Internacional

Ucrania: La represión contra los comunistas como síntoma del aquelarre fascista

noviembre 25, 2015
Rubén Pérez

author:

Ucrania: La represión contra los comunistas como síntoma del aquelarre fascista

Declaración del CC del PCFR Servicio de prensa del PCFR | Traducido del ruso por Íñigo Aguirre.

El grupo proestadounidense gobernante en Kiev, que usurpó el poder en Ucrania en febrero de 2014, ha dado un nuevo paso en el camino hacia la supresión de la democracia en el país.

El ministro de Justicia firmó el documento que prohíbe al Partido Comunista de Ucrania tomar parte en las elecciones de cualquier nivel. Además se da a entender que esto es solo un paso intermedio hacia la prohibición completa de Partido Comunista.

El ministerio de Justicia se remite a la ley, que regula la prohibición de la ideología fascista y comunista. Sin embargo es imposible no ver que es precisamente el fascismo, en todo su “esplendor” el que ha florecido en Ucrania. Las tropelías de “Praviy sektor” como dos gotas de agua recuerdan el comportamiento de las tropas de asalto de Hitler.

Los gerifaltes de este movimiento político-militar neonazi demuestran gustosamente quién manda en el país. Pese a los intentos de equiparar al nazismo y al comunismo, estas ideologías son diametralmente opuestas e irreconciliables.

La ideología inhumana del fascismo fue rechazada por toda la humanidad, mientras que los ideales de un ordenamiento social justo cada vez cuentan con más adeptos en el planeta. Es precisamente en un intento por estrangular esos ideales que la oligarquía internacional, como auténtica valedora de la reacción, recurre al nazismo. Uno de los principales rasgos del fascismo es su lucha encarnizada contra los comunistas.

Lo primero que hace cualquier régimen profascista es perseguir y prohibir al partido Comunista. Ese es precisamente el camino que está siguiendo la élite gobernante en Kiev. Los pasos constantes que están dando por aplastar al movimiento comunista muestran nítidamente el carácter de clase de las fuerzas que se han hecho con el poder en Ucrania.

Esas fuerzas representan los intereses de la gran burguesía local, surgida como apéndice de la oligarquía mundial. Los intentos continuados de asfixiar al movimiento comunista en Ucrania, demuestran a quién tienen miedo los clanes burgueses oligárquicos.

La amenaza para ellos no son los postizos “revolucionarios del Maidán”, sino los comunistas con su tradición de lucha por los intereses de los trabajadores. En ellos ven la principal amenaza todos estos Poroshenko, Kolomoiski, Avakov y Turchinov, todos aquellos que han conducido al pueblo de Ucrania a la miseria y la humillación.

Las “democracias” occidentales cierran vergonzosamente los ojos ante los desmanes de los herederos de S.Bandera, cómplice de Hitler. En los años 30 del siglo pasado esas “democracias” ya estimularon la propagación de la peste nazi por Europa, con la esperanza de poder utilizarla contra la URSS.

Nosotros no hemos olvidado, que el capital anglo-americano de un modo decidido estuvo incentivando el resurgimiento del potencial militar-industrial de la Alemania hitleriana. De igual manera, hoy la oligarquía mundial alimenta al régimen neonazi arruinado de Kiev, poniéndolo a salvo de la ira popular. La intención prioritaria de las fuerzas de la reacción consiste en convertir a Ucrania en punta de lanza de la rusofobia occidental.

Con los señores globalistas está todo claro. Pero los pueblos de los países occidentales deberían recordar, que el monstruo hitleriano, reuniendo fuerzas con los préstamos de los bancos norteamericanos, abandonó la sumisión a sus amos y se lanzó a acabar con toda manifestación de democracia. Y solo la Unión Soviética, que rompió la columna vertebral a la hidra fascista, salvó al mundo de la esclavitud.

Es más que evidente que estas durísimas lecciones de la historia no solo se están olvidando. Se están esforzando en que desaparezcan de la memoria de los pueblos de Europa y América. Pero los pueblos de Rusia, que han celebrado el 70 aniversario de la gran Victoria sobre el fascismo, no han olvidado nada.

Tampoco lo han olvidado los comunistas, que siempre han estado y seguirán estando al frente de las fuerzas antifascistas. El PCFR condena enérgicamente esta nueva etapa de la histeria anticomunista en Ucrania. Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional, a las organizaciones democráticas internacionales a agruparse en la lucha contra el resurgimiento del fascismo en el centro de Europa.

Los comunistas rusos expresan su solidaridad inquebrantable con sus correligionarios en Ucrania. Seguiremos adoptando todas las medidas imprescindibles para hacer frente al nazismo, en defensa de los intereses de los trabajadores, para el afianzamiento de la paz, la democracia y los derechos humanos.

Presidente del CC del PCFR, G. Ziugánov.

Comentarios