Sociedad

Las grandes ventajas del “hormigón pulido con HORMEX”

03/11/2022

Las grandes ventajas del “hormigón pulido con HORMEX”

El hormigón pulido goza de bastante aceptación en el mundo de la construcción. Tiene las ventajas del hormigón convencional, pero con un acabado y superficie muy especial. Para lograr esta cualidad, recibe un tratamiento mecánico para conseguir la pulitura que tanto caracteriza a este material. Esto se logra mediante máquinas con discos diamantados. El acabado también se logra gracias a que contiene ciertas cantidades de microcemento y polvo acrílico de alto rendimiento.

El uso del hormigón pulido para acabados espacios interiores

El hormigón pulido para el interior es muy útil. Desde hace años, se usa por dos motivos: su excelente cualidad estética y su resistencia. Es un tipo de hormigón pulido pensado para estos espacios internos, dando énfasis en el acabado de la superficie. Desde el punto de vista de arquitectura y diseño, es perfecto para lograr variados estilos de decoración.

  • Se usa en muchos lugares: viviendas, centros comerciales, oficinas, etc.
  • Fácil de aplicar en cualquier tipo de ambiente. Mucho más rápido y económico que acabados con baldosas.
  • Un material muy combinable. Una mezcla entre lo moderno y lo industrial y suele hacer juego con otros materiales.
  • Los costes de mantenimiento son también bastante bajos.

En ciertos casos, la mezcla y dosificación de este concreto se hace pensando en el alto tráfico. Es así como se puede disponer en pasillos y áreas donde hay un tránsito de personas constante. Otra de sus bondades es que es resistente y duradero.

El hormigón pulido en exteriores, una excelente solución constructiva

La solución del hormigón pulido exterior es una de las más acertadas. Tanto suelos como otros elementos a la intemperie se conservan muy bien si se elaboran con hormigón pulido. Quizás, una de sus ventajas es que el material queda sellado, tan pulido que el agua prácticamente no lo percola.

  • Una notable resistencia, perfecta para tolerar fuerzas mecánicas a la intemperie; tales como la dilatación, lluvias o viento.
  • En el caso de usar en exteriores, este hormigón se prepara para ser impermeable.
  • La superficie pulida resiste el fuego, frío, calor y no aparecen fisuras.
  • Es muy fácil de limpiar. Basta con agua a presión para dejarlo aseado. Gracias a su superficie pulida no acumula suciedad, polvo o manchas.

Es uno de los materiales más económicos para usarse en zonas exteriores. Con gran resistencia, es ideal para caminerías o áreas peatonales. Una excelente y duradera solución para los ambientes externos de cualquier edificación. 

Un material a un precio bastante económico

El precio de pulir hormigón fresco es mucho más asequible que el de otros materiales. Este depende de factores como: cantidad de metros cuadrados a pulir, si es para espacio interno o externo, a la vez que se debe considerar la nivelación del terreno o el suelo. En dado caso, siempre es más barato que muchos otros materiales.

Los pasos para lograr un acabado de hormigón pulido son: 1) vaciar el hormigón, 2) pulirlo y 3) dar los acabados finales. Las máquinas de pulido diamantadas son grandes, por lo que rara vez existen acabados de hormigón pulido en superficies verticales. En dado caso, se usa esta modalidad de hormigón en soluciones prefabricadas. 

La interesante alternativa del cemento pulido

La gente suele confundir el cemento pulido con el hormigón, pero son cosas diferentes. De hecho, el cemento es uno de los componentes del propio hormigón. Cuando se prepara hormigón, se usa agua, piedra pequeña, algunos agregados y cemento. Por su parte, el cemento es un polvo muy fino compuesto por caliza y variados minerales.

El cemento se puede usar de manera simple, vaciándose sobre suelos y usando encofrados. Suele requerir de una malla para darle firmeza cuando la superficie es grande. Se usa en espacios internos, sobre losas de hormigón. Una vez seco, es necesario pulir con bastante esmero hasta lograr un acabado de calidad.

Es más rápido de aplicar que el hormigón. Tiene buenos resultados estéticos, porque es más brillante y liso. Sus características impermeables son indudables y tiene un precio más bajo que el hormigón pulido. No obstante, no es estructural sino solo un recubrimiento que no debe tener mucho espesor.