Compartir

Al comprar cualquier dispositivo electrónico: móvil, tableta u ordenador, siempre se ofrece poder contratar seguro para movil. Al comprar un coche o una casa, nadie piensa en no contratar un seguro. Se entiende que si pasa algo, cubrirá los daños ocasionados. Pero en el caso del móvil es diferente. Todavía hay gente que no cree que contratar un seguro para el móvil sea algo necesario. ¿Qué beneficios e inconvenientes tienen los seguros para el móvil?

Beneficios e inconvenientes del seguro para el móvil

Cuando se compra algo nuevo, no se piensa en que se vaya a romper. Pero es una posibilidad que está ahí. Se puede caer al suelo o sufrir cualquier accidente que acabe con el móvil roto. Para este tipo de circunstancias puede venir bien tener un seguro.

Las roturas de las pantallas son el problema principal que tienen muchas personas. También el robo y el hurto o que se caiga dentro del agua. Todos estos problemas se pueden tener cubiertos. Hay que tener en cuenta que reparar un móvil sin seguro puede ser muy caro. Con él se pueden ahorrar algunos euros, por lo que merece la pena poder acceder a un seguro.

A la hora de contratarlo tienes que tener en cuenta que cubra lo que de verdad se necesite. A veces, se pueden encontrar seguros que cubren un montón de cosas pero que, realmente, no son prioritarias. El seguro debe adecuarse a las necesidades reales.

La pérdida del móvil también es algo bastante frecuente. Al salir de vacaciones o al estar con amigos, puede ocurrir que, se haya sacado el móvil para mirar algo, se deja encima de una mesa y luego olvidar guardarlo y cuando se vuelve a casa darse cuenta de que no se lleva encima. Con esto hay que tener mucho cuidado porque, los seguros, no van a cubrir estas pérdidas.

Algo que no hay que hacer es llevar a arreglar el móvil a una tienda que no pertenezca a la casa donde se haya comprado. Si se hace la garantía y el seguro ya no son válidos. Es lógico. Lo suyo es que arreglar el móvil en la compañía que lo ha fabricado, no en una tienda que no tiene nada que ver. La posibilidad de que tiendas que no forman parte de la compañía, utilicen piezas que no sean oficiales de la casa es muy alta. Esto no te cubrirá nunca y mirándolo bien tiene su lógica.

Algo que puede marcar si viene bien o no firmar un seguro para el móvil, es pensar si compensa en relación a lo que se haya pagado por el dispositivo. Si el seguro, casi, va a ser más caro que lo que se haya pagado por el móvil, quizá no tenga mucho sentido contratar un seguro.

Lee muy bien lo que estás firmando

Mucha gente no lee las conocidas como “letras pequeñas” de los contratos. En los seguros también existen. Si no se sabe bien lo que pone, cuando se lleve a arreglar el móvil, puede ser que el tipo de daño que haya sufrido no esté cubierto por el seguro.

Cualquier cosa, incluido un seguro, que se vaya a firmar, primero hay que leerlo. Letra pequeña incluida. Es muy importante que se lea y se entienda lo que se está firmando. Hay que asegurarse que lo que pone en el contrato, es lo que realmente se necesita. Y una vez que se ha revisado bien todo el contrato y se está de acuerdo, se puede firmar.