Sociedad

Insomnio y ronquidos: tareas pendientes en la cama

26/10/2017
Foto del avatar

author:

Insomnio y ronquidos: tareas pendientes en la cama

Dos de los desórdenes más comunes que se producen en el mundo a la hora de dormir son el insomnio y los ronquidos. Ambos afectan a un alto porcentaje de la humanidad, que debe sortear soluciones caseras para intentar contrarrestarlos sin éxito.

Las causas de cada uno son particulares y de orígenes diferentes, pero ambos afectan la calidad del sueño de quien los padece, o de su acompañante en la cama.

Estudios recientes dan cuenta de que el insomnio puede desencadenarse por un estado depresivo con un efecto de doble vía: causa y consecuencia de las alteraciones del sueño.

La falta crónica de sueño puede generar un episodio depresivo que mantendrá a la persona entre dos aguas, es decir, sin poder dormir durante las noches o por el hecho de despertarse muy temprano por la mañana, lo que generará más estrés.

La depresión y su relación con los trastornos del sueño han sido estudiadas por los especialistas, la cual señalan como una de sus causas principales, aunque no la única, según se publica en el portal de la Federación de Deportes de Invierno Castilla y León (www.fdicyl.com).

También son considerados los dolores físicos o fisiológicos, que pueden afectar a la calidad del sueño, así como el síndrome de las piernas inquietas, con el que las personas son incapaces de dormir debido a dolores y sensaciones desagradables en las piernas, por lo que deben mantenerlas en movimiento para evitarlos.

Otro factor que entra en juego es el de la apnea del sueño. Esta es una patología que puede afectar seriamente la calidad del sueño, ya que las personas que la padecen tienen mucha dificultad para poder dormir. Y cuando lo consigue, de alguna manera, la persona se despierta más cansada que incluso antes de acostarse.

Efecto del ronquido

Roncar no es más que el ruido causado por la vibración de las vías respiratorias ante alguna dificultad u obstrucción. Un estudio publicado por el Sistema de Evaluación Integral de Educación Física revela que casi la mitad de todos los adultos sufren ronquidos ocasionales, mientras que un cuarto del total los sufren de modo permanente.

Muchas personas no consideran el ronquido como un trastorno grave, lo que puede generar un sueño perturbado que les impida disfrutar de un descanso reparador y cómodo.

Y es que la situación del roncador puede empeorar y transformarse en apnea del sueño. También puede afectar la calidad del sueño de los demás, debido al desagradable ruido que se genera.

Según explica el portal seief.es, roncar puede ser una señal de un problema de salud en potencia. Para entender al ronquido hay que comprender las causas por las que roncamos. Es habitual que una persona no se dé cuenta de que ronca hasta que su pareja se lo hace saber.

Los expertos han sugerido una lista de causas que son las que pueden estar generando este desorden. Entre ellas se encuentran las siguientes: consumo de alcohol, medicamentos, fumar, sobrepeso y resfriados.

Dejar de roncar

Hay varios consejos para contrarrestar los ronquidos. Uno de ellos es un ejercicio recomendado por los doctores Mike Dilkes y Alexander Adams, autores del libro “Deje de roncar de la manera más fácil”.

La técnica se realiza de la siguiente forma: abrir la boca lo más que se pueda y después estirar la lengua al máximo. Ya en esta posición, se debe mover la lengua de un lado hacia el otro y de arriba hacia abajo durante unos cinco minutos.

También existen diferentes métodos para acabar con los ronquidos, que incluyen comer de forma sana, practicar ejercicios cardiovasculares con frecuencia y perder peso en el caso de ser necesario. Dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol también serán bienvenidos.

Una buena postura va a sumar puntos a la hora de descansar. Los expertos recomiendan que sea de lado, pues permaneciendo boca arriba la mandíbula y la lengua se van hacia atrás, lo que generará ronquidos.

Solución para el insomnio

Dada la gran cantidad de personas que sufren de insomnio por diversos motivos como depresión, estrés o apnea del sueño, han sido múltiples las formas caseras o medicinales que han intentado encontrar una solución para este problema, que es un atacante silencioso de la calidad de vida.

Muchos han optado por pastillas para dormir, otros, más tradicionales, han contado ovejas, comenzado a leer, bañarse antes de ir a la cama, fumar sustancias psicotrópicas o hasta utilizar aplicaciones para medir el sueño.

En el sitio web insomnio.com.es se habla de las maneras efectivas de combatir este desorden, entre las que se incluyen la meditación, la relajación y el mindfulness o concentración de la atención.

Otra de las recomendaciones es acostarse boca arriba en la cama y, a continuación, comenzar a inhalar y exhalar para una relajación corporal total. En este momento puede comenzar la técnica de contar, o la llamada visualización guiada.

Si se va a contar, es preferible que se haga al contrario, ya que de esta forma se necesita una mayor concentración.

Tanto el insomnio como los ronquidos son producto de un estilo de vida acelerado con altas dosis de estrés y ansiedad. Para ambos casos hay especialistas de la medicina que pueden contribuir a erradicar estos males.

Además, también es beneficioso un estilo de vida saludable; el ejercicio y la práctica de disciplinas como el yoga serán de mucha utilidad para volver a la senda del sueño reparador, y sin ruidos que pueda generar el propio organismo.

Ante la duda, una visita al médico nunca estará de más, ya que es recomendable una evaluación a fondo sobre este tipo de problema.