Sociedad

Las mejores ideas para regalar a profesores

29/04/2019

Las mejores ideas para regalar a profesores

Al terminar el ciclo escolar o algún curso que hayas realizado seguramente vas a querer dejarle un detalle a tu profesor para agradecerle todo el esfuerzo que ha hecho al enseñarte. Sin embargo, en ocasiones, es difícil que te decidas entre una buena cantidad de opciones, convirtiéndolo en un problema.

Los profesores son personas que dedican su vida a inculcar conocimiento a otra persona, sea en el grado que sea, por lo que merecen que se les muestre alguna atención de vez en cuando para demostrarles lo importante que es su trabajo. En este sentido, puedes encontrar en el mercado algunas alternativas muy adecuadas para la ocasión. A continuación, te dejaremos algunas ideas para que elijas la que más te guste.

Regalos personalizados para profesores

Tal vez te ha pasado que te pones a buscarle un regalo a tu profesor, sin poder decidirte sobre cuál será el mejor, puesto que buscarás que sea útil y que pueda durarle por mucho tiempo.

Para ello, debes visitar páginas como OleMyTeacher, donde encontrarás una buena cantidad de opciones para regalar a cualquier profesor que quieras. Desde tazas y cuadernos de anotaciones, hasta lapiceros y muchas cosas más.

Ten en cuenta que algunos de los regalos personalizados más recomendados para los profesores son:

  • Tazas. La mayoría de los profesores son amantes de un buen café, por lo que siempre necesitan tener una buena taza. Puedes decantarte por una con un mensaje representativo para ti o algún comentario chistoso. En algunos casos, puedes personalizarla aún más colocando su nombre u otros detalles.
  • Llaveros e imanes. Ésta también es una buena opción, sobre todo si se trata de un profesor de primaria, ya que podrán ser objetos llamativos, con el nombre de sus alumnos o algún icono importante.
  • Cojines. Pasar mucho tiempo parado puede ser un problema para un profesor, por lo que debe contar con una silla confortable y cómoda. Un cojín personalizado puede ayudarlo a sentirse mucho mejor cuando se encuentre sentado y a recordarte cada vez que lo miré.

Regalos sin personalizar

También, para los menos amantes de la personalización, se pueden encontrar regalos muy normales y sin ningún tipo de nombres o añadidos. Una buena idea es que descubras qué es lo que utiliza tu profesor para trabajar o qué es lo que le falta. De esta manera, podrás determinar cuál sería la mejor inversión para el regalo.

Además, debes establecer un presupuesto para el mismo, puesto que así te será más fácil elegir entre una gran cantidad de cosas como:

  • Agendas de trabajo o escolares. Para un profesor siempre es necesario contar con un sitio donde hacer sus anotaciones más importantes, puesto que lo ayudan a recordar eventos, tareas y temas que debe tocar en cada momento de su tiempo de enseñanza. Este sería un regalo útil y que utilizará por un buen tiempo, puesto que por lo menos le durará durante un período escolar.
  • Cuadros con frases motivacionales o poesías. Otra buena idea es que le regales un cuadro con alguna frase motivacional o alguna poesía. De esta manera, podrá colocarla en su salón y recordarte cada vez que la mire. También, podrás brindarle motivación a otros estudiantes, haciendo que el regalo tenga doble valor.
  • Botella para el agua. Muchas veces los docentes ocupan tanto su tiempo en hacer bien su trabajo que olvidan cuidarse como se debe, por lo que muchos no cuentan con una botella de agua reutilizable para tenerla a mano siempre. Éste podría ser un buen detalle y no demasiado costoso. Sólo deberás revisar las opciones y elegir una de buena calidad.

Otros regalos

No todos los regalos deben ser específicamente relacionados con su profesión. Por el contrario, puedes decantarte por regalarle algunas cosas que le sean útiles en su vida personal o que le ayuden en algo puntual.

Una buena opción son las cestas mixtas, las cuales pueden incluir velas aromáticas, chuches de distintos tipos, algún cuaderno de notas, entre otro conjunto de cosas que seguro le encantarán. Este tipo de regalos suelen ser más personales, ideales para profesores que han sido tus amigos durante el curso o con los que tienes mucha confianza.

También, puedes optar por regalarle algún tarro decorativo que puedes rellenar de galletas, caramelos o chocolates. Este tarro tiene la ventaja de poder ser personalizado o adornado de una manera especial para darle un toque más bonito y agregarle valor al regalo. Además, con las chuches podrás aportarle dulzor y hacer que sea un buen regalo.

Sumado a ello, puedes decidirte por obsequiarle una planta dentro de una maceta. Éstas sirven para adornar un sitio y para purificar el aire, por lo que será una buena decisión siempre. No es nada demasiado personal y puede darte un plus si sabes que le gustan las plantas.

En este caso, puedes intentar que la planta sea joven, para que el profesor pueda verla crecer a medida que pase el tiempo. Lo importante es que sepas el tipo de planta que es, para que puedas informarle y que pueda tomar las medidas necesarias para cuidarla.

Igualmente, algo que siempre será adecuado son los perfumes o colonias, puesto que siempre tienen utilidad y hacen falta. Para ello, puedes averiguar cuál es el que utiliza o le gusta, para no aventurarte sin la información oportuna. Sin embargo, de no tenerla, puedes acercarte a una perfumería y revisar algunas opciones.

Ten presente que existen fragancias que nos recuerdan a ciertas personas en nuestra vida, por lo que puedes comprar el perfume que más te haga recordar a esa persona. Así podrás darle un toque de importancia a tu regalo.

Los detalles importan

Al recibir un regalo, es natural que te sientas importante, lo cual demuestra que estos detalles son fundamentales para hacer que los demás se sientan bien consigo mismos. Es por ello, que debes pensar detenidamente en cuál será la mejor manera de demostrar tu gratitud y cariño a esa persona que tanto tiempo te ha dedicado.

Cuanto más personal se haga el regalo más valor tendrá, puesto que indicará que no sólo te importa, sino que te has tomado el tiempo de descubrir lo que le gusta.