Economía

La conducción de las carretillas elevadoras, una salida para el paro

24/11/2017

La conducción de las carretillas elevadoras, una salida para el paro

Cada vez son más las personas que se preparan para ejecutar el trabajo de conductor de carretillas elevadoras o carretilleros, quienes son los encargados de conducir las máquinas móviles que están dotadas de una horquilla de doble pala que se usa para elevar peso. Gracias a este vehículo es posible transportar grandes cargas, normalmente montadas sobre los palets o tarimas.

El creciente desarrollo de las plataformas de operadores logísticos y de transporte ha mantenido un gran interés por parte de las empresas en operadores especializados en el manejo de estos vehículos, por lo que el número de ofertas de empleo disponibles en estos puestos profesionales sigue siendo bastante elevado, siendo una estupenda opción para las personas que quieren salir del paro.

El trabajo de conducción u operación de carretillas elevadoras consiste en la recepción y colocación de paquetes de gran tamaño y otro tipo de cargas que vienen en palés o en tarimas, así como la preparación de pedidos y su empaquetado para alistarlos hacia sus destinos. Dependiendo de la empresa en la que se trabaje, en algunas ocasiones es posible realizar tareas administrativas como la revisión de albaranes.

Para poder realizar este trabajo con éxito es necesario tener destreza manual, un gusto por los trabajos mecánicos y tolerancia al estrés, ya que en algunas ocasiones este trabajo puede ser estresante para varias personas al tener que mover paquetes muy costosos. Con respecto al salario que se consigue en éste tipo de empleo, aunque puede variar de empresa a empresa, la media se encuentra alrededor de los 16.000 euros anuales.

¿Qué se necesita para poder trabajar de carretillero?

Lo primero que se necesita para poder realizar este trabajo es tener un carnet de carretillero. Para obtener este carnet es necesario realizar unos cursos, los cuales no tienen ningún requisito específico.

Los cursos suelen tener una duración relativamente corta y están diseñados para que los trabajadores adquieran los conocimientos y las habilidades necesarias para poder conducir sin problemas las carretillas elevadoras. Además de que deben tener muy claros los riesgos concretos que se tienen y las medidas preventivas que deben de adoptar para evitar problemas y accidentes en el área de trabajo. Es posible obtener toda la información necesaria sobre estos vehículos en carretillaselevadoras24.es.

Estos cursos están comprendidos por una parte teórica y una práctica. Durante las clases teóricas los estudiantes aprenden algunos temas como las partes y los tipos de carretillas que existen, así como la carga, la gestión de almacenes y stocks, los conocimientos, la seguridad y la prevención de riesgos laborales. Durante la parte práctica es necesario que realicen conducciones reales con algunas de las distintas clases de máquinas elevadoras: retráctil y frontal, circulando por un circuito de prueba llevando cargas de pruebas.

En España no existe ningún organismo público que se encargue de otorgar licencias o carnets para conducir las carretillas elevadoras, ya que son las mismas empresas las que se encargan de responsabilizar la formación que recibirán los trabajadores, aunque hay programas gubernamentales que se encargan de dar cursos y de conectar a las personas con las empresas para que estas puedan darles un puesto de trabajo.

El Ministerio de Trabajo ha confirmado que aquellas personas que se dediquen a la conducción de carretillas elevadoras deben de cumplir una serie de características y aptitudes físicas, destacando una buena visión, un alto nivel de audición, conocimientos de mecánica necesarios y haber aprobado el curso de conducción de las distintas carretillas.

Las personas que presenten un déficit de visión o incapacidad para escuchar conversaciones a más de 7 metros no podrán calificar para conducir las carretillas. Asimismo, aquellas personas que padezcan de enfermedades como daltonismo, sordera o epilepsia tampoco califican para para el trabajo.

En la actualidad hay algunos programas que buscan que las personas que se encuentran en paro ingresen a este tipo de trabajos, como es el caso del Ayuntamiento de Piélagos y el Gobierno de Cantabria, que comenzaron un proyecto de promoción de acciones para mejorar la empleabilidad de las personas que llevan más de 360 desempleados.

La alcaldesa de Piélagos, Verónica Samperio, habló sobre la importancia de la formación y del reciclaje profesional, siendo estos “herramientas fundamentales para ingresar al mercado laboral”.

Este programa toma como pilares fundamentales la orientación, información y la formación, de forma que los participantes del programa puedan aumentar sus probabilidades de conseguir un buen puesto de trabajo.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que las empresas son las responsables de la formación de los carretilleros, además de que legalmente no es obligatorio que el conductor haya pasado por un periodo de prácticas, aunque realmente es prácticamente imposible que una empresa contrate y ponga a trabajar a una persona que no ha demostrado tener los conocimientos necesarios.

El carnet de carretillero tiene una fecha de caducidad, en donde las empresas pueden poner le plazo que estimen convenientes durante sus ciclos formativos. En algunos centros de formación no se coloca una caducidad en los certificados que se emiten, mientras que otros dan a la opción de actualizar el certificado sin ningún costo cuando sea necesario.

Una duda muy común que se presenta sobre el tema es si se necesita tener un carnet de conducir coches para poder obtener un carnet de conductor de carretilla. En realidad, estos no están directamente relacionados. En el caso de que el conductor de la carretilla solo trabaje dentro de la infraestructura de la empresa, sin conducir en el exterior en ningún momento, el conductor no necesita tener un carnet de conductor de coche.

Pero si el conductor debe conducir la máquina en el exterior, como en el caso de alquiler de carretillas, aunque solo sea en un estacionamiento exterior, la empresa necesita asegurarse de que el trabajador tenga un carnet de conductor, específicamente el permiso B.