Sociedad

La fiesta de los 15 años: Impactar con una mesa de dulces

06/03/2018
Foto del avatar

author:

La fiesta de los 15 años: Impactar con una mesa de dulces

La celebración de los 15 años es tal vez uno de los acontecimientos sociales más importantes en la vida de toda mujer. Es el momento de decir adiós a la infancia para pasar a la adolescencia y ser presentada en sociedad.

Los preparativos para el singular evento se realizan con meses y hasta años de antelación, con la intención de conseguir que la fiesta sea inolvidable. Sin duda, uno de los detalles que más se cuida es el de la mesa de dulces o postres.

Contar con un espacio para colocar todas estas delicias se ha convertido en algo indispensable. De hecho, la decoración y la disposición de los dulces muchas veces sorprende a los invitados, así como a los amigos y familiares.

Antes de empezar con el diseño de la mesa hay que tener presente que los detalles son los que marcarán la diferencia. El estilo y la originalidad harán de la mesa de dulces el centro de las fotos y selfis.

Elemento de peso en la decoración

La disposición de la mesa tiene que guardar relación con el salón o el lugar donde se realiza la fiesta, ya que tendrá un gran peso en la decoración. Las personas encargadas de su elaboración tienen que esmerarse para que genere el impacto deseado.

Al decorarla, hay que tener en cuenta cuáles son los postres que más gustan a las personas. Además, debe estar situada en un sitio que sea adecuado para todos los invitados.

Si es posible, el arreglo de la mesa debe ejecutarse al mismo tiempo que se lleva a cabo la decoración del salón. Los dulces a emplear tienen que ser del color de la temática de la celebración, de lo contrario no habrá una similitud.

Los diseños son múltiples: desde las mesas con estilo antiguo, las vintage, hawaianas, Chanel o al estilo de La Bella y la Bestia, entre muchos otros.

En Internet hay páginas como mesadedulces.org, en la que se puede encontrar toda la información sobre este tipo de mesa de dulces, así como la mesa de dulces para boda y las muy solicitadas mesas personalizadas, que consisten en mesas de postres que son diseñadas según las preferencias de la persona agasajada.

La recomendación es que la mesa sea colorida y llena de creatividad, que transmita buen gusto y glamour. Otra opción válida es utilizar globos, plantas naturales o artificiales.

Lo que más se suele consumir durante una fiesta de los 15 años son pequeños postres. Los canapés salados también tienen su protagonismo, transformando los alrededores de la mesa en el lugar más concurrido de la celebración.

Una vez decidido el sitio donde irá la mesa, hay que considerar que tiene que ser un área que permita la alta afluencia de personas. Lo ideal es un espacio amplio, por el que los invitados puedan ir y venir sin complicaciones.

Por lo general, la ubicación es en el centro del salón, aunque no se descartan otros lugares, dependiendo del área disponible. Los colores de la decoración deben emplearse para sumar puntos, que incluyan atractivos diseños y llamativas tonalidades que generen una buena impresión.

Postres ordenados

Otro punto importante a considerar es que los dulces deben estar dispuestos de forma ordenada. El consejo es utilizar estructuras de plástico o de cualquier otro material para exhibir los postres.

Una idea que suele gustar a las quinceañeras es colocar dulces dentro de botellas decoradas y elaborar “ramos” de dulces, con lo que es posible embellecer el lugar de una forma innovadora.

En cuanto a la variedad de dulces, la lista de opciones es numerosa. Entre los más solicitados se encuentran los tradicionales cupcakes decorados, pues debido a su versatilidad se transforman en los reyes de la mesa.

También tienen su protagonismo los caramelos, el chocolate, los malvaviscos y las gominolas, todo dependiendo de los gustos y de lo que se quiera colocar. Lo más recomendable es no llenar con muchos elementos la mesa, ya que podría parecer abarrotada. Es importante que todo aparezca ordenado y dispuesto de la mejor manera.

El uso de lazos o listones puede marcar una diferencia en la decoración. Es habitual que en la pared donde está situada la mesa también se coloque el nombre de la cumpleañera. Otros prefieren incluir una fotografía grande que cuente con un marco ajustado para la ocasión.

También es válido que los dulces lleven una pequeña etiqueta para que los invitados puedan diferenciar qué tipo de postre están consumiendo.

La palabra clave a la hora de decorar es la planificación. Una vez definidos los dulces y los colores a utilizar, solo faltará empezar con la búsqueda de los ingredientes para iniciar la preparación y tener todo listo para la noche de la fiesta.