Sociedad

La actual fortaleza del dólar estadounidense podría tener los días contados

08/06/2018

La actual fortaleza del dólar estadounidense podría tener los días contados

Se ha visto soportado por buenos datos macroeconómicos locales y las subidas de tipos

Tras un periodo de significativa fortaleza del dólar estadounidense en el forex, es solo cuestión de tiempo de que se acabe el camino alcista. Las últimas semanas se vio menor actividad en la economía europea, lo que provocó que algunos inversores dudaran sobre la agenda de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE).

Las previsiones de inflación en Estados Unidos también siguieron viviendo alzas, mientras que las expectativas de inflación en Europa se han diluido. Además, las expectativas de tipos de interés del mercado en EE.UU. ahora superan los niveles sugeridos por la Reserva Federal (al menos en el corto plazo).

Se han materializado una serie de dinámicas positivas para el dólar estadounidense en el forex y hay buenas opciones de que estos vientos de cola se evaporen en los próximos meses. Como resultado, el euro se ha revalorizado contra el dólar.

Más allá del día a día en el trading en el mercado de divisas o forex (dólar – euro), factores tales como el miedo a guerra comercial, la subida de la rentabilidad de los bonos públicos y la amenaza de la volatilidad en los mercados emergentes han mantenido elevada la preocupación de los inversores las últimas semanas. Sin embargo, los expertos señalan que no es hora de cambiar aún la perspectiva sobre el riesgo o la duración en las carteras globales.  

Los expertos señalan que el entorno económico sigue siendo favorable y las valoraciones de las acciones son elevadas, pero lejos de niveles de tensión. Además, las dinámicas de la inflación son más suaves y los inversores se han habituado a que los bancos centrales cambien el contenido sus comunicados más rápido que en tiempos pasados, por lo que no se prevén cambios.

Así, independientemente de las decisiones que se tomen en el forex, las carteras globales deberían mantener un posicionamiento positivo en los sectores cíclicos tales como energía y bancos en EE.UU. y Europa. Algunos analistas apuntan también que hay oportunidades cada vez más visibles en la parte defensiva de la renta variable. Salud en Europa, sobre todo farmacéuticas, por ejemplo.

Por el lado de los emergentes, los expertos señalan que la combinación de un dólar más fuerte y tipos de interés más altos en EE.UU. está complicando la vida de los bancos centrales emergentes, tal y como ilustran las últimas decisiones de política monetaria que tanto se notaron en el forex, que o bien tensaron con fuerza o bien dieron marcha atrás en mayores tensionamientos.

Los expertos creen que esta divergencia no debería durar mucho tiempo. Europa y Japón están experimentando una ralentización de medio ciclo o un frenazo temporal tras el sorprendente crecimiento de 2017, pero la inflación debería empezar a subir en estas economías también y las declaraciones del BCE podrían hacerse menos blandas tan pronto como el mes que viene. En lo que respecta al forex, y hasta cierto punto, esta divergencia podría incluso ayudar al BCE a poner presión indirectamente al nuevo gobierno italiano para asegurarse de que sigue aplicando una disciplina fiscal.