2741 views 3 mins 0 comments

50 minutos de «interrogatorio policial» por criticar la exigencia del C1 de catalán para opositar

In Nacional
abril 12, 2023

Una enfermera andaluza, Begoña Suárez, ha sido objeto de controversia en Cataluña después de que un video en el que criticaba la exigencia de acreditar el nivel C1 de catalán para opositar se difundiera en redes sociales. Según fuentes, la Generalitat está tratando el asunto como una «información reservada» y ha asignado un instructor del Instituto Catalán de la Salud (ICS) para investigar el caso.

Suárez fue citada a declarar el pasado 28 de marzo, y tuvo que ser asistida por su letrada debido a que el interrogatorio fue realizado íntegramente en catalán, idioma que aún no domina. Señalaron que el responsable de la Generalitat empleó un «tono policial y muy agresivo» durante la declaración.

El interrogatorio, que duró unos 50 minutos y constó de 40 preguntas, no abordó aspectos relacionados con el desempeño profesional de las enfermeras ni con la calidad asistencial prestada a los usuarios del sistema catalán de salud. Fuentes de Vall d’Hebron destacaron la excepcionalidad de esta investigación, ya que no se han abierto otras similares por la filmación de vídeos o la captura de fotografías en el centro sanitario.

Las enfermeras alegaron que las imágenes fueron grabadas durante su «horario de descanso para la comida». Todas, excepto Suárez, han visto renovados sus contratos y aguardan expectantes a la conclusión de la investigación.

El consejero de Salud, Manel Balcells, lideró el señalamiento a Suárez en redes sociales, calificando de «intolerables» las palabras de la enfermera andaluza en el vídeo. Usuarios de redes sociales atacaron a Suárez con mensajes hirientes y amenazantes, lo que llevó a la enfermera a solicitar la baja por un cuadro de ansiedad.

Mientras tanto, el Departamento de Salud ha aumentado las clases de catalán ofrecidas a los sanitarios llegados desde otras comunidades autónomas o países. El Consorcio por la Normalización Lingüística de Cataluña ha multiplicado por 10 las «sesiones de sensibilización lingüística» destinadas a residentes médicos procedentes de fuera de Cataluña, aunque estos cursos no eximen de presentarse a los exámenes oficiales que permiten obtener el certificado necesario para acreditar los conocimientos de catalán.

En los últimos dos años, la Generalitat ha contratado a 1.400 enfermeros de Andalucía, Ceuta y Melilla para cubrir vacantes en los principales hospitales de Cataluña. Sin embargo, el recibimiento por parte del separatismo siempre ha sido hostil, generando tensiones en torno al uso del idioma y la atención sanitaria en la región.

Foto del avatar
/ Published posts: 559

Diario obrero y republicano fundado el 14 de Abril de 2006.