Sociedad

La importancia de realizar un mantenimiento preventivo a tu coche

01/12/2020

La importancia de realizar un mantenimiento preventivo a tu coche

Un coche poco cuidado y sin mantenimiento comenzará a presentar más fallos en su funcionamiento y se desgastará más rápido, provocando así que su vida útil se vea acortada. Sin embargo, con el mantenimiento preventivo, será posible tenerlo en buenas condiciones, así que si quieres aprender a realizar este mantenimiento por tu propia cuenta, sigue leyendo este artículo.

Elementos a revisar

Existen muchos portales online, como https://autoloco.es/, que te enseñarán diversas formas de cuidar de tu coche, ya sea con el mantenimiento preventivo o para prepararlo para el invierno, con la finalidad de poder conducir con más seguridad.

Gracias a esta plataforma conocerás los aspectos más importantes que debes tener en cuenta, entre los cuales se encuentran los siguientes.

Cambio de aceite y de filtros 

El cambio de los filtros y del aceite dependerá de la marca y modelo de tu coche, y mayormente éstos se deben realizar cuando hayas recorrido entre 15.000 a 25.000 kilómetros.

Se trata de una tarea que puedes realizar tú mismo, aunque también puedes llevarlo a un taller mecánico si quieres sentirte más seguro. La cantidad de aceite que necesitará el coche dependerá del tamaño del motor, aunque lo más común es que necesiten unos cinco litros.

Revisión de frenos

El constante uso del coche termina desgastando las pastillas y los discos de frenos, por lo que si quieres evitar accidentes, es importante revisarlas para saber si están en buen estado.

Revisa el grosor de las pastillas, ya que éstas deben tener medio centímetro de grosor, y en caso contrario, tendrás que cambiarlas. Existen varias formas de saber si las pastillas están dañadas; una es por medio del ruido, si al conducir escuchas un ruido fuerte, quiere decir que existe una fricción con el disco y deben ser cambiadas.

Además, si sientes vibraciones cuando pisas el freno, es una clara señal de que los discos están dañados y no ejercen presión al mismo nivel. En cualquiera de estos casos, deberás cambiar las pastillas y los discos de freno para conducir con mayor seguridad.

Neumáticos

Es uno de los elementos más importantes a revisar de forma periódica. Debes asegurarte de que los neumáticos poseen la presión suficiente, ya que esto te garantizará una mejor adherencia en carretera y un mayor control sobre el vehículo.

Si los neumáticos están muy desgastados o lisos, será necesario cambiarlos, de lo contrario podrás notar deslizamientos al conducir, sobre todo en invierno, de manera que esto puede provocar que puedas tener un posible accidente.

Revisión de las luces

Dentro del mantenimiento preventivo también debes revisar las diferentes luces del coche y asegurar que funcionen a la perfección.

Las luces preventivas, las largas, las cortas y las de emergencia, deben encenderse de la forma correcta, de esta manera podrás conducir de forma más segura, tanto para ti, como para los otros coches y los transeúntes.

Batería y cables

Por lo general, las baterías pueden tener una vida útil de entre tres a cinco años, siempre y cuando sean de buena calidad. Debes asegurarte que la batería funcione de forma óptima, de lo contrario, el coche no arrancará; esto puede ser un problema si te quedas tirado en mitad de la carretera.

Revisa que las conexiones estén limpias y sin corrosión, también los cables que conectan la batería con el coche deben estar en buen estado, y en caso de que pasen cinco años, lo mejor será conseguir una batería nueva.

¿Por qué es importante?

Los coches suelen fallar por diversos motivos, ya sea por el paso del tiempo, el uso constante o averías en alguna de sus piezas. La finalidad del mantenimiento preventivo es la de anticiparse a estos fallos, evitando que ocurran.

Gracias a esto evitarás daños repentinos que puedan ser más graves y puedan generar incluso un accidente que ponga en riesgo tu integridad y la de otros pasajeros, así como la de otros conductores y transeúntes. Por tal motivo, realizar un mantenimiento preventivo es de suma importancia, de esta manera podrás conducir con una mayor seguridad.

Además, un mantenimiento preventivo es más económico que realizar una reparación del coche, por lo que también estarás cuidando de tu bolsillo.