Sociedad

Los programas de gestión en la empresa mejoran la productividad

13/07/2022

Los programas de gestión en la empresa mejoran la productividad

El ERP (Enterprise Resource Planning) se caracteriza por ser un programa de gestión que permite automatizar la mayoría de las tareas de una empresa. Esta herramienta tecnológica integra un gran número de aplicaciones para centralizar la información de los diferentes departamentos con el objetivo de aumentar la productividad y mejorar la relación con los clientes.

La crisis económica actual ha puesto de manifiesto la importancia de la tecnología en el trabajo. Por lo tanto, el uso de un software erp favorece la competitividad de un negocio en un entorno lleno de incertidumbres. La relación entre la empresa y el cliente también ha experimentado importantes cambios en los últimos tiempos, por dicho motivo, la experiencia del usuario y la satisfacción del cliente son aspectos decisivos para lograr mejores resultados.

Las ventajas de un ERP en el entorno empresarial

Tal como hemos indicado, una de las características claves de un ERP es unificar los datos para una mejor optimización en las diferentes áreas del negocio. Cuando la información se mueve con mayor fluidez, se podrán tomar decisiones más acertadas y evitar riesgos innecesarios. Sin embargo, el uso de este software nos ofrece muchas ventajas, tal como enumeramos en este listado.

Mayor control financiero

Uno de los principales beneficios de este sistema de gestión es la eficiencia. El procesamiento de los asientos contables de forma inmediata permite conocer con exactitud el flujo de la caja y el estado de la tesorería para poder implementar cambios que sean acertados, si surge alguna desviación. Actualmente, el 95 % de estos registros se realizan de manera automática para evitar errores.

Gestión del personal

El departamento de contabilidad también se verá favorecido con el uso de esta herramienta tecnológica. El cálculo de las nóminas y todo lo concerniente con la burocracia legal del empleado supone una fuerte carga administrativa, por lo que reducir el tiempo de estas tareas será clave para mejorar la eficacia. Además, la empresa podrá acceder de forma inmediata a estos datos para conocer el calendario laboral, el turno de trabajo u otros aspectos de interés.

Mayor control de los clientes

Si bien es cierto, que el equipo de trabajo es uno de los activos más importantes de la empresa. También, hay que cuidar a los clientes. Esta es otra de las grandes prioridades de las compañías, por lo que disponer de un CRM que cubra estas necesidades será de gran ayuda para mejorar la relación. Esto es muy favorable para conocer sus intereses de primera mano. Sin duda alguna, la gestión de las ventas de forma eficaz es fundamental para la fidelización.

Tomar decisiones acertadas

La implementación de un ERP sirve para integrar aplicaciones que son de gran ayuda para que los empleados compartan y utilicen los datos en tiempo real. Incluso, podrán acceder a ellos desde cualquier dispositivo y lugar si emplean la nube. Esto permite la toma de decisiones más rápidas y acertadas para evitar riesgos innecesarios y tener una visión predictiva con mayores garantías de éxito.

En conclusión, un sistema ERP es de gran ayuda para cualquier negocio que quiera ser más competitivo. Esto permite mejorar la eficiencia y coordinación, así como la comunicación interna entre los distintos departamentos. Por lo tanto, la empresa podrá ser más productiva y aumentar sus beneficios.