Sociedad

El bingo online, una opción preferencial entre los juegos de azar online

20/11/2019
Israel Guerra

author:

El bingo online, una opción preferencial entre los juegos de azar online

El sector del juego online alcanzó una cifra total en cantidades jugadas de 17.349 millones de euros durante el año 2018. Esa cifra supone un aumento de un 30,5% con respecto al año anterior, cuando el total se quedó en 13.298 millones de euros.

Los datos fueron publicados por la Dirección General de Ordenación del Juego en su “Informe anual de mercado de juego online estatal”. A pesar de lo elevado de las cifras, el dato realmente relevante en la industria del juego es el de GGR.

GGR son las siglas en inglés de Gross Gaming Revenue, que en español se traduce como bruto por recaudaciones de juego. Este indicador revela la cantidad bruta de dinero que obtienen los operadores del sector del juego en un periodo determinado. Son los ingresos brutos, no los beneficios.

Los sectores que más impulsan la industria del juego

Durante el año 2018, el GGR total fue de 699 millones de euros, una cifra un 25,48% más alta que el año anterior. Por segmentos de juego, las apuestas superaron el 52% de esa cantidad total, y a esta modalidad le siguieron los juegos de Casino, los de Póquer y el Bingo, con 13,4 millones de euros.

Durante el año 2018 todas las modalidades experimentaron un crecimiento muy destacado con respecto al ejercicio anterior. En el caso del Bingo, esta variación anual se sitúa en el 17,4% manteniendo así la tendencia iniciada en 2016.

El salto del bingo al sector online

Entre todas las modalidades, la más tradicional, que no por ello la más popular es el bingo online. El bingo, además de un juego de azar, tradicionalmente ha sido una manera de pasarlo bien y disfrutar con amigos y conocidos, una forma más de hacer encuentros sociales.

Asociado principalmente a señoras y personas de una edad elevada, los bingueros tienen en el mejor bingo online una nueva versión del juego clásico, una versión online, que permite practicar este juego de azar sin necesidad de compartir un espacio físico.

Esta diferente visión de entender el bingo da lugar a diferencias significativas. Mientras los primeros juegan desde salas físicas, los segundos cuentan con dispositivos que les permiten jugar al bingo online en cualquier momento y socializar con otros jugadores a través de una pantalla.

El bingo online frente al bingo presencial

En este punto, más que definir los diferentes perfiles de binguero, lo que mostramos son algunos apuntes que explican por qué el sector del bingo online capta cada vez a más aficionados.

En primer lugar, lo que más atrae de los juegos online, no solo del bingo, es que pueden ser practicados desde casa, sin necesidad de tener que salir a un salón de juego. A esto se suma el horario comercial, internet siempre funciona, por lo que los aficionados pueden jugar a cualquier hora del día.

Por otra parte, los operadores de juego ofrecen frecuentemente promociones y bonos para atraer clientes, y en muchos casos la posibilidad de realizar partidas completamente gratuitas para familiarizarse con esta actividad.

Este aspecto añadido, que no es tan relevante en el bingo porque es un juego de azar cuya dinámica es sobradamente conocida por un amplio espectro de la población, sí resulta de gran interés para otras modalidades como por ejemplo las apuestas.

La regulación del sector, un paso necesario para el avance del negocio

Desde el sector del juego, a pesar de que las cifras sean positivas año tras año, abogan por regular el sector. Las principales patronales del juego y los sindicatos más representativos del sector exigieron el pasado mes de octubre una armonización legal entre las comunidades autónomas y el Estado en el ámbito de la publicidad del sector del juego en general, tanto online como presencial.

En este sentido, el Observatorio Estatal del Bingo propone medidas que tienen como objetivo aplicar una convergencia impositiva para homogeneizar la fiscalidad del bingo con la de las apuestas, pues el bingo es la modalidad que cuenta con la presión fiscal más alta de la industria.

En España existen 325 empresas dedicadas al segmento del bingo, una modalidad de azar que da empleo directo a más de 9.000 personas y maneja cifras de ventas totales de 1.821 millones de euros.