Cultura

Aprender nunca está de más

19 septiembre, 2018

Aprender nunca está de más

Nuestro cerebro puede almacenar grandes cantidades de información de forma continuada. Podemos seguir aprendiendo cosas nuevas durante toda la vida.

Llega un momento en la vida en el que parece que hemos tocado techo en cuanto a la educación. Una vez que terminan nuestros años de escuela, instituto o universidad, da la sensación de que no es posible aprender más cosas, por lo que a menudo se deja de estudiar. Es cierto que al incorporarnos al mercado laboral tal vez no tengamos tanto tiempo como antes para formarnos y adquirir nuevos conocimientos, aunque lo cierto es que podemos y debemos seguir ejercitando nuestro cerebro, aprendiendo cosas que pueden sernos de ayuda tanto ahora como en el futuro.

Leer, uno de los mejores recursos

Según los informes, en España leemos poco. Comparados con los países que hay a nuestro alrededor, dedicamos un tercio menos de nuestro tiempo a la lectura, bien sea por ocio o por necesidad.

No obstante, leer es una de las formas más sencillas de aprender, ya que se puede hacer prácticamente en cualquier momento y lugar. Además, hoy es muy fácil conseguir libros baratos, por lo que podemos ayudar a nuestra mente a seguir activa y continuar con nuestra formación en diversas materias.

Si por alguna razón no te gusta leer, uno de los motivos por los que no lo hacemos, lo mejor es buscar algún tema que resulte interesante. Así podrás mantener tu mente ejercitada y verás cómo adquieres más deprisa cualquier conocimiento.

Abre la puerta a nuevas posibilidades

El conocimiento siempre es positivo tanto a nivel personal como para nuestras opciones en el mundo laboral. Vivimos en una época en la que los trabajos fijos son muy escasos, además de que en cualquier momento se puede producir un cambio y hay que buscar un nuevo empleo. Si estamos acostumbrados a leer y dedicar tiempo al estudio, aunque sean unos minutos al día, seguro que hemos adquirido conocimientos en diversas materias, que nos permitirán prepararnos para cambiar de rumbo.

Un ejemplo está en las oposiciones a distancia, que permiten prepararse desde casa, al ritmo que quieras, mientras llegan las convocatorias para cubrir los puestos. En https://www.campustraining.es/oposiciones-correos/ se puede ver un claro ejemplo de ello.

Los idiomas, otra opción

Otro de los campos en los que aprender es positivo es en los idiomas. Sobre todo en inglés, que al ser la lengua que más se utiliza para los negocios y las relaciones internacionales, se estudia también en las escuelas. Saber hablar o al menos tener nociones de idiomas ayuda a tener la mente más abierta, además de abrir las puertas a la comunicación con muchas más personas.

El centro CUM, academia de inglés en Getafe, busca incentivar estos cursos ofreciendo ventajas como probar una semana gratis, todo el material necesario incluido en el precio e incluso poder presentarte a exámenes oficiales cuando te sientas preparado, aunque no haya terminado el curso.

Estamos diseñados para seguir aprendiendo siempre

Aunque no lo parezca, lo cierto es que podemos almacenar en nuestro cerebro mucho más de lo que aprendemos en una vida. Lo que ocurre es que entramos en una espiral de estrés y falta de tiempo que nos puede llegar a hacer sentir bloqueados. Pero nuestra mente sigue teniendo la misma capacidad para aprender que siempre, incluso más si potenciamos la creatividad.

Algunos han aprendido cómo escribir un cuento y han descubierto sus habilidades como escritores a una edad bastante avanzada, demostrando que nunca es tarde para aprender. Solo se necesita tener ganas de hacerlo y algo de tiempo. Nunca está de más y los beneficios son muy numerosos.

¿Qué te gustaría aprender hoy?

Comentarios