Sociedad

Seguir adelante después de una ruptura

08/08/2017

Seguir adelante después de una ruptura

Cuando comienza una relación de pareja, nunca se piensa en la posibilidad de que alguna vez se termine. De ahí que sea tan traumático el proceso para los dos, incluso cuando es solo uno quien toma la decisión de acabar con la relación. Es cierto que en este caso posiblemente sufra una parte más que la otra, pero hay aspectos emocionales envueltos por ambas partes, de modo que no es sencillo en ningún caso. Dejar de ser nosotros para volver a ser uno solo conlleva una serie de sentimientos con los que hay que aprender a convivir.

Las fases del proceso de ruptura

Para saber como superar una ruptura es importante que primero sepamos en qué fase del proceso nos encontramos. Los expertos hablan de estas del mismo modo que en el duelo, por lo que dividen este proceso en 5 estados.

La primera fase es la de la negación. Al principio siempre hay una parte que se resiste a aceptar que todo se ha terminado. Incluso se tiene la esperanza de que se puede volver.

El segundo paso es un estado de enojo, donde se buscan los porqués. En ese punto se analiza lo que ha hecho mal cada una de las partes para encontrar el motivo que ha llevado a la situación.

Después comienza un momento en el que se buscan soluciones negociando con nuestra propia mente la manera de superar poco a poco la angustia y los sentimientos que aún hay.

La cuarta fase parece un regresión a la segunda, salvo que en lugar de rabia hay dolor. El cuerpo y la mente piden a gritos llorar en algún momento, como cuando viene algún recuerdo o incluso se ve a la otra persona después de un tiempo.

El estado final, que es el objetivo, es asumir que todo ha acabado y seguir adelante. En esos momentos se puede hablar del tema sin que haya sentimientos encontrados. Todo es natural y se concibe como un episodio de la vida que ha pasado.

¿Cuánto dura el proceso?

En realidad, no se puede fijar un tiempo específico para cada una de las fases. Dependiendo de determinados factores, hay quienes tardan más o menos en conseguirlo, incluso saltando alguna de las fases o sufriendo regresiones. Lo importante es tener siempre en mente que es posible superar una ruptura, aunque no hay que precipitarse.

También hay que tener en cuenta que, si bien es cierto que cuanto más tiempo se haya pasado con una persona, más difícil puede ser superarlo, que haya sido una relación corta no significa que tenga que durar menos el proceso.

Los expertos en salud emocional y ayuda durante esta situación coinciden sin embargo en algunas claves para avanzar con paso firme hacia un final que permita seguir adelante.

La actitud adecuada, clave para superarlo

Tener una actitud correcta es el punto en el que coinciden todos los expertos. De este modo se podrá llegar lo antes posible a aceptar la situación y no dejar que la ruptura se convierta en un muro que bloquee el resto de la vida. El objetivo no tiene que ser volver al estado anterior, sino seguir adelante a pesar de todo para poner punto y seguido en la existencia, que no en la relación. No hay por qué avergonzarse si hace falta ayuda profesional. Cuanto antes tomes medidas, antes lograrás superarlo todo y hacer que los pensamientos negativos sean cosa del pasado.

Una ruptura es uno de los cambios más traumáticos que podemos vivir. Aunque hay que aceptarlo como lo que es, una parte de la vida que se tiene que aprender a sobrellevar.