Compartir

¿Qué persona no sueña con poder viajar y vivir con una total libertad y flexibilidad? Imagina decidir tú mismo dónde te gustaría parar cada día, dónde dormir, dónde comer, sin ningún tipo de prisa y sin limitaciones de horarios.

Viajar en furgoneta o, como mucha gente lo conoce, con la casa a cuestas, nos permite realizar todo lo anteriormente mencionado y muchas más cosas sin tener la necesidad de preocuparnos de tener que volver a una hora en concreto al motel donde estamos hospedándonos. Esta es una de las grandes ventajas de las personas que se animan a realizar este tipo de aventura.

Aunque este tipo de cultura no está tan desarrollada en nuestro país como en otros de la Unión Europea, como pueden ser Alemania o Francia, cada vez son más las personas que se animan a vivir en furgoneta.

Los datos hablan por sí mismos, la propia Asociación Española de la Industria y Comercio del Caravaning (Aseicarha afirmado que en los últimos años ha habido una subida en cuanto a la matriculación de autocaravanas, aumentando a día de hoy hasta más de 2.000, muchas más que en el año pasado.

Este tipo de experiencias tiene algo especial que llama atención a mucha gente. Los amantes de los viajes, la naturaleza y aquellas personas que desean conocer mundo llevándose su casa con ellos, son los grandes beneficiados de este tipo de aventuras.

¿Está indicado para todo tipo de personas?

Este mundo es demasiado interesante como para quedarse siempre en un mismo sitio, por ese motivo, desde aquí, incito a todo el mundo que pueda permitírselo a realizar al menos una vez en su vida este tipo de experiencia. Si de verdad es lo que quieres, lucha para conseguirlo. Pero ten siempre en cuenta que no son unas vacaciones, es un estilo de vida único y diferente.

¿Y el dinero?

Esta es la pregunta del millón ¿De dónde saca la gente que vive en furgoneta el dinero para subsistir? Tengamos en cuenta que no hay que pagarse únicamente comida y bebida, también existen otros elementos como la gasolina, reparaciones del automóvil, desgaste de ruedas, cambios de aceite, etc.

Lo más normal es que se ahorre una gran cantidad de dinero antes de realizar este viaje, aunque también se puede sacar de otros modos, como vendiendo las fotografías que hagas durante el viaje, realizando videos, reportajes… el único límite es nuestra imaginación.

Así que, no te lo pienses más, si de verdad es lo que quieres, lucha por ello, consíguelo y empieza a disfrutar cuanto antes de los distintos tipos de cultura, gastronomía, arte y naturaleza que se encuentra escondida por cada uno de los rincones del mundo esperando por ti.

¿Qué tipo de viajes son los que más se realizan?

Por norma general, las zonas más visitadas son las de litoral y montaña, donde más de la mitad de los usuarios que realizan este tipo de vida proclaman como una de sus prioridades, seguido muy de cerca por el turismo rural y, como última opción, el cultural.

Aunque, dependiendo de nuestras necesidades y expectativas, podemos planear nosotros mismos la ruta de viaje que más nos convenga y poder visitar todos aquellos parajes que durante tanto tiempo hemos soñado.

Periodista vasco cuyas historias han abordado todo lo relacionado con el mundo del marketing y las nuevas tecnologías.