Sociedad

Cómo ser un ganador en pádel

febrero 1, 2019
Israel Guerra

author:

Cómo ser un ganador en pádel

El pádel es un deporte que demanda una excelente condición física, pensamiento estratégico, dinamismo, disciplina y psicología positiva. Para ascender en niveles de experiencia y conquistar un desempeño sobresaliente, se hace necesario poner en práctica diferentes medidas.

Ganar en pádel es sinónimo de disminuir la permanencia de los contrincantes en la red, debilitar sus oportunidades de ataque y reducir los fallos. No existen fórmulas mágicas para la victoria, sólo herramientas técnicas, tácticas y cognitivas.

Jugar para no perder

Los secretos del pádel habitan en la calidad del material deportivo:calzado, ropa y pala. Estos evitan lesiones en las articulaciones y maximizan el rendimiento. Es recomendable usar solo productos de alta gama, diseñados por fabricantes como Head Padel. Una buena pala garantiza más puntos, el calzado indicado potencia la movilidad y el vestuario expresa el carácter. Los trucos de pádel que se exponen a continuación, sirven como ayudantes para diseñar la bitácora hacia el éxito.

Entrenamiento y forma física

El entrenamiento constante y planificado marca la diferencia. La intensificación consciente de las rutinas, automatiza las debilidades y errores. Esta es la única forma de corregirlos y convertirlos en fortalezas. ¿Cuál es el objetivo estratégico? Mantener el peloteo por un mayor período de tiempo sin desaciertos.

Practicar con parejas y rivales diferentes, es una maniobra positiva para enfrentar diversos escenarios, modalidades de juego y convertirse en un rival versátil. Observar y analizar mejores jugadas y partidos es vital para el aprendizaje desde otras experiencias. Es obligatorio la realización de ejercicios aeróbicos y enfocados en el tren inferior. La resistencia y el desarrollo de la musculación de las piernas son las variables cruciales para estar a la altura del pádel y sus exigencias.

Calentamiento

Un calentamiento adecuado es el primer paso para ganar la partida. Cada movimiento prepara la mente y el cuerpo, según las expectativas planteadas. Debe estar integrado por los golpes más comunes como las voleas, bandejas, el smash y los de fondo.

Lo más aconsejable es iniciar con una intensidad moderada, para ir incrementado la potencia del golpeo hasta alcanzar la velocidad deseada en el partido. De esta forma, los deportistas iniciarán con mayor fuerza, concentración y eficiencia.

El espacio del calentamiento también sirve como un conocimiento previo del equipo contrario: sus movimientos, fortalezas y debilidades.

Colocación y estrategia

El pádel es un trabajo de equipo. La ubicación en la pista (revés o drive) debe responder a un conocimiento profundo de las aptitudes de cada jugador. Esta es la única manera de lograr el equilibrio. El revés por ejemplo, es el área que se le asigna al participante de ataque. Éste debe ser especialista en movimientos como el remate o la volea. El drive por su parte, es la zona de la pieza estratega o defensiva.

Una pareja ganadora es aquella que se organiza y establece con anticipación un sistema propio. Mantiene una comunicación fluida antes y durante del partido, estudia a sus oponentes, decide cómo se reparten las bolas en medio de la pista, posee la capacidad de rectificar los errores y compensar la vulnerabilidad de su compañero.

Movilidad

Si existe un mandamiento infalible en el pádel, es el siguiente: mantenerse siempre en movimiento. Una actitud dinámica y activa, permite reaccionar con facilidad y eficacia ante cualquier situación. Estar inmóvil dentro de la cancha es algo que siempre debe evitarse siempre.

El saque

El saque es el primer golpe que define el panorama para alcanzar o no el punto. Su propósito es poner en juego la pelota, en función de una ubicación ideal para preparar la anotación. Está demostrado que los saques muy fuertes generan más complicaciones para ganar la red y fallos. ¿Qué acciones ayudan a perfeccionarlo? En la siguiente lista se encuentran tres tips imprescindibles:

  • Realizarlo con tranquilidad, evitando las precipitaciones.
  • Variar las direcciones en cada saque. De esta forma, los rivales no podrán adelantarse a las jugadas.
  • Estudiar los lados más débiles de los opuestos y ejecutar un saque que dificulte la devolución.

Jugar en diagonal

Usar la técnica de ubicarse en el sector contrario al del oponente, tiene como resultado la obtención de más metros a lo ancho de la superficie. Esto facilita una respuesta contundente a las bolas, especialmente para llevar a cabo excelentes globos en diagonal.

Ganar la red

Esta es una posición ventajosa que permite ejecutar movimientos de ataque y golpear la bola más alta. Desde la red se está más cerca del cuadrante del rival, esto permite dirigir la bola hacia él con mayor facilidad. La mejor defensa es mantener una eficiente estrategia de ataque. Al bloquear las bolas rápidas y cubrir los huecos, se podrá obtener un juego más profundo y eficaz. Existen varias formas de ganar la red:

  • Realizar un “pasing” y buscar huecos para subir a ella.
  • Ejecutar un “globo”.
  • Emprender un “globo” alto y bloquear la “volea”.

Comentarios