Salud

¿Quieres un futuro laboral estable? Apuesta por la rama sanitaria

junio 7, 2018
Israel Guerra

author:

¿Quieres un futuro laboral estable? Apuesta por la rama sanitaria

Según el Servicio Público de Empleo Estatal, los auxiliares de enfermería se convirtieron en 2015 en la segunda profesión más demandada en el mercado laboral del año 2015, con una contratación de 142.606 trabajadores.

La rama sanitaria es una opción que, a ojos de muchos, es inmejorable para garantizarse un futuro laboral estable. A diferencia de otros sectores pujantes en el mercado laboral español, como el turismo y las industrias accesorias, la sanidad no está sujeta a tanta estacionalidad y eso garantiza un caudal de trabajo más continuo.

En los últimos años, la demanda desde los sectores público y privado por profesionales de este oficio no hace más que aumentar.Clínicas, hospitales, centros de salud, ambulancias, geriátricos, centros de cuidado para personas dependientes… son todos escenarios donde los auxiliares de enfermería pueden prestar sus servicios y desarrollar su profesión.

Una profesión con vocación de servicio

Para convertirse en auxiliar de enfermeria, es imprescindible iniciar los estudios en un grado medio de técnico de auxiliar en enfermería, donde ofrecen todos los conocimientos teóricos y prácticos para desempeñarse en esta profesión. Con los datos de empleabilidad que tiene este oficio, es bastante comprensible que sean decenas de miles de personas las que deciden estudiar auxiliar de enfermería, atraídos también por los aspectos económicos, pues especialmente el sueldo de auxiliar de enfermería en el sector público es una garantía de estabilidad.

Además de la empleabilidad, la de auxiliar de enfermería es una profesión que destaca por su vocación de servicio. Ocurre esto porque a menudo muchos tildan este oficio como algo desagradable y hablan de él de modo despectivo, “limpiar culos”, “hacer lo que otros no quieren”, “cuidar a los mayores”, cuando en realidad lo que subyace de todo esto es ese deseo del profesional por mantener a una persona que es dependiente en unas buenas condiciones de salud, limpieza e higiene.

¿Qué formación hay que tener para ser auxiliar de enfermería?

Como comentamos anteriormente, la formación mínima es un grado medio de formación profesional de técnico auxiliar en enfermería, que por supuesto se puede ver complementada con otros estudios de la rama sanitaria. La formación profesional en España posibilita la opción de ir avanzando en conocimiento, de modo que la consecución de estos títulos valida la opción de iniciar estudios en la formación profesional de grado superior y, en última instancia, la formación universitaria.

Los estudios de grado medio tienen una duración de un año y medio, y en ellos se adquieren los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para convertirse en profesional. Desde aspectos relacionados con la salud bucodental hasta el manejo adecuado de instrumentación y maquinaria pasando por los cuidados básicos en enfermería y sin olvidar conceptos clave en el funcionamiento administrativo de los centros sanitarios así como toda la documentación sanitaria, todas estas áreas de formación son indispensables para llegar a ser auxiliar de enfermería.

Obviamente, estos estudios también incluyen primeros auxilios, tratamiento psicológico y la relación entre profesionales, o temas más concretos como medicamentos, cómo actuar ante hemorragias, quemadura e intoxicaciones o bien la importancia de la esterilización y la higiene en el medio sanitario y la limpieza de material para evitar infecciones.

El trabajo del auxiliar, una profesión de valores humanos

El técnico en cuidados auxiliares de enfermería es un profesional más del equipo de enfermería. En realidad es el primer profesional que tiene contacto con el paciente, y por tanto, es el más cercano a este.

Entre sus funciones están las de cuidar y asistir las necesidades fisiológicas y actividades de la vida diaria de los pacientes y/o las personas que necesitan ayuda para cubrir alguna de sus necesidades básicas.

Por esta razón, es fundamental que un profesional de este tipo desarrolle valores como la empatía, el respeto, el afecta, la humanidad y la profesionalidad. En este momento, es interesante recordar que, según la OMS, la salud no es solo la ausencia de la enfermedad, sino que es un estado de completo bienestar físico, mental y social.

Los técnicos en cuidados auxiliares de enfermería o los propios enfermeros son profesionales que siempre están a “pie de cama”, cuidando 24 horas a sus pacientes, y viven en cada momento la mejoría o el empeoramiento de la enfermedad, razón por la cual, es importante desarrollar esos valores comentados.

Comentarios