Sociedad

Comunidades de vecinos, cada vez más lejos de remar todos a una

agosto 23, 2019
V. Jiménez

author:

Comunidades de vecinos, cada vez más lejos de remar todos a una

No cabe duda, el mercado inmobiliario se ha reactivado, son cada vez más los que apuestan por adquirir una vivienda, lo que lleva asociado la reactivación del sector de la construcción.

Las grúas han vuelto a tomar las ciudades y donde antes había solares ahora se erigen edificios de viviendas que albergarán a multitud de inquilinos cual colmena de abejas, pero con una gran diferencia, ellas reman todas para la consecución de un único fin y objetivo, mientras que los humanos lo hacen cada uno en función de sus propios intereses, lo que hace que en más de una ocasión surjan problemas de difícil solución. Y es que, nadie dijo que la convivencia fuera a ser sencilla, los problemas que surgen en las comunidades de vecinos pueden llegar a ser muchos más de los que cualquiera a priori se pueda llegar a imaginar y también de mayor calibre. Pero, afortunadamente, hoy la administración de fincas es sencilla gracias a profesionales acostumbrados a lidiar con todos estos problemas y a solventarlos de la forma más sencilla y rápida gracias a su conocimiento y experiencia.

Cualquiera que pertenezca a una comunidad de vecinos sabe que cosas tan sencillas como poner el horario para una reunión de vecinos puede llegar a ser harto complicado, siendo habitual su celebración en distintas sesiones, algo que dificulta mucho la comunicación entre todos los miembros de la comunidad. Y si reunir a todos los vecinos es complicado, mucho más complicado resulta intentar que se pongan de acuerdo para solucionar problemas estructurales, realizar reformas o mejoras en el edificio y enfrentarse a la morosidad de algunos miembros de la comunidad. La correcta administración de fincas se convierte en estos casos en un trabajo arduo solo apto para profesionales.

Apostar por los servicios prestados por un administrador de fincas evitará quebraderos de cabeza y determinados conflictos entre los miembros de la comunidad, pero además presenta otras ventajas, como estar al tanto de las subvenciones públicas que puedan ser de interés para la comunidad; conocer distintas alternativas para solventar los problemas que puedan surgir, proporcionando la mejor de ellas y repercutiendo de esta manera en un ahorro para los propietarios; proporcionar cobertura legal en aquellos asuntos que la precisen; y mediar para solucionar conflictos que puedan surgir entre vecinos.

Los humanos están muy lejos de comportarse como un enjambre de abejas, por ello, y mientras no se aprenda a remar todos a una, apostar por profesionales que lleven a cabo la administración de fincas se convierte en la mejor de las opciones.

Comentarios