Sociedad

Centro especial de empleo en Bizkaia

08/07/2021

Centro especial de empleo en Bizkaia

De acuerdo con la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, que data de 2013, cualquier compañía, ya sea pública o privada, debe contar como mínimo con un 2 % de trabajadores en situación de discapacidad si su plantilla excede los 50 empleados. No obstante, existe una alternativa que no solo les permite seguir respetando la legislación nacional, sino también ayudar de igual manera a dichas personas. Nos referimos a la posibilidad de contratar bienes y servicios procedentes de empresas como Prest, un Centro especial de empleo en Bizkaia.

A continuación, te explicamos qué es un centro especial y cuáles son algunas de sus muchas aportaciones a la sociedad.

Sobre Prest

Si bien comenzó en 2008 brindando su apoyo a la industria de artes gráficas, Prest ha crecido hasta convertirse en un socio habitual de importantes empresas de automoción y componentes eléctricos, de modo que podemos afirmar que se trata de un centro especializado en la subcontratación con fines industriales y logísticos.

Independientemente de quiénes hayan sido sus principales clientes a lo largo de estos 13 años de existencia, el objetivo de Prest nunca ha cambiado: fomentar el desarrollo y la ejecución de sus empleados con discapacidad.

Alrededor del 90 % de sus trabajadores posee alguna diversidad funcional en un grado igual o superior al 33 %. Asimismo, la gran mayoría de ellos tiene contrato indefinido, lo que contribuye considerablemente a la reducción de la precariedad laboral que existe en nuestro país, ya que un importante número puede presumir de continuar en Prest desde el año de su fundación.

Otros compromisos de este centro especial de empleo en Bizkaia

Además de generar empleo para las personas en situación de discapacidad, este centro especial de empleo en Bizkaia también promueve otro tipo de causas sociales, tales como el cuidado del medioambiente o la disminución de la brecha salarial que sigue vigente en nuestros días entre hombres y mujeres, por ejemplo.

Concretamente, Prest defiende y lleva a cabo las exigencias del documento de Responsabilidad Social Empresarial, el cual fue aprobado en 2013 y persigue la consecución de una economía más productiva, integradora y, cómo no, sostenible. Todo esto a través de medidas voluntarias adoptadas por las distintas compañías. Según Bartolomé Jiménez, gerente del citado centro, desde su empresa favorecen que los socios adquieran esta postura mediante la prestación de servicios.

Además, el estudio al que es sometida la estrategia de Prest periódicamente en materia económica y social por parte de sus propios responsables ha permitido a estos últimos detectar posibles desigualdades de género. En la actualidad, este centro especial de empleo en Bizkaia respalda la equiparación salarial y un crecimiento uniforme entre hombres y mujeres dentro de su plantilla.

 

La existencia de centros especiales no solo resulta beneficiosa para asegurar un futuro profesional a las personas que se encuentran en situación de discapacidad, sino que, además, la contratación de los bienes y servicios que estos generan permite a sus clientes respetar lo que dice la legislación nacional en torno a la contratación de españoles con diversidad funcional, entre otras recomendaciones.