Sociedad

El mejor momento para invertir en criptomonedas, ¿pero en cuál?

16/07/2021

author:

El mejor momento para invertir en criptomonedas, ¿pero en cuál?

El surgimiento de las criptomonedas puso el mercado financiero patas arriba. Pasando de un valor simbólico, hoy sus cifras son casi astronómicas en comparación con sus primeros pasos. Sin embargo, existen criptodivisas aún en camino de popularizarse, como Dogecoin o Ethereum, cuya evolución sitúa el hoy como el mejor momento para invertir en ellas.

La fiebre de las criptomonedas

En la calle, especialmente entre la juventud, se va gestando un discurso que cada vez tiene más fuerza y del que incluso algunos youtubers de renombre no dejan de recordar a sus seguidores. Un discurso que tiene que ver con, quizá, uno de los cambios más importantes en la historia del mercado financiero del último tiempo y que no es otro que el de las criptomonedas. Pese a un valor cuyo riesgo radica en su naturaleza fluctuante, este tipo de moneda no ha dejado de copar el mundo de las inversiones. Llegando a alcanzar elevadas cifras que muchos miran ya con los ojos húmedos a la espera de decidirse a dar el paso.

Echando un vistazo a las noticias de economía alrededor del mundo, es innegable que el decurso de las criptomonedas, con sus auges y caídas, ha seguido una tendencia más bien ascendente y que, pese al culto que se rinde a algunas de sus tipologías más populares, criptomonedas como Dogecoin y Ethereum ya suenan en nuestros oídos. De hecho, y constatando así una prueba irrefutable de su creciente demanda, después de situarse durante el mes de julio de 2020 en poco más de 200€, Ethereum alcanzó este mayo los 3.580€ en el mercado. Y, aunque ahora se haya reducido hasta los casi 1.700€, se trata de una evidencia más sobre su todavía prematuro poder.

¿Qué es exactamente una criptomoneda?

A grandes rasgos, las criptomonedas son un modo de realizar transferencias de dinero deslocalizándonos de la entidad bancaria. O, en otras palabras, realizar un pago sin la necesidad de intermediarios que, por su servicio, se beneficien de un tipo de interés o comisión. A su vez, y dado que todo sucede en Internet, dicha operación blinda los datos de ambas partes por encriptación, labor que se debe al trabajo de individuos que, llamados mineros, se dedican a verificar la información y aprobar legalmente dichas transferencias. Un sistema increíblemente novedoso y que, a razón de las hectáreas libres de su campo de cultivo, goza también de una gran competitividad.

Siendo aún una tecnología en cierto modo experimental, su valor varía en función de su demanda, dado que no todos aceptan por ahora este tipo de pagos. Del mismo modo, si bien criptomonedas como la popular Bitcoin se basan en la premisa de dejar atrás los bancos, ciertas criptomonedas siguen vinculándose a la entidad bancaria para no dejar a ésta a la estacada. Una especie de intercambio que viene a decir que los bancos también tomarán partido en el terreno de aquí en adelante y, a su vez, un alivio para quienes todavía no se fían del sistema de deslocalización. Asimismo, añadiendo protocolos distintos según la utilidad o función de cada criptomoneda.

¿Cuándo invertir en criptomonedas?

Sin lugar a dudas, Bitcoin es por el momento la criptomoneda que más valor tiene en el mercado. Especialmente, dado que, al tratarse de la primera en salir al mercado, ha tenido más tiempo para ser codiciada y aumentar así su demanda. Motivo por el que su valor ronda los 35.000€, lo que resulta una diferencia abismal entre el resto de monedas del sector. Sin embargo, cabe recordar que una inversión acierta si se compra barato y se vende caro, por lo que adquirir una de estas criptomonedas ahora resulta algo imposible para ciertos bolsillos. Dicho de otro modo, el ojo avizor de la inversión se sitúa ahora en la evolución de otras criptodivisas para sacar tajada.

En ese sentido, Dogecoin, por ejemplo, alcanzó en mayo el pico de 0’57€, ahora reducido hasta apenas 0’16€, pero significando una gran evolución respecto a su primer pico de 0’10€ en marzo. A pesar de que su bajo valor pueda parecer motivo de renuncia para quienes se inician en la inversión en criptodivisas, la realidad es que su bajo precio y evolución deben tenerse en cuenta. No hay que olvidar que el valor de la hoy cara Bitcoin se situaba sobre los 0’002€ en abril de 2010, pero que en marzo de este año alcanzó sin problemas más de 50.200€. Por ello, la constatación de una evolución correcta es una buena razón para invertir, sobre todo si ahora el precio es bajo.

Entonces, ¿dónde invierto?

Como ya se ha mencionado, la razón por la que una criptomoneda goza de más valor es su demanda en el mercado. En ese sentido, ciertas criptomonedas han sido muy publicitadas, por lo que es consecuentemente normal que empresas como Tesla aceptaran en su momento este tipo de pago en una especie de apuesta pública por la modernidad. Volviendo sobre el terreno, Ethereum costaba 2’58€ a su salida, en 2016, para haber logrado recientemente su pico de más de 3.500€, el más alto hasta la fecha. Es decir, si hubiéramos invertido en Ethereum por aquel entonces, habríamos obtenido ahora un desorbitante beneficio hace poco.

Pese a sus diferencias, que pueden parecer insalvables según el bolsillo, tanto Dogecoin como Ethereum son una buena opción para invertir en relación a su evolución en el mercado. La primera, Dogecoin, por su bajo precio que permite una adquisición mayor, nada costosa y que, si se da el golpe de suerte que necesita, nos podría dar una bonita sorpresa en el futuro. Y, la segunda, Ethereum, por su mayor valor en el mercado, ya con un precio que se acerca a cierta estabilidad y que nos permitiría obtener el beneficio con más rapidez. Pero, sea como sea, queda claro que las criptomonedas son un futuro cada vez más cercano a nuestro presente.