Sociedad

Consejos para mejorar la seguridad de tu coche

08/11/2017

Consejos para mejorar la seguridad de tu coche

Hay determinadas recomendaciones que vale la pena tener en cuenta con el objetivo de mejorar la seguridad del coche, los cuales van enfocados desde al cambio de los neumáticos online cuando se empiezan a desgastar, hasta aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de circular. Está claro que los sistemas de seguridad de los coches modernos ya son un paso adelante, pero debemos ser conscientes de que también hay que prestar atención tanto al estado del vehículo como a nuestra reacción al volante.

Comprueba el correcto estado de tus neumáticos

En primer lugar, para garantizar la seguridad de nuestro vehículo es esencial que comprobemos el estado de los neumáticos, para lo cual deberemos medir su desgaste así como la posibilidad de que existan elementos que puedan alterar su normal funcionamiento.

Incluso los neumáticos que no han sido utilizados durante muchos kilómetros, con el paso del tiempo pueden presentar pequeñas grietas que poco a poco van deteriorando su superficie, una razón importante por la que debemos sustituirlos cuando veamos que su apariencia no es la adecuada. De igual manera también podemos observar si existen roturas o pellizcos así como cortes que puedan afectar a su superficie, ya que, aunque por el momento no presente problemas excesivos, con el paso del tiempo puede convertirse en un riesgo muy serio.

Cabe destacar que para evitar este tipo de deterioros, lo mejor que podemos hacer es equipar nuestro vehículo con ruedas de calidad como por ejemplo los neumaticos michelin, los cuales pueden suponer una mayor inversión en un principio, pero a la vez también cuentan con una mayor durabilidad.

También es necesario que comprobemos el desgaste del neumático, de manera que deberemos observar que sea uniforme en toda su superficie y que cuente con la profundidad adecuada y los testigos en buen estado.

También hay otras marcas como bf goodrich con las que podemos tener la total tranquilidad de que llevamos unos zapatos de calidad en nuestro coche y por supuesto por un precio muy adecuado.

Un mantenimiento correcto te puede evitar muchos sustos

Pero no sólo nos vamos a tener que preocupar de las ruedas y pensar en instalar algunas marcas de reconocido prestigio o segundas marcas de neumáticos de calidad como son los neumaticos kormoran, sino que a su vez también es importante que comprobemos el estado general de nuestro vehículo, es decir, realicemos una comprobación de que todos los niveles como puede ser el aceite, el agua y el líquido de frenos se encuentren en el punto adecuado, ya que estos detalles pueden marcar una importante diferencia en cuanto a la seguridad y tranquilidad a la hora de circular.

Por esa razón podemos empezar por ejemplo comprobando la presión de los neumáticos, y a continuación abrimos el capó del coche para medir los niveles más importantes. Podemos empezar con el nivel de aceite, el cual se debe encontrar entre las líneas máximo y mínimo para evitar problemas. También tenemos que comprobar que el nivel de agua anticongelante del radiador y que igualmente se encuentre situado entre los topes máximo y mínimo.

Otro detalle que muchas veces pasa desapercibido es el nivel del líquido del limpiaparabrisas, de manera que, como es algo que reponemos y gastamos con poca frecuencia, al final podemos acabar olvidándolo y, de repente, justo cuando lo vamos a necesitar nos encontramos con que no disponemos de líquido en el depósito. Esto es más importante de lo que parece, ya que nos podemos enfrentar a situaciones de baja visibilidad o una gran suciedad en la luna delantera, con lo cual también es un sistema de seguridad que debemos tener en cuenta.

También deberemos comprobar con regularidad que todas las luces de nuestro vehículo funcionen adecuadamente y que ninguna bombilla esté fundida, además de que hay otro elemento que muy a menudo olvidamos comprobar debido a que es raro tener que reponerlo por nuestra cuenta que es el nivel del líquido de frenos.

Otra recomendación es que comprobéis la batería, de manera que no deberá haber ningún líquido en su exterior y, en cualquier caso, si vemos que hay algo extraño como óxido, zonas rugosas, etcétera, lo mejor es contactar con nuestro mecánico de confianza.

Por supuesto también hay detalles importantes que deben llevar un mantenimiento y control de forma regular como es la suspensión, el encendido, la inyección, los manguitos, las abraza veras, las bujías, los cables y los filtros, con lo cual os recomendamos que realicéis una revisión cada cierto tiempo para garantizar su buen estado.

Consejos para mejorar la visibilidad y reducir el tiempo de reacción

Para poder mejorar la visibilidad a la hora de conducir, algo que también va a beneficiarnos en relación con nuestra seguridad, un consejo es que levantes la barbilla y os fijéis en la zona más lejana. Además también es recomendable ir realizando barridos visuales entre el punto lejano al que estamos mirando y el capote nuestro coche, así como de vez en cuando también haremos barridos transversales a la derecha y a la izquierda para comprobar que la vía esté en buen estado y no haya objetos o situaciones que entrañen riesgo.

Por supuesto, si circulamos por ciudad o zonas con abundantes vehículos, estos barridos, fundamentalmente los transversales, se deberán realizar con mayor frecuencia.

También es importante que tengamos en cuenta que, cuanto más rápido vayamos, nuestro cerebro se verá obligado a eliminar información que considere innecesaria para poder procesar adecuadamente la que considera primordial. Esto es lo que se conoce como “efecto túnel”, una sensación que comienza a velocidades a partir de unos 140 km/h, con lo cual podemos ver que nuestro ángulo de visión se reduce y dejamos de observar los elementos que hay a nuestro alrededor.

Con estos sencillos consejos esperamos que a partir de ahora realicéis todas las comprobaciones necesarias y el mantenimiento adecuado, que os permita garantizar vuestra seguridad y la de todos los usuarios de cualquier tipo de vía por la que circulemos.