Sociedad

Los futuros de Bitcoin refuerzan la criptomoneda impulsando su valor

28/01/2020
Israel Guerra

author:

Los futuros de Bitcoin refuerzan la criptomoneda impulsando su valor

Las criptomonedas, esa forma de dinero que ha llegado dispuesta a cambiarlo todo. Su máximo representante, el Bitcoin, ha sido un agente que ha acaparado infinidad de miradas durante los últimos años. Esta moneda, que paso de costar unos pocos euros a superar los 20.000 por unidad, ha estado siendo toda una montaña rusa de subidas y bajadas que ha traído de cabeza a inversores y que ha dejado algo muy claro: es realmente inestable.

De tendencias al alza ha caídos en picado de las que parecía que no habría vuelta atrás. Esta moneda virtual lleva mucho tiempo en unos continuos vaivenes, dejando un 2019 en el que una caída hasta cerca de los 6.000 euros ha marcado su trayectoria por completo. Sin embargo, todo parece estar cambiando para bien. Esta moneda está remontando, reforzada por una iniciativa que le da más seguridad. Algo positivo no solo para el BTC, sino también para los precios y tendencias de las criptodivisas en general.

El sector de las “crypto” es uno totalmente nuevo y, como tal, ha generado bastante escepticismo dentro del público general. Hay quienes lo consideran una buena forma de hacer dinero rápido y fácil, como también quienes piensan que es una moneda peligrosa al carecer de control alguno. Esto último es precisamente lo que más ha marcado la historia del Bitcoin, pero es también lo que está empezando a cambiar tras la iniciativa del CME. Lo que está sirviendo para que su valor vuelva a subir.

Futuros de Bitcoin, la clave del cambio

Son muchas las criptomonedas que han aparecido para intentar mejorar el panorama del dinero virtual, pero la que sigue sirviendo como paradigma de este sector es el Bitcoin. Este, que sufrió una fuerte caída durante el año pasado, ha arrancado 2020 con una fuerza de lo más inesperada. Incrementos porcentuales de más de una decena en una jornada, y una tendencia que no deja de mirar a lo más alto como síntoma de un crecimiento exponencial.

El motivo de eso no es más que el refuerzo de la confianza en esta moneda, algo que se ha conseguido sobre todo gracias a los futuros de Bitcoin. Esta propuesta, elaborada por el CME estadounidense, ha servido para que se mire con mejores ojos al sector de las crypto en general y del BTC en concreto. Es una fórmula de lo más sencilla, y con un efecto que ya está dejando claros sus resultados.

La clave de estos futuros de Bitcoin es que permiten operar con ellos incluso en los mercados donde no está permitida la especulación ni el uso de Bitcoin. Para empezar, eso sirve para que haya muchas más personas teniendo acceso a este entorno, su presencia se multiplique y, así, también se refuerce la confianza en ella. No obstante, sobre esto último hay algo en concreto que ha servido de mucho.

Los riesgos de operar con criptodivisas son algo muy a tener en cuenta siempre que se trabaje con ellas, sobre todo por la falta de control en este sector. Con los futuros no sucede eso, ya que están regulados de forma totalmente legal. Un golpe realmente fuerte para los más escépticos y críticos con las crypto, ya que ataca precisamente uno de sus puntos más controvertidos: la ausencia de regulación.

Qué son los futuros de Bitcoin

Los futuros de Bitcoin son unos contratos que permiten a los interesados especular con el precio que alcanzará la criptomoneda en un futuro. Son una posibilidad de “apostar” que, además, permite especular con el valor de la crypto mientras tanto sin tener que hacer una inversión directa en ella. Un mecanismo de lo más particular y, a la vez, útil para esos países donde no está permitida la moneda como tal.

Su formación ha corrido a cargo del CME, que dio el pistoletazo de salida a la iniciativa a mediados de enero, siendo aquel un momento clave para la revalorización de la moneda, que se elevó alcanzando su máximo anual. Tal ha sido el incremento que, por fin, logró romper la barrera de los 8.000 euros que estaba haciendo de techo y rompiendo las estrategias de los inversores.

Gracias a esta fórmula, la confianza en este terreno se ha visto sumamente reforzada, atrayendo a muchos inversores más. Por el momento, la situación se mantiene estable con un valor para el BTC oscilando los 8.000 euros por unidad. Sin embargo, los especialistas prevén una subida que supere los 10.000 a lo largo del año y que siga manteniendo su incremento de forma constante.

Criptodivisas, más diversas que nunca

La posibilidad de extender la propuesta de los futuros de Bitcoin a otras criptomonedas es otra posibilidad que se ha puesto sobre la mesa. El éxito de este modelo puede servir de aliciente para experimentar con él en otras monedas virtuales como el Ethereum, el Litecoin, el IOTA y otras tantas que siguen manteniendo su fortaleza actualmente.

Asimismo, es una buena forma de hacer limpieza. El mercado del dinero virtual se ha ampliado a un ritmo excesivamente rápido en los últimos años, apuntando a construir una peligrosa burbuja para inversores. Si el futuro queda marcado precisamente por estos activos de futuro, aquellas a las que se aplique este modelo pueden ser las únicas que sobrevivan y, por tanto, las que sustenten la fiabilidad y fortaleza de este sector.

El dinero del mañana puede estar tomando forma ahora mismo, y sin darnos cuenta.