

Lo cierto es que el panorama que se avecina con la ciencia de los datos no hace más que reforzar la idea de estudiar un master en big data en la IMF Business School o similares. Lejos de descender su uso, la tecnología digital está cada vez más presente en nuestras vidas. Solo hay que pensar en productos como los relojes inteligentes, los coches eléctricos y hasta los nuevos espejos smart que están empezando a adentrarse en tantos hogares.

Todo eso son posibles fuentes de información ideales para las empresas tras dichos productos. Así, lo único que se consigue es reforzar el peso que tiene el Big Data. Así, las empresas sabrán como perfeccionar sus productos para satisfacer las necesidades de sus consumidores de la mejor forma posible, al igual que los servicios que ofrecen.

El futuro del Big Data es prácticamente infinito. La tecnología no deja de avanzar y de apoyarse en la conectividad, y eso no hace más que generar más y más datos. Es así de simple.