Tecnología

Los longboards y monopatines eléctricos, una moda cada vez más en auge en las ciudades

23/08/2019

Los longboards y monopatines eléctricos, una moda cada vez más en auge en las ciudades

Desde hace ya unos años, jóvenes y no tan jóvenes llevan sus longboards y monopatines eléctricos para disfrutar de una actividad que para muchos es un estilo de vida. Hay quien los usa para sus ratos de ocio, pero también quienes se mueven por la calle como si de un sistema de transporte alternativo se tratara. Lo cierto es que cada vez son más los adeptos a esta cultura de índole urbana. 

Tal y como indica su nombre en inglés, el longboard eléctrico es una tabla larga que puede oscilar entre los 70 y los 200 centímetros de largo y entre los 22 y 28 centímetros de ancho. Los modelos pueden ser múltiples y variados, por lo que si estás interesado desde aquí verás la mejor selección de longboards eléctricos y comparar entre ellos. 

El monopatín eléctrico consta de una tabla que mide unos 83 centímetros de largo y unos 19 – 21 centímetros de ancho. Una tabla ideal para hacer todo tipo de trucos y piruetas gracias a la forma cóncava de sus extremos. Para ello, requiere de unos ejes y unas ruedas que sean duras, pequeñas y resistentes. 

 

Longboards eléctricos vs monopatines eléctricos

Acabamos de ver que una de las principales diferencias entre longboards y monopatines eléctricos es la longitud de la tabla. Algo que se hace especialmente apreciable en los modelos más largos de longboards. Sin embargo, no es esta la única diferencia entre ambos. 

Otra la podemos encontrar en las ruedas, más duras y pequeñas en el monopatín eléctrico y más grandes y blandas en el longboard. Gracias a esta característica, el longboard puede agarrarse mucho mejor al terreno, aunque por ello será más difícil hacer trucos y piruetas con él. 

Las formas de ambos también pueden resultar diferentes. El monopatín eléctrico, por ejemplo, presenta un aspecto cóncavo con la nariz y la cola levantados. El longboard, por su parte, puede aparecer con formas muy variadas, ya que pùede llevar la nariz y la cola levantados, con una concavidad lateral, etc. 

Unas diferencias que se antojan fundamentales para elegir entre un tipo de tabla u otra. Si lo deseas, infórmate mejor sobre monopatines electricos. Un espacio en el que vamos a poder analizar los mejores monopatines eléctricos del mercado actual. Así tendremos más claro cuáles son sus principales características para elegir el más adecuado para nuestras necesidades y dependiendo de su relación calidad/precio. 

 

Longboards y monopatines eléctricos como sistema de transporte

Los monopatines eléctricos ya venían siendo una moda desde hace unos años. Sin embargo, con la llegada de los longboards ambos han adquirido una mayor repercusión como sistema de transporte. Un método para desplazarse que no solo resulta rápido, cómodo y ecológico, sino también muy original, diferente y divertido. 

Tanto uno como otro disponen de una serie de características que los hacen precisamente ideales para servir como método de transporte. En unos destacará la potencia, mientras que en otros lo que primará será la autonomía, la velocidad máxima que pueden alcanzar o su peso para transportarlo más cómodamente. 

Sin ir más lejos, hay longboards y monopatines eléctricos con una autonomía que puede oscilar entre los 10 y los 30 kilómetros. Además, algunos de ellos son capaces de alcanzar velocidades que llegan a los 45 kilómetros por hora, aunque todo dependerá del tipo de motor y la potencia que utilice. 

A la hora de comprar un longboard o un monopatín eléctrico habrá que tener en cuenta todas estas características. Precisamente, si se trata de un longboard de gran potencia podrá subir mejor las cuestas e irá más rápido.
Sin embargo, esto no sería lo más adecuado para el público infantil, que disfrutará mucho mejor con un longboard de unos 150 kW de potencia. 

En definitiva, los longboards y monopatines eléctricos están cada día más de moda. Sus renovadas características lo han convertido más en un pequeños sistema de transporte que en un artículo de ocio y diversión. Ya no resulta nada extraño ver por nuestras calles a todo tipo de personas desplazándose con uno de estos aparatos.