Viajes

Unas vacaciones diferentes

16/11/2017

Unas vacaciones diferentes

Cuando llega el verano, la mayoría de la gente elige un destino de playa para sus vacaciones. Es normal, ya que el calor invita a tomar refrescantes baños y pasar el día sin hacer otra cosa que no sea tumbarse al sol. Sin embargo, este tipo de viajes está limitado únicamente a las épocas en las que hace buen tiempo. Los meses en los que el clima no es tan propicio, como en las vacaciones de navidad, no parece buena idea ponerse el bañador. Además, siempre hay quien prefiere pasar sus vacaciones de una forma diferente. Estas son algunas ideas si es tu caso.

Turismo rural en Castellón

Uno de los destinos de playa más conocidos es Castellón y sus alrededores. Pero la provincia tiene otros atractivos interesantes, parajes de naturaleza que invitan a perderse durante todo el año. Rutas senderistas y caminos por los que podrás caminar a tu aire, rodeándote de un legado con alto valor ecológico.

En Castellon turismo rural es una forma diferente de disfrutar. No en vano es la segunda provincia en cuanto a terreno montañoso, con lugares de alto valor ecológico, histórico y cultural como el Parque de Valltorta, declarado por la UNESCO Patrimonio Mundial debido a su colección de arte rupestre. Entre otros muchos atractivos.

La Ruta de la Camelia, un recorrido por los jardines más bonitos de Galicia

Esta delicada y hermosa flor es todo un símbolo en Galicia, y para disfrutarla al máximo se ha creado la Ruta de la Camelia, una forma diferente de conocer la historia de Galicia. A través de 12 de los mejores jardines de A coruña y Pontevedra, es una ruta única con gran interés para los amantes del turismo de naturaleza. Además, la arquitectura de los pazos y estar en una región de gran tradición vinícola amplía la oferta para quienes buscan destinos con un valor patrimonial destacable y quieren degustar los vinos con DO Rías Baixas.

La flor es todo un ejemplo de cómo el invierno no es sinónimo de frío y colores apagados. Es en esta época cuando las camelias hacen acto de presencia, convirtiendo cada pazo en un lienzo repleto de colores y belleza natural. Todo un espectáculo en el que también se pueden visitar otros rincones interesantes, como monasterios o vestigios de los primeros pobladores de la región.

El Camino Inca

En Perú, al otro lado del mundo, Machu Pichu es un destino que espera al visitante durante todo el año. Este antiguo recinto sagrado es el final del Camino Inca, que pasa por paisajes de todos los tipos. Un ejemplo de los distintos ecosistemas que conviven por la zona, desde bosques y cascadas hasta montañas y paisajes nevados. Todo un espectáculo para la vista, que termina en uno de los complejos arqueológicos más famosos del mundo.

Es mejor que reserves con tiempo si quieres disfrutarlo, ya que cada vez hay más gente interesada en hacerlo. Y las plazas para conocer la zona son bastante limitadas.

Un viaje en ferry

Si quieres disfrutar del viaje desde el momento de salir, nada como un ferry para ir de un puerto a otro. Destinos como las Islas Canarias o Valencia están comunicados mediante este transporte, que además es muy fácil de reservar a través de Internet. Viajar en ferry es una manera distinta de disfrutar de la experiencia, sin prisas y viviendo escenas como la entrada y salida del puerto, siempre agradables e interesantes.

No hace falta esperar al verano o elegir la playa como destino de vacaciones. Hay muchas otras formas de disfrutar de unos días libres llenos de emoción y aventura. ¿Tienes preparada la maleta?