Salud

Astrazeneca volvió a la actividad con su nueva vacuna

18/09/2020

Astrazeneca volvió a la actividad con su nueva vacuna

El Covid-19 tiene un gran poder de contagio en todo el mundo, afectando a aproximadamente 28 millones de personas alrededor del planeta, y una de las esperanzas para lograr una vacunación masiva y en el menor corto plazo posible, es el desarrollo que lleva a cabo la empresa Astrazeneca, junto a la universidad de Oxford.

Periodo de prueba para saber si la vacuna funciona

Los trabajos en torno a esta vacuna habían sido suspendidos hace algunos días, por haber generado resultados contraproducentes en uno de los pacientes en los que ésta había sido probada, causando preocupación en la población mundial.

La información que volvió a llevar la tranquilidad en la comunidad científica por la vuelta al desarrollo de la vacuna, fue anunciada en un comunicado elaborado por la Universidad de Oxford, en el cual se explicó la reanudación de las pruebas que habían sufrido una interrupción durante el día 6 de testeos, debido a que uno de los pacientes había sufrido resultados adversos.

Si te interesa el tema del Covid-19 y lo que va a suceder en los próximos meses, a través de periódicos de gran tirada, como El Pais 24, te vas a poder enterar de cómo continúa este período de pruebas de la vacuna que ya fue testeada en Sudáfrica, Brasil, Estados Unidos y el Reino Unido, país de origen del paciente que mostró resultados adversos en las pruebas.

Al respecto de dichos resultados, hay que saber que la mielitis es una inflamación que se produce en la médula espinal y que en principio no demuestra gravedad, pero se conoce que si no se trata a tiempo, puede terminar conllevando inconvenientes neurológicos.

Esto fue lo que ocasionó que se tuviera que parar el proceso de pruebas, precisamente en la denominada Fase 3, con el objetivo de realizar las revisiones pertinentes, en las cuales participaron organizadores nacionales y comisiones de seguridad independientes. Son las mismas comisiones, las que llegaron a la conclusión de que había que detener las pruebas a causa del problema con esta persona.

Después volvieron a permitir seguir con el proceso de pruebas de esta vacuna, algo que trajo un halo de esperanza. Según las autoridades del laboratorio, este retraso no tuvo un impacto en el tiempo que se tardará en desarrollar la vacuna y llegar a una aprobación de las vacunas finalizadas y listas para su distribución por los distintos países del mundo, que empezaría con aquellos que se encuentran más afectados.

Entre los países más afectados y con mayores casos de Covid-19 que existen en el mundo, se encuentra Estados Unidos, que es el que encabeza la lista junto con países como Brasil e India.

Éstos son los países que muestran la mayor cantidad de contagios, y que al mismo tiempo, poseen el mayor índice de fallecidos en el planeta, siendo el país de Norteamérica el más afectado, superando la cantidad de seis millones de contagiados y registrando hasta el momento un alarmante número de 198.000 fallecidos.

Texas y California son los estados que mayor cantidad de casos y muertes poseen en todo el país, solamente durante el fin de semana se ha informado aproximadamente de 35 mil nuevos casos.

Un retraso que ha traído algo de preocupación

Según la información que se puede encontrar en el medio antes citado, si bien el comunicado de la Universidad de Oxford informó que el detenimiento de las pruebas no significaría un aplazamiento de la llegada de la vacuna contra el Covid-19, éste trajo una gran preocupación en la población mundial y un cambio de perspectiva por parte de la Organización Mundial de la Salud.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que el desarrollo de cualquier vacuna suele tener este tipo de retrasos por estos imprevistos, como ha sucedido con la vacuna que desarrollan Astrazeneca y la Universidad de Oxford, por lo que no debe entenderse esto como una mayor preocupación, sino como un proceso científico normal de prueba y error.

Al mismo tiempo, el reconocimiento de este resultado adverso presupone una transparencia en la información acerca de los procedimientos para llegar a una vacuna que sea completamente segura, para de esta manera tratar a todas aquellas personas que tengan o hayan tenido Covid-19, así como para prevenir al resto de la comunidad mundial.