Salud

Cannabidiol: Los últimos avances en medicina natural alternativa

agosto 1, 2018

Cannabidiol: Los últimos avances en medicina natural alternativa

En las fantasías más futuristas con respecto al inicio del nuevo milenio, seguramente estarían los coches voladores, los robots incorporados a las tareas domésticas y los viajes intergalácticos. Pero lo que seguramente nunca incluirían, era una necesidad imperiosa del ser humano de volver la mirada atrás en el tiempo, para descubrir los innumerables beneficios de la medicina natural. Productos naturales como el aceite de coco, el aloe vera, la oliva y la infusión de cáñamo abrieron el camino. Hoy en día, el cannabidiol es el antioxidante natural que promete convertirse en la estrella.

¿Qué es el cannabidiol?

El cannabidiol, mejor conocido como CBD, es uno de los ciento cuatro componentes químicos naturales llamados cannabinoides, que se encuentra en la planta de cannabis o marihuana.

Venerada por el movimiento hippie de los ´60, la marihuana continúa despertando polémicas acerca de la los beneficios de su legalización en muchos países.

Sin embargo, hoy hasta la medicina tradicional la recomienda con ciertos fines terapéuticos.

La marihuana existió siempre, y su uso se remonta hasta el 1400 A.C., según ciertos documentos antiguos encontrados. Pero lo cierto es que su uso terapéutico se inicia con la medicina natural india ayurveda.

En la actualidad, es posible acceder al CBD como una terapia alternativa en el tratamiento del dolor crónico, sin que por ello se vea afectada la lucidez del sujeto que la ingiere.

Gracias a internet y las tiendas virtuales especializadas en medicina natural, es posible encontrar una amplia gama de productos que contienen cannabidiol, como el Aceite CBD,  crema cbd, cápsulas CBD y cristales.

Pero lo que resulta más llamativo, es que existan tiendas exclusivas donde se ofrecen exclusivamente productos desarrollados en base al CBD.

El aceite de CBD se obtiene extrayendo este compuesto químico natural de la planta de cannabis, para luego diluirla con un aceite portador como el aceite de coco o el aceite de semilla de cáñamo.

Existen diferentes tipos de plantas de cannabis donde predomina el CBD. Entre ellas, se encuentran la conocida Juanita la lagrimosa, dance world y la pickantona, de las cuales es conveniente diferenciar los mejores fines terapéuticos que encierra cada una de estas plantas.

En la actualidad, muchos países autorizan el uso de productos elaborado con CBD en tratamientos tanto en niños como en adultos para tratar ciertas dolencias, aunque siempre deben estar supervisados por un especialista de la salud.

Beneficios poco conocidos del aceite de CBD

Los beneficios que se detallan a continuación están fundamentados en numerosos estudios clínicos y trabajos de investigación médica, aunque siempre se recomienda la consulta con un médico.

 

  • Alivia el dolor

 

El cuerpo humano contiene un sistema llamado endocannabinoide, que se encarga de la regulación de funciones como el sueño, el apetito y el dolor.

Los estudios recientes demostraron que el aceite de CBD ayuda a reducir el dolor crónico al impactar en la actividad del receptor endocannabinoide, reduciendo la inflamación e interactuando con los neurotransmisores que inhiben el dolor.

 

  • Reduce la ansiedad y la depresión

 

Tanto la ansiedad y la depresión son enfermedades mentales que pueden afectar seriamente la calidad de la vida humana. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, la ansiedad es la principal causa de incapacidad laboral, mientras que la depresión ocupa el sexto lugar. En un estudio realizado en veinticuatro personas con trastornos de ansiedad, los resultados fueron realmente prometedores, ya que las personas que recibieron aceite de CBD como tratamiento, reflejaron menor ansiedad y malestar en una prueba para hablar en público.

El aceite de CBD también se ha utilizado para tratar a niños con trastorno de estrés postraumático, a quienes les resultaba muy difícil conciliar el sueño.

Por lo tanto, se puede asegurar que el aceite de CBD actúa sobre los receptores del cerebro como la serotonina, que regula el estado de ánimo y el comportamiento social.

 

  • Alivia los trastornos ocasionados por los tratamientos contra el cáncer

 

En situaciones donde como consecuencia de la quimioterapia para el tratamiento de determinados cánceres, aparecen vómitos y náuseas, el aceite de CBD alivia estos efectos.

 

  • Reduce el acné

 

Comprar aceite con CBD es una alternativa interesante para el tratamiento del acné, una de las afecciones más comunes de la piel, que puede ser causada por infinidad de factores, entre los que se encuentran los genéticos, bacterianos e inflamación subyacente, entre otras.

El aceite de CBD es eficaz para reducir una cantidad excesiva de sebo en las glándulas sebáceas, al mismo tiempo que reduce la inflamación y evita la activación de las citoquinas inflamatorias.

 

  • Reduce la presión arterial

 

La presión alta conlleva riesgos tales como la apoplejía, síndrome metabólico y ataque cardíaco.  Hasta el momento, los estudios realizados permiten asegurar que el aceite de CBD es capaz de bajar los niveles de presión arterial, al mismo tiempo que alivia el estrés y la ansiedad.

 

  • Combate las migrañas

 

Las migrañas no son simples dolores de cabeza. Pueden llegar a durar hasta setenta y dos horas, volviendo la vida insoportable para quien la padece.

Aunque existen en el mercado analgésicos capaces de combatirlas, también está demostrado que suelen tener consecuencias no deseadas, como gastritis, alergias, entre otras.

Aunque tanto el aceite de CBD como las cápsulas o golosinas, resultan eficaces para disminuir las molestias de las migrañas, los profesionales de la salud recomiendan ingerirlo en pequeñas dosis al principio del tratamiento.

Aún queda mucho camino por recorrer en cuanto a los alcances beneficiosos del aceite de CBD como una alternativa medicinal para el tratamiento de ciertas afecciones.

Sin embargo, resulta más que interesante abrirse a las posibilidades de la medicina natural, que funciona y da respuesta desde tiempos memorables a las dolencias humanas.

Mediante unas simples gotas de aceite de CBD, colocadas debajo de la lengua, muchas personas lograron mejorar su calidad de vida.

Aunque el aceite de CBD no es un medicamento y no puede reemplazar una consulta con un profesional, siempre es importante darle una oportunidad a las plantas, que están allí, en espera silenciosa, para ofrecer lo mejor de su esencia, y en forma absolutamente desinteresada.

Comentarios