Compartir

A lo largo de todo el año, los ladrones van sondeando las casas con el objetivo de encontrar aquellas que sean más fáciles de robar. Por esa razón, los sistemas de alarma para viviendas son un medio disuasorio muy eficaz que nos evitará convertirnos en el blanco de estos delincuentes. Y si por alguna razón lo intentan, el sistema se encargará de avisar para evitar que finalmente puedan conseguir su cometido.

En verano, los casos de robo aumentan alarmantemente

Ya está aquí el verano, un momento fantástico para disfrutar al máximo de unos días de vacaciones con la familia, pero el problema es que, cuando nos marchamos, ¿quién se queda vigilando la casa?

Los ladrones suelen observar durante un cierto tiempo las viviendas en las que están interesados, de manera que intentan averiguar desde los horarios hasta las rutas de sus habitantes. Esto hace que tengan un seguimiento adecuado de los momentos en los que estamos y los momentos en los que la casa está vacía, de manera que intentan acceder en el segundo, evitando así que sus intentos de robo se puedan ver frustrados.

Sin embargo, cuando llega el verano, en realidad se lo estamos poniendo muy fácil, ya que no va a ser necesario que realicen ese seguimiento, sino que observando un poco se darán cuenta de que no estamos, por lo que podrán entrar sin demasiados problemas.

Además, si a esto le sumamos que en la zona mucha gente se ha ido de vacaciones, las cosas se ponen verdaderamente sencillas para los ladrones, ya que podrán actuar sin que nadie se entere, lo que prácticamente garantiza por completo su éxito en el robo.

Ahí es donde los sistemas de alarma adquieren su mayor valor, pero hay que tener en cuenta que van a actuar en dos modos distintos: por una parte se trata de un sistema que avisará a las autoridades en el momento en que intenten penetrar en nuestro hogar o establecimiento, y por otra parte, también se trata de un sistema disuasorio que hará que se lo piensen dos veces y, finalmente, se decanten por otra vivienda distinta.

Ya sea por uno o por otro, contar con un sistema de alarma en nuestro hogar será una decisión acertada, y qué mejor momento que contratarlo ahora, de forma que puedan ver que la vivienda no les interesa lo antes posible.

Contrata un buen sistema de alarmas de seguridad

Pero hay que tener muy claro que no todas las alarmas de seguridad se comportan del mismo modo, además de que tendremos la posibilidad de elegir entre varios productos ya sean para nuestro hogar, nuestro comercio, nave o cualquier otro tipo de espacio que queramos proteger.

En ese sentido, cuando hablemos con un comercial especializado, es importante que le indiquemos con detalle lo que buscamos exactamente, de manera que nos pueda ofrecer algo que encaje a la perfección con nuestro presupuesto y nuestras necesidades.

A día de hoy las alarmas para hogar han mejorado mucho, de manera que tenemos no sólo un dispositivo que emite sonido en caso de que alguien quiera entrar, sino que además contaremos con detectores y cámaras que permitirán avisar a la policía, avisar de la presencia de inhibidores, e incluso nos van a dar la opción de poder ver lo que está ocurriendo dentro de nuestro hogar a través de vídeo, y todo ello independientemente de donde nos encontremos gracias a la aplicación para teléfonos móviles.

Esto nos va a permitir comprobar que efectivamente se está produciendo un robo y que no se trata de una falsa alarma, además de que también nos servirá para facilitar la identificación de los ladrones; les sorprendería la de veces que los ladrones son personas más cercanas de lo que podríamos imaginar.

Y por supuesto, esta alarma no sólo va a proteger nuestras pertenencias cuando estemos fuera de casa, sino que también nos protegerán a nosotros y a nuestra familia cuando nos encontremos dentro, de manera que ahora ya podremos dormir con mayor tranquilidad y confianza, ya que hay alguien que está velando nuestros sueños y preocupándose por nuestra seguridad.

Otros consejos de seguridad para cuando nos vayamos de vacaciones

Además de contratar un buen sistema de seguridad mediante alarma, también es recomendable tomar algunas medidas de seguridad adicionales cuando nos vamos de viaje y la casa se queda vacía.

En primer lugar, una de las cosas que observan los ladrones para saber si hay alguien en la casa es el buzón, de manera que si se va acumulando el correo, lo más probable es que no haya nadie. En este caso puede ser interesante hablar con algún familiar o amigo de confianza para que se pase por la casa cada cierto tiempo con el objetivo de comprobar que todo esté bien, y además, aprovechar para vaciar el buzón.

De igual manera, también es interesante que exista algún tipo de movimiento en el interior del hogar. A día de hoy existen unos temporizadores muy baratos que nos permiten encender y apagar las luces de forma automatizada y sin la necesidad de intervención por nuestra parte, lo que dará la sensación de que hay alguien en su interior.

Otro truco que utilizan los ladrones es colocar papeles en las rendijas de las puertas y otros elementos que, de no haber nadie, no se moverían, de manera que vuelven días después y, si siguen ahí quiere decir que no hay nadie en casa. Por ello, el hecho de que un vecino o amigo abra de vez en cuando las puertas y entre puede ser un extra de seguridad muy interesante.

En definitiva, si os vais a ir este verano de vacaciones, os aconsejamos que os planteéis la contratación de una buena alarma para proteger vuestro hogar y vuestras pertenencias para que todo esté en su sitio cuando volváis.