Sociedad

Qué pintura para piscinas elegir

29/06/2022

author:

Qué pintura para piscinas elegir

Pintar la piscina es una acción que se lleva a cabo cada temporada para mejorar el estado estético y práctico de la zona de baño. Elegir una pintura adecuada, específica para esta finalidad, es esencial para conseguir buenos resultados

La pintura de piscinas debe contar con unas características determinadas debido a las particularidades del entorno en el que se aplica. No solo debe valorarse como una solución estética, sino también funcional. Entre los rasgos principales que debe poseer se incluirá su resistencia al agua, que evite filtraciones, que no envejezca con facilidad debido a la incidencia de los rayos solares y que evite la aparición de hongos y moho. Así mismo, deben ser resistentes a los agentes químicos, como el cloro, por lo que deben ser formulaciones muy concretas y especiales.

Pinturas Arenas, tienda online de referencia

Lo más aconsejable para no errar en la elección es acudir a una tienda de pinturas online especializada. donde el interesado será informado al detalle acerca de todo lo que hay que saber sobre pintura para piscinas: cuál escoger y cómo aplicarla uno mismo.

En este sentido, destaca Pinturas Arenas por su profesionalidad, la calidad de sus productos y su esmerada atención al cliente. Su equipo especializado siempre está a disposición de los usuarios para orientarlos sobre marcas, opciones de uso y cualquier otra cuestión o duda que pueda surgir respecto a la pinturas para piscinas. Generalmente, las de clorocaucho y las pinturas con base de agua son las elegidas, cada una cuenta con unas características concretas y es el cliente el que debe elegir finalmente la que más se adapte a sus necesidades.

Pintura para piscinas, ¿qué herramientas necesito?

Además de la pintura para piscinas al clorocaucho y disolvente o la pintura para piscinas al agua, hará falta comprar otras herramientas y productos para aplicarla correctamente. Estos son pintura para los bordes de piedra en piscinas, un rodillo mediano para suelos y piscinas, una cubeta, una lija para repasar la superficie antes de aplicar la pintura, una brocha y masilla para reparar las grietas.

Cómo aplicar la pintura para piscinas sobre cemento u hormigón

El proceso de aplicar este producto para piscina hay que considerar que va a depender de las circunstancias en las que se haga, tal y como se va a explicar a continuación.

Pintura piscinas nuevas

Se deberá esperar al menos un par de meses con la piscina llena y seguir las instrucciones que haya dado el albañil que realizó la obra. Después, hay que vaciar la piscina y limpiarla a fondo. La pintura no se aplicará has que el vaso este perfectamente seco, dándole una segunda capa pasadas 24 horas.

Repintado de piscinas antiguas

Al igual que ocurre con las piscinas nuevas, habrá que limpiarla a fondo antes de aplicar la pintura. Una vez limpia, se repasa las posibles imperfecciones de suelo y la pared, utilizando masillas especificas para este fin.  Cuando la superficie está completamente seca, se procede al pintado, al igual que en el caso anterior.

Otras consideraciones se refieren al momento de aplicar la pintura al borde la piscina. Si está construido en piedra, hay pinturas especiales y si se necesita pintar el área que rodea a la piscina, es necesario añadir un aditivo antideslizante para evitar resbalones y accidentes.

¿Cuándo pintar la piscina?

Una de las recomendaciones básicas a la hora de realizar este trabajo es no hacerlo nunca en las horas de pleno de sol. Las temperaturas elevadas no son buenas para pintura para piscinas, por lo que es mejor aplicarlas al atardecer o el amanecer. Así mismo, hay que asegurarse de mirar el tiempo para que no haya riesgo de lluvias que pueda estropear todo el esfuerzo realizado.

¿De qué color pintar la piscina?

El color habitual para pintar la piscina es el azul, que aporta claridad y sensación de limpieza y frescor. No obstante, en el mercado actual se pueden encontrar pinturas para piscinas en otros colores, como blanco, verde e incluso rojo, para satisfacer todos los gustos de los usuarios.

Cada uno de estos colores tiene sus propiedades. Por un lado, el verde no da sensación de limpieza y puede hacer que las algas pasen desapercibidas. El blanco, por su parte, aporta luminosidad, provocando en ocasiones deslumbramientos. Si se utilizan tonos rojos, se conseguirá un efecto impactante y se aportará un extra de calidez al entorno.