Salud

Respirar bien para vivir mejor

17/09/2018

Respirar bien para vivir mejor

Un buen funcionamiento del aparato respiratorio es un elemento sumamente importante si se quiere vivir una vida larga y feliz. Lamentablemente, hoy en día debido a la gran cantidad de contaminación presente en el ambiente, el bienestar de los pulmones puede verse seriamente afectado con el paso del tiempo.

Pero no todo está perdido. Efectivamente, gracias a los múltiples avances médicos actuales en compañía con las nuevas técnicas terapéuticas existentes, es posible mantener la sanidad de cada uno de los aparatos y sistemas del cuerpo humano, a pesar de los altos niveles de contaminación del ambiente.

Alerta con la sibilancias

Los pitidos o ruidos respiratorios que se presentan en ocasiones determinadas,  cuando se realiza algún tipo de esfuerzo físico, se denominan sibilancias. Ocurren cuando las vías respiratorias se estrechan, reduciendo el espacio por donde pasa el aire. Los conductos que se cierran son los bronquios y los bronquiolos, razón por la cual es más complicado que el aire llegue correctamente hasta los pulmones. Tal situación, da como resultado pitidos audibles durante la exhalación.

En cuanto a las causas, los pitidos al respirar pueden ser debidos a la contaminación del aire, ataques de asma, bronquitis, bronquiectasias, infecciones respiratorias, alergias, EPOC, tabaquismo o presencia de objetos extraños obstruyendo las vías respiratorias. Es importante mencionar que en algunos casos las sibilancias pueden estar acompañadas de algunos síntomas respiratorios como disnea (dificultad para respirar), cianosis (coloración azulada) en labios, manos y pulpejos del pie y alteración del estado de conciencia.

El tratamiento a seguir para los ruidos respiratorios debe ser determinado por un médico, quien probablemente, en primera instancia indicará fármacos que ayuden a disminuir la inflamación, con la finalidad de dilatar, tanto los bronquios como los bronquiolos. Dichos medicamentos pueden ser corticosteroides y broncodilatadores. En casos extremos, la terapia incluirá el uso de mucolíticos y administración de oxígeno.

Aprender a controlar el asma

Controlar los efectos del asma no tiene por qué ser un problema. Para dominar sus síntomas, solo hace falta mantener al día la medicación y evitar los agentes desencadenantes. No obstante, llevar un control tan estricto puede llegar a ser una tarea un poco tediosa. Por lo que muchas personas suelen dejar de tomar la medicación, ya sea por sentirse mejor o por no saber diferenciar bien entre el medicamento de rescate y el de control.

La tasa de de interés es tan grande que investigaciones científicas determinaron que alrededor del 70%  de los pacientes que sufren de asma, no han sido educados adecuadamente para llevar a cabo un control óptimo de su enfermedad.

Precisamente, por ello se creó una app para asmáticos para evitar la contaminación y otros factores de riesgo, que a la vez le permita a sus usuarios controlar de manera sencilla, las manifestaciones clínicas del asma a través del reconocimiento de los síntomas, el adecuado empleo de los inhaladores y la monitorización del flujo respiratorio.

Enfisema pulmonar, más común de lo que se piensa

La contaminación cada vez más notable, así como ciertos malos hábitos puede provocar en el paciente enfermedades respiratorias como el enfisema pulmonar. El enfisema pulmonar es una de las patologías crónicas, que conforman el EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica). En líneas generales, el enfisema pulmonar se puede explicar como el agrandamiento de los alvéolos mantenido en el tiempo. Esta situación produce el daño inminente de sus paredes, lo que desemboca en la disminución excesiva de la superficie de los pulmones y por ende, de la cantidad de oxígeno presente en la sangre.

Asimismo, esta enfermedad destruye las fibras elásticas encargadas de mantener la vía respiratoria permeable. Se produce un colapso al momento de exhalar, sin dejar que pase el aire externo.

El Tratamiento Enfisema Pulmonar a nivel de rehabilitación kinésica, se basa en la realización de ejercicios especiales para que el paciente desarrolle la fuerza suficiente para poder respirar cómodamente de nuevo. Todas estas terapias deben hacerse, bajo supervisión médica responsable y con el debido asesoramiento de terapeutas profesionales.

Salud hormonal

Además de la salud respiratoria, la salud hormonal representa gran parte del bienestar general de todos los seres humanos.

En esta ocasión la hormona protagonista es la insulina gracias al importante papel que posee en la vida de los pacientes diabéticos u obesos. Dicha sustancia es controlada a través de un popular medicamento conocido como metformina. La metformina es un tratamiento sumamente eficaz y económico, cuya finalidad es reducir los niveles de glucosa en sangre, con la maravillosa ventaja de no producir hipoglicemia.

Este fármaco no solo es utilizado con los pacientes diabéticos, también es empleado para tratar a embarazadas y a personas con sobrepeso que busquen rebajar algunos kilos, debido a su poder para disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos.