Salud

El bótox: definición y beneficios

06/05/2021

El bótox: definición y beneficios

El bótox es un tratamiento no quirúrgico que ha evolucionado hasta convertirse hoy en día en una técnica altamente demandada en todo el mundo. Celebrities, artistas e influencers han contado su experiencia con el bótox, pero ¿realmente se sabe de qué se trata este procedimiento? En el siguiente artículo se explica qué es y cuáles son sus beneficios. 

Gracias al avance de la tecnología y la ciencia, la medicina cosmética moderna dispone de decenas de tratamientos no invasivos e inocuos, para proporcionar una piel saludable y rejuvenecida. En este sentido, el botox se ha convertido en una opción efectiva y segura para acabar con las arrugas, las líneas de expresión y demás signos de envejecimiento.

¿Qué es el bótox?

Lo que actualmente se conoce como bótox, no es más que toxina botulínica purificada y patentada, que se extrae de la bacteria anaeróbica Clostridium botulinum. Su origen se remonta a finales de la década de 1980, cuando comenzó a utilizarse para tratar las contracturas y los espasmos del cuello, así como los ojos cruzados. Sin embargo, no fue hasta 2002, cuando la Administración de Medicamentos y Alimentos estadounidense, aprobó la aplicación de inyecciones de bótox para tratar las arrugas y, recientemente, para eliminar las patas de gallo.

De esta manera, el tratamiento de toxina botulínica tipo A, ha experimentado un gran crecimiento y reconocimiento dentro del mundo cosmético. De hecho, estudios recientes revelan que, al  menos 6 millones de personas se aplican anualmente inyecciones de bótox. Por ello, las empresas y compañías comercializadoras han llegado a registrar hasta mil millones de ventas.

Principales beneficios de los tratamientos de bótox

El bótox se ha convertido en las últimas décadas en el tratamiento de referencia cuando se trata de eliminar eficazmente las arrugas y las líneas de expresión.

Las barreras morales y los tabúes en torno al bótox se han superado poco a poco, hasta el punto que celebridades, artistas y cantantes ya hablan abiertamente sobre los beneficios que les han brindado los tratamientos de bótox. No obstante, aunque el uso del bótox está muy extendido, en ocasiones se olvidan los beneficios físicos y mentales que aporta este innovador y efectivo tratamiento cosmético.

Mejora la apariencia personal

El bótox logra relajar los músculos de la zona tratada. Al no poder arrugar el ceño, la frente y otras partes de la cara, el paciente disfruta de un aspecto rejuvenecido. Por otra parte, cuando una persona se somete regularmente a una sesión de bótox con un profesional de la cosmética, no solo está invirtiendo tiempo y dinero en el mantenimiento, además, las inyecciones de bótox le sirven para prevenir y reducir considerablemente las arrugas.

Procedimiento seguro y no quirúrgico

Una de las mejores formas de rejuvenecer el rostro es inyectando unas pequeñas dosis de bótox cada cierto tiempo. Muchas personas dudan de aplicar ciertos tratamientos faciales, porque deben entrar en una sala quirúrgica para ver los resultados. Con una inyección de bótox es posible disfrutar de un estiramiento facial en solo 30 minutos de sesión, sin tener que vivir un incómodo y doloroso postratamiento.

Tratamiento versátil

Aunque el uso más conocido del bótox sea el de eliminar arrugas y líneas de expresión del rostro, este tratamiento también se utiliza para resolver otros problemas de salud, como:

  • Ojos bizcos.
  • Migrañas.
  • Blefaroespasmos, también conocidos como la contracción involuntaria de los párpados.
  • Vejiga hiperactiva.
  • Algunos síntomas de la esclerosis múltiple.
  • Salivación excesiva.
  • Distonía cervical (espasmos en el cuello).
  • Hiperhidrosis en axilas, plantas de los pies y palmas de las manos (sudoración en exceso).

Es importante señalar que los resultados óptimos de una inyección de bótox son visibles tras, aproximadamente, dos semanas. Por otra parte, el efecto del bótox sobre las arrugas y demás líneas de expresión, pueden durar de tres a seis meses, lo que lo convierte en un procedimiento no quirúrgico muy duradero.

Las propiedades del bótox funcionan como un neuromodulador entre las señales que manda del cerebro a los músculos. Independientemente de la zona tratada, la relajación de los músculos es una de las principales ventajas del bótox, y con él se pueden tratar diferentes problemas cosméticos y médicos.