Sociedad

Por qué cursar un máster o un curso posgrado

22/03/2018
Foto del avatar

author:

Por qué cursar un máster o un curso posgrado

Los jóvenes se están encontrando en la actualidad con un mercado laboral cada vez más exigente. Son pocas las oportunidades que tienen para poder demostrar su valía. Y en muchas de ellas las condiciones no son ni mucho menos las adecuadas. Es por esta razón por la que muchos se están viendo en la imperiosa necesidad de prolongar o retomar su etapa formativa. A falta de experiencia, bien vale poder demostrar que se tienen los conocimientos necesarios para acceder a un mayor número de puestos de trabajo.

En este marco es donde surgen los másters y los cursos de posgrado que vemos a día de hoy. Hasta hace unos años resultaba poco frecuente el acceso a este tipo de estudios. Los alumnos que se matriculaban en ellos lo hacían más bien movidos por una cierta inquietud personal. Sin embargo, hoy en día esta práctica se ha convertido más bien en una necesidad para poder tener un mayor acceso al mercado laboral.

Combinar el conocimiento especializado con la experiencia real

Disponer, por ejemplo, de un Máster Enfermería posibilita no solo una ampliación en los estudios, sino que el perfil del candidato al mercado laboral sea mucho más específico. De esta manera, contará con una serie de elementos diferenciadores con respecto a la competencia. Ni que decir tiene que esta especialización en Formación Enfermería marcaría la diferencia dentro del mercado laboral.

Cursar un máster es la oportunidad perfecta para combinar dos factores que hoy en día se consideran fundamentales para acceder al mercado laboral:

  • Disponer de un conocimiento más especializado
  • Adquirir experiencia real y habilidades de estudio gracias a las prácticas

Las diferentes instituciones que ofertan este tipo de estudios suelen tener acuerdos concertados con empresas para que sus alumnos lleven a cabo sus prácticas en ellas. Esto, sin duda alguna, es uno de los principales alicientes por los que cursar un máster.

Másters para alumnos con experiencia laboral

Actualmente se viene produciendo un hecho bastante curioso a este respecto. Si bien hasta hace unos años eran alumnos sin experiencia laboral los que accedían a realizar un máster, hoy en día son muchos los trabajadores que quieren ampliar sus conocimientos con este tipo de formación. La especialización abre más puertas y suma méritos curriculares para un posible ascenso en la empresa.

Precisamente, y según datos del Ministerio de Educación, en los últimos cinco años el número de alumnos mayores de 40 años matriculados en másteres ha crecido en más de un 70%. La crisis del mercado laboral es una de las razones que nos ha llevado a estos números.

Cursar un máster para obtener nuevos contactos

Cursar un máster no solo nos ofrece nuevas vías de conocimiento e información. Al mismo tiempo es un espacio natural excelente para obtener nuevos contactos. Los profesores que suelen conformar los claustros son personas muy vinculadas al mundo empresarial. Su experiencia, consejos y referencias nos pueden servir de ayuda inestimable para abrirnos paso en el mercado laboral o disponer de nuevos cauces de desarrollo.

De todas maneras, hay que señalar a todo esto que cursar un máster o un posgrado no garantiza un puesto de trabajo. No obstante, sí resulta una ayuda muy importante para ello. En los últimos años, casi un 40% de las empresas en España valoran de forma muy positiva que el candidato a un puesto de trabajo disponga de estudios superiores y adicionales de este tipo.

Entre estas empresas están principalmente las del sector jurídico, consultoría, sanidad, banca e inversión, maquinaria, química, recursos humanos, recursos energéticos, industrial y construcción. Dentro de las mismas, según un estudio de Infoempleo Adecco existe una diferencia de más de un 51% entre el salario que recibe un empleado con formación de posgrado o máster y un empleado que tenga estudios más básicos.

Es cierto que el precio de las tasas de matrícula y el largo periodo de estudios que conlleva un máster o un curso de posgrado hacen que muchos se lo piensen antes de acceder. De ahí que no haya que tomarse a la ligera el lanzarse a adquirir formación de este tipo. Pero siempre y cuando las razones sean de peso, y dependiendo del campo y la especialidad de cada uno, sí que resultaría muy recomendable ampliar estudios y lograr una mayor cualificación.

No en vano, cursar un máster se convertirá en una importante inversión de futuro y potencial. Una posibilidad real de destacar en el mercado laboral, de ampliar conocimientos, hacer nuevos contactos y mejorar las expectativas económicas. Un reconocimiento académico de este tipo proyectará un futuro en el que muy probablemente se conseguirá trabajar con los mejores.