Sociedad

Sacar partido del exceso: Deslizarse entre las cuchillas de la intoxicación virtual

28/11/2019
Israel Guerra

author:

Sacar partido del exceso: Deslizarse entre las cuchillas de la intoxicación virtual

Internet se ha convertido en el parque de atracciones de la postergación. Sin embargo, en el exorbitante vergel de distracciones de la red todavía late un sinfín de posibilidades para enriquecer el conocimiento. Una biblioteca virtual inacabable de contenido útil para liberar los engranajes del cerebro.  

Apreciación contextual

Cuando se accede a la Red de Redes, el instinto de distracción inherente a la condición humana redirige la atención hacia el entretenimiento. Y está bien. No obstante, muy a menudo se pasa por alto una de las mejores cualidades de Internet: el fácil acceso a una enorme cantidad de información. Al mismo tiempo, ese es uno de sus grandes problemas. Ese inabarcable exceso de información que conduce al abandono.

El término infoxicación, acuñado por el especialista en comunicación Alfons Cornella, define esta situación. Una sobreabundancia de información que provoca en el usuario la incapacidad de digerir información concreta. Dada la vasta cantidad de información, en gran mesura irrelevante, incapaz de ser asimilada y comprendida. Y es teniendo en cuenta este factor que cabe saber dónde y cómo buscar información en Internet.

Contra el azote de la infoxicación existen portales web como Info y Cultura, Wikipedia, y tantos otros, que contribuyen a brindar información de forma veraz y competente. Introduciendo datos relevantes e interesantes, de forma general o especializada. Sin ignorar que uno de los beneficios de Internet es su disponibilidad las 24 horas. Lo que permite tener acceso a información actualizada en cualquier momento del día.

Aprender cosas nuevas todos los días

Gracias a Internet es posible ampliar, fortalecer o completar el conocimiento de forma autodidáctica e intuitiva. También cabe tener en cuenta que la formación virtual sólo es posible si la información es veraz y está bien contrastada. Aunque el libre albedrío del internauta puede hilar múltiples descubrimientos para su beneficio, saltar de un tema a otro también puede conducir a distracciones.

Info y Cultura es un portal web que sirve como lugar de aprendizaje diario, verídico y seguro. Para que cada día un tema distinto salga a la luz para su consulta y disfrute. Su objetivo es el de aportar conocimiento a partir de la investigación y respuesta a las preguntas del usuario. Un modo de aportar datos directos y concisos, zafándose de informaciones irrelevantes.

Los apartados de Info y Cultura se mueven en los ámbitos de la biología, economía, educación, historia, medicina, geografía y geofísica. Con artículos muy variopintos cuyo aporte se nutre de cualquier duda que deba ser respondida. Desde el estadio religioso hasta una lista de las ingenierías mejor pagadas.

La democratización del conocimiento

Cualquier persona puede obtener información beneficiándose del uso de Internet. Y así como su accesibilidad es democrática, también lo es su contribución. Es relativamente fácil crear un portal web donde colgar todo tipo de información. Toda posibilidad es poca. No obstante, la carencia de control de veracidad es un hecho. En el ecosistema virtual todos son expertos de todo. Y es en este punto donde hay que ir con pies de plomo.

Wikipedia, como se define en sí misma, es una enciclopedia libre, políglota y editada de manera colectiva. Es decir, un espacio virtual de consulta informativa multitemático, disponible en múltiples idiomas y cuyo contenido se crea, revisa, modifica y elimina tanto por supervisores como usuarios. En este ámbito, es el portal más amplio y popular de todo Internet.

A pesar de su aportación al mundo, existen muchos detractores que tildan a Wikipedia de imprecisa y poco fiable. Esto es debido a las múltiples diferencias entre democratizar el acceso y hacerlo con la creación de contenido. Sin embargo, es una muy buena opción para empezar a buscar información en la que después se podrá profundizar mediante otros espacios y contenidos físicos o virtuales.

Cómo manejarse ante la infoxicación

Pese al sobreesfuerzo que supone indagar en grandes cantidades de información hasta dar con la verdad, se le puede sacar partido a la infoxicación. El sociólogo Zygmunt Bauman, estudioso de la modernidad y postmodernidad, estableció el interesante concepto de sociedad líquida. Una metáfora de este tiempo en el que todo es voluble, flexible y errático. Hay un todo y un mucho, pero nada se liga a nada.

La maleabilización de la sociedad, preconizada por unos antecedentes de firmeza tachados de opresión, rebota en el individuo. El ser humano busca, encuentra y se desarraiga. No obstante, aquello que antaño podía calificarse como consistente o sólido, ha dado lugar también a la duda, a la variable de cambio. Y es por eso que también puede sacársele provecho al rumbo errático de la acción informativa.

Aprovecharse de la desviación

Es un hecho que Internet se utiliza con más fines de ocio que didácticos. Pero la fácil desatención de un tema puede llevar a encontrar otros que enriquezcan mucho más la noción general del mundo. Si bien Internet difiere de la formación lícita en centros especializados (escuela, universidad, instituto), deambular por sus avenidas puede llevar a nuevos campos de conocimiento antes inadvertidos.

Fácilmente, una página sobre entomología puede redirigir al usuario a una página de astrofísica o historia. Y con esa gigantesca apertura, junto al albedrío virtual, la vida de uno mismo puede cambiar en un solo clic. Ampliando el conocimiento al azar y sin jamás desestimar los portales web de celebridad mundial como Wikipedia, o los sitios contrastados y veraces como Info y Cultura.