Sociedad

Vitrocerámicas, averías más comunes y cómo solucionarlas

25/03/2021

author:

Vitrocerámicas, averías más comunes y cómo solucionarlas

Las cocinas eléctricas conocidas con el nombre de vitrocerámicas tienen como componente principal una placa lisa de cerámica vitrificada (cuerpo cerámico compuesto por arcilla, caolines y otros elementos minerales) cubierto por un esmalte a base de cristal vitrificado. Esta constitución le confiere la cualidad de soportar una gran cantidad de calor y, también, de transmitirlo. Es, en definitiva, una superficie de cristal con resistencias para irradiar calor, siendo el cristal un elemento que se puede romper fácilmente al recibir algún golpe

Como cabe suponer, la rotura del cristal de las vitrocerámicas es la avería más común que suelen sufrir estos electrodomésticos. Esta superficie debe ser tratada con especial delicadeza, ya que no está preparada para resistir los golpes que suelen producirse cuando se cocina, generalmente por la caída de objetos mientras se usa. Para los casos de cristal roto o rajado, más habituales de los que se desearía, lo más aconsejable es localizar cristales para vitrocerámica en Fersay, el mayor buscador de repuestos y accesorios para electrodomésticos de todas las marcas del mercado.

¿Cómo detectar averías en vitrocerámicas?

Hay que reconocer que las vitrocerámicas son, con toda probabilidad, los electrodomésticos de la cocina más delicados, los que con más frecuencia se rompen, rayan o estropean. En proporción a la facilidad con la que dejan de funcionar se da la dificultad para poder arreglarlas. Por este motivo, es de vital importancia tener un equipo técnico de confianza, así como un lugar donde localizar los repuestos con la mejor relación calidad precio posible.

Las reparaciones de estos aparatos deben comenzar con un análisis en profundidad del estado general de la placa, puesto que, en muchas ocasiones, aunque parezca que el fallo aparece en la superficie de trabajo, en realidad, se localiza en el circuito eléctrico que la hace funcionar.

En cualquier caso, para acceder a este sistema, habrá que despegar la placa de la encimera, un trabajo delicado y complicado por estar adheridas gracias a una silicona termorresistente. Eliminar este pegamento que soporta altas temperaturas no es tarea sencilla y puede llevar a romper aún más la placa vitrocerámica. Al ser un objeto de cristal, será muy fácil que se fragmente completamente si se fuerza.

Cristal de vitrocerámica roto o rajado

Para reducir la factura del arreglo de una placa vitrocerámica rota, se debe, por un lado, adquirir los repuestos en un lugar que de confianza que cuente con los mejores precios, como pueden ser los que se encuentran el mencionado buscador FerSay y, por otra, ahorrar trabajo al técnico.

Si se comunica cuál es la avería con exactitud, el experto podrá ofrecer un precio ajustado antes de ir a realizar el arreglo, evitando un precio más elevado, una vez que este haya realizado el trabajo. Por otro lado, sabiendo exactamente qué es lo que le pasa, se podrán pedir presupuesto a diferentes técnicos y elegir el más conveniente.

Igualmente, si se tienen conocimientos de electrónica, y de electricidad, y si el error no es demasiado complicado, será posible arreglarlo uno mismo, con el único gasto de comprar los repuestos para tu placa vitrocerámica.

¿Cómo cambiar el cristal de tu vitrocerámica?

Los útiles que serán necesarios para estos arreglos son bastante comunes, por lo que cualquiera puede tener su propio taller casero o caja de herramienta.

Generalmente, bastará con tener uno o varios destornilladores, tanto para atornillar o desatornillar como para usarlo de palanca en el momento de separar la placa de la encimera. Por otra parte, también será necesaria la silicona termorresistente para volver a colocar la vitrocerámica en su lugar y que esta se quede de nuevo bien sujeta y que la junta de cristal no se separe mientras se cocina sobre ella. Por último, el cableado necesario para cambiar el defectuoso, en caso de que sea necesario, pues es posible que alguno esté desgastado o presente algún defecto.

Cuando la vitrocerámica no tiene arreglo

En ocasiones, cuando la rotura de los cristales ha afectado al sistema, cuando no encienden o calientan las resistencias, cuando la inducción ha dejado de funcionar o se apaga mientras se cocina… y no se encuentra una solución simple o económica, lo más acertado es adquirir una nueva.

La sustitución de la vieja o rota por una vitrocerámica o placa de inducción nueva no tiene por qué ser en absoluto un problema económico. Si se recurre a buscadores online especializados en repuestos y electrodomésticos, como fersay.com, se tendrá acceso a la mejor selección posible de vitrocerámicas nuevas.

Es este buscador la solución más sencilla y rápida para localizar vitrocerámicas completas a unos precios inigualables y siempre de las marcas referentes en el mercado de los electrodomésticos, como Aspes, Balay, Electrolux, Fagor, Newpol, Teka, Zanussi…