Salud

La importancia de una buena salud tanto física como mental

20/03/2018

La importancia de una buena salud tanto física como mental

Nada hay más importante que la salud. Mantener una dieta sana y equilibrada, realizar ejercicios de manera habitual y en general no abusar de malos hábitos y exceso sería lo ideal para gozar de un buen estado de forma, pero decirlo es mucho más fácil que llevarlo a cabo, pues sabemos que no todo el mundo tiene el tiempo o la voluntad de hacerlo.

Mucha gente compagina su trabajo con las horas dedicadas a su familia, a las amistades, a sus hobbies y aún así es capaz de sacar tiempo para hacer algo de ejercicio y sí, presumiblemente gozan de un buen estado físico y una buena salud pero el cuerpo humano tiene sus limitaciones y no es incombustible. Llevar un ritmo de vida tan activo puede hacer que nuestro cuerpo se resienta y aparezcan lesiones que si bien no son de gravedad en un principio pueden llegar a convertirse en algo más serio si no se tratan a tiempo.

Un esfuerzo físico de manera continuada puede traer consigo la aparición de problemas tanto musculares como de articulaciones, los cuales se hacen muy duro convivir con ellos. Acudir a un profesional es lo primero que debe hacerse al notar el menor síntoma de estas molestias, pero es posible que, por el estilo de vida y las limitaciones de tiempo debido al trabajo y a otras tareas que tienen algunas personas, les sea muy complicado acudir a la consulta. ¿Alguna solución? Pues sí; afortunadamente tienes a masajistas que ofrecen masajes a domicilio y son todo ventajas, ya que te ahorras desplazamientos, lo que se traduce en tiempo y dinero y además con el aliciente de que estás en la comodidad y tranquilidad de tu hogar.

Muchos de estos masajistas incorporan en sus servicios la aromaterapia, que consiste en la estimulación y relajación por medio de aromas a base de aceites naturales esenciales, los cuales potencian el efecto del masaje. Los productos Swiss Just son uno de los más populares en cuanto aromaterapia, ya que tienen un amplio catálogo con remedios para muchos y muy variados problemas, tanto físicos como mentales.

La salud mental, igual de importante que la salud física

Hay personas que a pesar de llevar una vida sana y gozar de una buena salud física, padecen algún tipo de problema o trastorno mental, puesto que la salud física no necesariamente va ligada a la salud mental.
Tener un problema o trastorno mental es más común de lo que parece, a pesar de que el término “trastorno mental” suena persona que está para que la encierren, la realidad es que la gran mayoría de personas sufre o ha sufrido algún trastorno mental, pues hay infinidad de ellos pero la gran mayoría no se conocen popularmente.
Cualquier malestar en cuando al estado anímico, cualquier comportamiento obsesivo o incluso cualquier manía considerada como “inofensiva” puede suponer un trastorno mental que, si no tratamos con un psicologo, quizás sí que pueda derivar en algo más grave.

Hay que aclarar varias cosas en cuanto a los psicólogos; Para empezar, no es necesario tener un problema para acudir a ellos, ya que mucha gente va al psicólogo porque simplemente quieren cambiar algún aspecto de su personalidad con el que no se sienten del todo a gusto, sin que esto suponga ningún tipo de problema para él o para su entorno.
En segundo lugar, no hay que sentir vergüenza por acudir al psicólogo, pues están ahí para ayudar prestando sus servicios como cualquier otro médico. Conviene desmontar ya el mito de quien acude al psicólogo es porque está loco.

Aunque también hay otros problemas que nada tienen que ver con la actitud o el estado anímico pero que se generan en las personas, como puede ser el caso de la hiperactividad, un caso muy serio en niños. Convivir con un paciente hiperactivo hace realmente complicado el día a día si no se somete a un Tratamiento TDAH que pueda ayudar a su recuperación mediante avanzadas técnicas que mejorarán su atención y su capacidad de concentración.