Salud

Las varices, un problema con un final feliz

31/08/2017

Las varices, un problema con un final feliz

Las varices son un problema que parte de la inflamación de las venas más superficiales de la piel, y afecta a una gran cantidad de personas a día de hoy. Por esa razón vamos a intentar explicar de forma sencilla de qué se trata y por supuesto atenderemos a aspectos relacionados con las causas, los síntomas, la prevención y por supuesto también los posibles tratamientos a los que tendremos que recurrir en caso de que se presenten.

Qué son las varices y a que se deben

Las várices son básicamente venas varicosas, es decir, venas superficiales que se hinchan y se retuercen que se pueden ver a simple vista sobre todo en las extremidades inferiores. No obstante, en muchas ocasiones también pueden llegar a aparecer en otras partes diferentes del cuerpo como por ejemplo en el ano, y es que las hemorroides son una variedad de venas varicosas.

Esta situación se debe a la debilidad o daño que se produce en las válvulas de las venas, de manera que la circulación de la sangre se dificulta con lo que acaba acumulándose en la zona, lo cual produce la hinchazón y el aspecto que podemos observar.

Cabe destacar que cualquier persona puede padecer varices, pero es mucho más frecuente en el caso de las mujeres que en los hombres, además de que factores como la obesidad motivan su aparición así como los antecedentes familiares y la ausencia de ejercicio físico.

 

Cómo prevenir las varices

La mejor forma de prevenir las varices es evitando todo aquello que las motiva. Cabe destacar que la prevención en este caso es muy relativa, ya que generalmente, si existe predisposición a su aparición, evidentemente no vamos a poder evitarlo. No obstante sí podemos conseguir que sean menos marcadas, tarde más en aparecer e incluso podemos mejorar en general su apariencia y funcionalidad.

En ese sentido vamos a evitar estar demasiado tiempo de pie o sentados, y en el caso de esta segunda posición no debemos cruzar las piernas y procuraremos mantener las lomas elevadas que sea posible.

Por ejemplo, cuando estemos durmiendo, una buena forma de prevención e incluso de tratamiento es poner un cojín de manera que las piernas se encuentren por encima del nivel de nuestro corazón, ya que de esta forma vamos a facilitar la circulación de la sangre con lo que mejorará el estado de forma considerable.

Por supuesto también vamos a evitar el sobrepeso y actuaremos contra él en el caso de que nos encontremos en esta situación, con lo cual no sólo vamos a mejorar la circulación de la sangre sino que además también disminuimos la presión en las venas.

La ropa muy ceñida es motivo de aparición de várices y puede empeorar considerablemente su estado, así como los tacones altos que tan sólo se utilizarán en periodos cortos de tiempo.

El tratamiento de las varices

Existen distintos métodos para tratar las varices, y para ello empezaremos evidentemente adoptando los consejos que os hemos indicado en el apartado anterior en relación con la prevención, ya que esto os va a ayudar a mejorar mucho su estado en el caso de que ya hayan aparecido.

Por supuesto también existen procedimientos médicos los cuales se determinarán en función del estado y avance o características de las varices, lo cual significa que será un asesoramiento en base a cada caso en particular.

Pero si queréis hacer todo lo posible por acabar con ellas, os aconsejamos que echéis un vistazo a la página comoeliminarlasvarices.net donde vais a encontrar un montón de información acerca de las varices y del mejor procedimiento en cada caso para proceder a su eliminación.