Viajes

Filipinas: un paraíso natural

24/09/2018

Filipinas: un paraíso natural

Filipinas es un país que alberga más de 7.000 islas en el extremo oriental de Asia, en las cuales habitan más de 100 millones de personas, incluyendo tribus indígenas. Desde playas vírgenes y maravillosos paisajes naturales hasta interesantes sitios históricos y experiencias únicas en la vida, Filipinas tiene muchas cosas emocionantes para ver y hacer.

El mejor destino para ir de vacaciones

El país asiático recibe anualmente aproximadamente 10 millones de turistas extranjeros y 56 millones de viajeros locales. Sus hermosas islas ofrecen un atractivo turístico inimaginable, con ricos tesoros naturales, culturales e históricos. Desde las playas de arena blanca y suave, las olas más elevadas para surfear, hasta la cueva más grande y la montaña más alta, para luego viajar en el tiempo por cientos de miles de años. El archipiélago tiene muchos destinos turísticos para visitar por primera vez o para un regreso durante las vacaciones.

Cuando se viaja a Filipinas, se encuentra un paraíso, o tal vez miles de ellos, con aguas cristalinas de por vida, entremezcladas con impresionantes volcanes, majestuosas cataratas, antiguos pueblos españoles y bulliciosas ciudades. Entre sus archipiélagos hay muchas rarezas y curiosidades que descubrir: ataúdes colgantes, cementerios sumergidos y primates de aspecto extraño, pero adorables.

Lugares con encanto para conocer a Filipinas

Para viajar a Filipinas con el propósito de disfrutar unas vacaciones relajantes con un presupuesto moderado, utilizar el alojamiento como uno de los lentes principales para la búsqueda de un sitio es lo ideal. La proximidad a la playa, el nivel de aislamiento, y los estándares de limpieza son todas las cosas que se deben considerar, y no todas las islas tendrán lo que se esté buscando.

Por ejemplo, en islas como San Teodoro y Puerto Galera, se encuentran villas estilo cabaña y casa de árbol. Este tipo de resorts son ideales para grupos pequeños o familias que buscan una escapada un tanto privada con un gran servicio a disposición del cliente.

Para algo un poco más glamuroso y convencional, optar por quedarse en la famosa isla de Boracay, donde caminar descalzo es una regla y no una excepción. Al recorrer White Beach los visitantes tendrán la sensación de caminar por playas de talco para bebés. Hay un montón de hermosas villas cerca de la playa de Diniwid, muchas con los lujos modernos de planos abiertos, cocinas modernas, y aire acondicionado en funcionamiento.

Cebú es un gran destino para visitar Filipinas de luna de miel, ya que concentra a la mayoría de los turistas de lujo en comparación con las islas más pequeñas y aisladas. Se ha convertido en un destino turístico de primer orden, con numerosos establecimientos de ocio que aprovechan al máximo su situación en el mar, el valle y la montaña. Aquí se encuentran resorts de 5 estrellas y Airbnb’s que pueden alojar toda una reunión familiar, por el mismo precio que una habitación de hotel decente para dos personas en el centro de París.

La capital de Filipinas, su corazón y su alma, es Manila. Establece el ritmo de vida en este archipiélago y es el centro en el que se mezcla lo oriental con lo occidental, lo pintoresco con lo moderno, lo mundano con lo extraordinario.

Bienvenidos a Palawan

Nada define a Palawan Filipinas más que el agua que la rodea. Con paisajes marinos iguales a los de cualquier otro lugar del sudeste asiático, y vida silvestre terrestre y acuática, la región más escasamente poblada de Filipinas es también la más seductora. La silueta de su isla principal es una larga franja de 650 km que pareciera formar un puente desde Filipinas hasta Borneo.

En esta isla se puede disfrutar de la selva, montañas y playas de aguas cristalinas y arenas blancas. Palawan ha sido calificada como la mejor región del sudeste asiático por muchas revistas ecológicas y de turismo reconocidas, y la decimotercera mejor isla del mundo. Es la isla más biodiversa de Filipinas conocida como “La Última Frontera Ecológica” por sus increíbles paisajes y a su alta biodiversidad.

Cuenta con muchas especies de flora y fauna. Los sitios más concurridos por los turistas tienen por nombre Taytay y El Nido, su principal atracción son unos acantilados de piedra caliza sumergidos bajo el agua con distintas especies de peces tropicales y corales. Además, allí habitan más de cinco especies de tortugas marinas en peligro de extinción. La selva tiene un promedio de 100 especies diferentes de aves, lo que la convierte en un destino tropical realmente increíble para relajarse y divertirse.

También es posible practicar diferentes actividades de turismo aventura mientras se disfruta de las vacaciones, como snorkel, buceo o trekking en la jungla, todo eso rodeado de paradisíacos lugares.