Sociedad

Formación en finanzas, tesorería y riesgos

15/01/2019

author:

Formación en finanzas, tesorería y riesgos

La pregunta que todos nos hacemos al elegir una carrera es cuál es la que nos va a proporcionar un futuro laboral más estable, con qué estudios y formación encontraremos un puesto de trabajo rápidamente y que, además, esté bien remunerado, sea respetado y ocupe posiciones de importancia dentro del organigrama empresarial.

Las más destacables son aquellas que están en relación directa con las finanzas, ya que son parte imprescindible en cualquier empresa y en el sector bancario, muy demandado estos expertos sobre todo para ocupar cargos de responsabilidad en las áreas de tesorería y riesgos. Y para cubrir esta necesidad nace el programa master en banca y finanzas cuantitativas, complementario a otros másteres de igual importancia, como son el máster de ingeniería financiera y el master en finanzas.

Con esta formación estaremos adentrándonos por la puerta grande en el sector de las finanzas, sobre todo porque recibiremos una enseñanza innovadora gracias a la utilización intensiva de programas computacionales avanzados en Finanzas Cuantitativas, como R y Excel financiero.

Gracias a este master podremos acceder, como estudiantes, a un programa de gran calado y profundidad, completo y específico en ingeniería financiera que marca distancias con otros parecidos, que por otra parte no abundan. Además, se realiza poniendo el foco en las áreas mejor remuneradas a día de hoy por las multinacionales, que son las mencionadas Tesorería y Riesgos.

En qué consiste la tesorería en una empresa

La tesorería en las organizaciones mercantiles es imprescindible para que estas se mantengan estables dentro de su ámbito de negocio y tengan posibilidades de desarrollo, una buena gestión en el apartado de la tesorería significa conducir la dinámica del negocio conforme a su viabilidad económica con la consiguiente reducción del riesgo financiero, evitando imprevistos y sorpresas desagradables.

Los encargados del departamento de tesorería son los responsables de cubrir eficazmente la administración de la liquidez de la organización, empresa o institución y obtener la financiación necesaria. Serán ellos los que evalúen las mejores fuentes de financiación y cuáles serán los mejores proyectos de entrada de dinero para las futuras proyecciones de caja.

Es de gran importancia para los tesoreros ofrecer la relevancia que merece la gestión de los presupuestos relativos a las carencias de financiación con el objetivo de adelantarse a estas posibles faltas de liquidez y conseguir los mejores canales posibles que ofrezcan las condiciones más óptimas.

En definitiva y resumiendo, la tesorería es el área de una empresa donde tienen lugar las gestiones que están relacionadas con las acciones que se van a acometer en las operaciones de flujos monetarios (la caja y otras gestiones bancarias, como los cobros, pago a proveedores, nóminas, cobertura de riesgo…), un proceso que queda registrado dentro de la contabilidad.

Qué son y qué tipos de riesgos existen dentro de la contabilidad empresarial

Es habitual que la empresa esté predispuesta a pasar por incertidumbres y elementos adversos de diferente índole, ya sean jurídicos, económicos, sociales, ecológicos… mientras trata de alcanzar su objetivo, que no es otro que el de conseguir ganancias. La gestión de riesgos en la empresa trata de evitar o minimizar el impacto que debido a diferentes problemas puedan amenazar a la organización. Su trabajo es aportar soluciones eficaces al tiempo que sean rentables.

Se puede definir el riesgo financiero como la probabilidad de que un evento adverso cualquiera o una fluctuación financiera cause efectos negativos en la organización, hace referencia a la incertidumbre que se produce en los posibles retornos de una inversión. Los riesgos de crédito o de insolvencia se refieren a la incertidumbre que provocan las operaciones financieras que se derivan de la volatilidad de los mercados, tanto en los financieros como en los crediticios.

Los diferentes tipos de riesgo existentes a los que se enfrenta una empresa son; el riesgo de crédito, que hace referencia al hecho de que se produzcan impagos por parte de los clientes que pueden derivarse en gastos, como la pérdida de intereses, la disminución del flujo de caja, los gastos derivados por los procesos de recobros…

Otro tipo de riesgo es el denominado de liquidez, obviamente referido a los casos en los que una de las partes de los firmantes de un contrato no consiga la liquidez necesaria para cumplir con sus obligaciones. Se puede, para hacer frente a esta situación, recurrir a otro tipo de activos, como pueden ser locales, vehículos o viviendas que al venderlos podrían pagar la deuda. Para esto se contabilizan otros dos tipos de riesgos, el de liquidez de activos y el de pasivos.

Por otro lado, también hay que hacer mención al riesgo de mercado, que se refiere a la posibilidad de perder el valor de una cantera y que puede producirse por un cambio negativo en el valor de los factores de riesgo del mercado, como se dan en los tipos de interés, tipos de cambio o riesgo de la divisa y el riesgo de mercado como tal, refiriéndose al cambio directo en el valor de los instrumentos financieros (bonos, acciones…).

Por último, el riesgo operacional que trata de las posibles pérdidas que pueda originar la propia empresa debido a procesos internos fallidos, ya sean por los programas informáticos y tecnológicos o por errores humanos.