Sociedad

Reformas integrales: Guía completa para darle una segunda vida a cualquier vivienda

09/07/2020
Israel Guerra

author:

Reformas integrales: Guía completa para darle una segunda vida a cualquier vivienda

La venta de inmuebles a reformar está en alza ya que se trata de una inversión siempre rentable. Antes de dejarse tentar por un precio conveniente, es necesario conocer todos los aspectos relacionados con una reforma integral y confiar en personal especializado. Aquí ofrecemos una síntesis de los puntos más importantes a tener en cuenta.

No es lo mismo comprar una casa que invertir en una vivienda. Lo segundo, incluye una visión a mediano y largo plazo donde los números se terminen multiplicando a favor del interesado.

Desde hace unos años, la compra de inmuebles a reformar es una tendencia en alza, ya que cada vez más personas son conscientes del retorno financiero que genera esta inversión. En muchos casos, las viviendas reformadas duplican y hasta triplican su valor de compra luego de las obras.

Y aunque se trata de un proceso complejo, vale la pena intentarlo. Hemos consultado a los representantes de ReforHabit, expertos en reformas integrales en Alicante, para conocer todos los aspectos a tener en cuenta para no fracasar en el intento a la hora de encarar una obra de esta magnitud.

Primero está la ley

El primer paso antes de decidirse por una reforma integral, es conocer los requisitos legales que deberemos cumplir.

Dependiendo de las disposiciones urbanísticas impuestas por cada ayuntamiento, habrá que informarse sobre las tasas, permisos, licencias y condiciones que deberá seguir la obra. Todos estos aspectos tienen un costo, que será necesario sumar a los de la reforma en sí para tomar una decisión consiente e informada.

En caso de tratarse de un inmueble antiguo, es posible que esté protegido. Este aspecto puede ser positivo, en tanto que pueden recibirse subvenciones económicas por rehabilitarlo, o negativo, ya que muchas veces las condiciones de restauración son muy específicas y limitadas.

Para instalaciones eléctricas y de gas en pisos viejos, siempre hay ayudas por parte de los ayuntamientos, ya que en definitiva, se volverán más eficientes.

Buen presupuesto, buen comienzo

Una vez sopesados los requisitos legales, habrá que pedir presupuesto a una o más empresas especializadas y debidamente certificadas, para poder contrastar los servicios y precios.

Cuanto más detallado y claro es el presupuesto, menos posibilidades de gastos sorpresa e imprevistos. Estos son los puntos que no deben faltar en el presupuesto de una reforma integral:

  • Desescombro y demoliciones
  • Instalación de tuberías
  • Electricidad
  • Albañilería
  • Montaje de mobiliario
  • Lucido y pintura
  • Ventanas, puertas y carpintería
  • Materiales

La importancia del contrato y las garantías

Una vez elegido el presupuesto que mejor se adecúa a nuestro bolsillo, será necesario firmar un contrato con la empresa prestadora del servicio, donde se estipulen por escrito todas las condiciones, fechas y formas de pago, así como las obligaciones de ambas partes.

También es importante que en dicho contrato se establezcan las garantías por cada uno de los trabajos realizados. Ninguna empresa seria y con trayectoria dudará en brindar una garantía de tiempo razonable para la durabilidad de lo ejecutado.

Tuberías e instalaciones: puntos claves de toda reforma

Cuando una oferta parece demasiado conveniente, habrá que analizar los aspectos que se esconden detrás de las paredes, es decir, las tuberías e instalaciones.

A veces pensamos que con solo pintar y renovar suelo tendremos una vivienda como nueva, pero los costos más significativos se presentan cuando las instalaciones de agua, calefacción, gas o luz han quedado obsoletas.

Según los expertos, este es uno de los primeros puntos que hay que averiguar antes de decidir la compra y reforma de un inmueble, ya que es el que mayor costo traerá aparejado.

Una reforma low cost también es posible

Muchas veces, asegurar las condiciones de habitabilidad de una vivienda requiere una reforma integral, pero no siempre es costosa o inaccesible.

Un profesional con amplia experiencia, sabrá destacar los puntos fuertes del inmueble para minimizar los gastos en trabajo y material. Un ejemplo de ello son las viviendas que optan por el ladrillo caravista en los sitios donde las paredes se encuentran en muy mal estado, dando como resultado un aspecto rústico, original…y económico.

Asimismo, el cambio de grifería, la pintura de armarios empotrados, la renovación de encimeras y el reemplazo de bañera por platos de ducha, son otros ejemplos de aspectos que con poca inversión, le quitan muchos años a una vivienda de segunda mano y la hacen más confortable, eficiente y moderna.

Involucrarse en el proceso

Dejar las obras en manos de profesionales, no quiere decir que debamos desentendernos de las mismas o pretender que todo se ejecute sin nuestra supervisión.

Esa vivienda será nuestro hogar o nuestra inversión, por lo que imprimir nuestros gustos y deseos personales debe ser una prioridad. Antes y durante el trabajo de reforma, será necesario reunirse en la vivienda diariamente para analizar la evolución del trabajo, analizar los inconvenientes que puedan surgir y encauzar el proyecto hacia su pronta y positiva resolución.