Sociedad

La sorprendente evolución de las funerarias modernas

06/04/2022
Foto del avatar

author:

La sorprendente evolución de las funerarias modernas

Las funerarias pueden ser, con diferencia, uno de los modelos de negocio más antiguos que existen. La muerte, como la vida, es algo que siempre ha acompañado al ser humano, y eso ha llevado a la necesidad de contar con profesionales que ayuden con todo eso que conlleva un fallecimiento. La tramitación de papeles, la organización de los velatorios, los funerales y todo ese largo y ciertamente macabro etcétera.

Sin embargo, que sean negocios que llevan tanto tiempo existiendo no significa que no evolucionen. Las funerarias de hoy en día poco tienen que ver con las de hace tan solo una década. Sus servicios se han ampliado considerablemente, hasta el punto de que lo tradicional es solo la punta del iceberg de todo lo que ofrecen. Solo hay que observar ejemplos como el de Funeraria Albacete, empresa Funeraria en Albacete que ha demostrado hasta qué punto se puede innovar en este ámbito.

¿Qué clase de servicios puede ofrecer una funeraria moderna?

Hemos citado ese ejemplo, además, porque muestra muy bien cómo evoluciona el sector. Esta funeraria tiene más de 100 años de historia, una empresa familiar que, con el paso del tiempo, ha ido poco a poco avanzando e innovando para ser más que una mera empresa de servicios funerarios. No solo cubre todo lo relacionado con estas pérdidas, con los familiares y lo que se organiza cuando una persona fallece, su papel llega a extenderse hasta el punto de actuar como mediadora y gestora en la donación de órganos de toda Castilla La Mancha.

Esta compañía gestiona casi una veintena de tanatorios y está presente por toda la región de Albacete y parte de Cuenca, además de poder presumir de un equipo totalmente volcado con los valores que definen su filosofía de trabajo. Con esa premisa y su experiencia, han demostrado que no importa la antigüedad que se tenga en un sector, porque siempre hay que estar buscando la novedad, buscando la manera de enriquecer el servicio para tener a clientes mucho más satisfechos.

Para empezar, ofrecen servicios gratuitos. Cada vez hay más funerarias que apuestan por facilitar una cartera de servicios gratuitos entre los que se encuentran las recomendaciones sobre cómo solicitar la pensión de viudedad en caso de proceder, la elaboración de la partida de defunción, el asesoramiento jurídico sobre herencias, impuestos de sucesionres y demás trámites legales derivados de una defunción, y hasta la comunicación de la baja por fallecimiento a la Seguridad Social. Eso suele estar dentro de lo que se ofrece gratis.

Pero, ¿qué hay más allá de esto? Ahí es donde se empiezan a encontrar las propuestas más originales, como los servicios de música para funerales, la realización de biografías o incluso la elaboración de joyas a partir de cenizas o al custodia del ADN del fallecido. La variedad es enorme, demostrando que siempre hay espacio para ir un paso más allá y satisfacer una necesidad que siempre estuvo ahí, pero que nunca tuvo la respuesta adecuada.

Desde historias vitales hasta cenizas espaciales

Hay servicios extra que las funerarias modernas están sumando y, aunque aparecen como posibles complementos, tienen un atractivo más que interesante para las familias. Uno de ellos es la elaboración de las historias vitales, una publicación escrita a partir de entrevistas con familia y amigos, de la recopilación de materiales gráficos y de la redacción de todo un repaso a la vida de la persona que se acaba de ir. Es una biografía de lo más completa que permite a los más cercanos tener un recuerdo claro y que repase toda la trayectoria de esa persona que se ha ido.

Por otra parte, los servicios musicales cada vez están más a la orden del día, con elegantes y ominosos conciertos de violín y otros instrumentos que acompañan a las misas o a los funerales en general. Antes hemos mencionado la custodia de ADN o la elaboración de joyas a partir de cenizas, pero estas últimas pueden acabar en destinos mucho más altos. Sí, hay funerarias que ofrecen la posibilidad de enviar las cenizas de un difunto al espacio para que forme parte del cosmos.

Son parte de las propuestas más impactantes, aunque hay ideas que pueden sonar todavía más locas. Aun así, están ahí, complementando a otros servicios como la asistencia a personas que pasan por el duelo, incluso material didáctico para aprender a llevar mejor esta fase, la ayuda para esparcir cenizas en determinados lugares y un sinfín más de propuestas.

Con todo esto, queda claro que las funerarias de hoy en día poco tienen que ver con las de hace varias décadas, o incluso con las de hace un lustro. El sector se está renovando, solo basta ver cómo ahora ofertan sus servicios por internet, ofreciendo toda clase de información a consultar con solo usar tu teléfono móvil. Todo está evolucionando, y este sector da muy buena fe de ello.